Destacada

El plan de Biden en la ONU


Joe Biden bajo el lente artístico de Orlando Romero Harrington.

La América Latina que conocemos hoy puede girar drásticamente a la derecha mediante golpes de estado simultáneos en todo el continente. Esto se debe fundamentalmente a que la política exterior de Estados Unidos está intentando una nueva estrategia amparada en los valores progresistas que el capitalismo ha fagocitado de la izquierda global.

La política exterior norteamericana es una amalgama de consignas que claman por los derechos humanos, amparadas en la libertad y el progreso como valores conceptuales y simbólicos. Estas consignas se han diversificado y “puesto a tono” con los nuevos tiempos y Joe Biden ha sido cuidadosamente progresista* en la selección de su tren ejecutivo, sus luchas legislativas y su campaña mediática. En todo esto no deja de percibirse un aroma bufonesco, una sensación de teatralidad demócrata que se está implantando en las estrategias de control de la opinión pública gubernamental. Sin embargo a los ojos de los sectores urbanos y profesionales de Estados Unidos, Biden comienza a brindarles una estabilidad, una relativa calma soporífera (recordemos el periodo de gracia que le aseguró Barak Obama a los demócratas, debido a una campaña que cristalizó en su figura las necesidades de las “minorías” estadounidenses) que no encontraban en el discurso matonesco de Trump. Y eso le basta a la oprimida clase trabajadora del imperio.

Con este banderín a cuestas, Biden pretende recuperar espacio e influencia en la ONU. La diplomacia de reuniones y compras de conciencia, abandonando estrados y huyendo de la opinión pública de Estados Unidos pretende salir del foso y usar mascarilla de arco iris. Difícil porque las contradicciones son muy severas en cualquier análisis que se haga sobre la situación de los derechos humanos en lo interno del país, y en lo externo bueno. Ya tú sabes. Sin embargo estas nimiedades no parecen importarle a la nuevas generaciones, voceras del neo-marketing del Partido Obama, con unos Clinton de vacaciones —ojalá eternas— de la actividad política.

Linda Thomas-Greenfield lo avisó en febrero: “el multilateralismo ha vuelto, la diplomacia ha vuelto, y estamos listos para empezar a trabajar en temas como los derechos humanos y cambios en el organismo”. Y como nadie puede oponerse a las luchas por los derechos humanos, (o al menos así nos lo quieren hacer creer los que lo consideran el quinto poder) las cruzadas en la defensa de los derechos humanos poseen un blindaje que en este caso, es mas que una armadura. Es un Caballo de Troya.

Al respecto tomaré un ejemplo muy reciente: A petición de Estados Unidos, Argentina y Brasil están proponiendo una resolución contra la corrupción, especialmente importante estos tiempos de pandemia en la sede de la ONU. Nadie cree que Bolsonaro sea un ejemplo de la lucha anti-corrupción, y menos en el ámbito farmacéutico. Nadie sabe a que juega Alberto Fernández tampoco, y en la propuesta no tarda mucho en asomarse los verdaderos intereses de la potencia imperial: con la consabida consigna de ejecutar una evaluación de lasestrategias y políticas nacionales de lucha contra la corrupción, incluidas las relativas a los agentes no estatales, como el sector privado” se esconde la ambición imperial de influir en las operaciones del sector judicial en Latinoamérica.

El Caballo de Troya es de titanio, y la preocupación por “el carácter transnacional de la corrupción y la consiguiente necesidad de la cooperación internacional y la asistencia técnica para prevenirla y reprimirla» no esconde la necesidad de legitimar en Ginebra la injerencia que necesitan los halcones para seguir torturando a la América con los «lawfare«, que encarcelan a líderes políticos y los condenan al exilio. Amparados en la necesidad real de los países marginados del continente en materia de lucha contra la pandemia —muchas veces en agonía por la mala praxis de sus gobiernos— Biden pide una carta blanca para poder juzgar y procesar a cualquiera, en cualquier lugar. Es como imaginarse a Bolsonaro poniéndote las esposas por robarte una mascarilla.

Lo que le pone la fresa al pastel es la intención explicita de normalizar el saqueo a las naciones víctimas: Con una actitud cívica y comemierda, bien escondida al fondo del texto Biden nos lanza una curva de nudillos, quizás trabajada en las largas travesías recorridas en el tren de Delaware: es que las acciones requeridas tienen como objetivo “recuperar los activos de origen ilícito que puedan derivarse» de estas acciones criminales. Y si estas acciones son orientadas fundamentalmente a regular los procesos de corrupción de los estados, y estos estados latinoamericanos —a excepción de la Cuba revolucionaria— no tienen infraestructura ni capacidad para producir sus vacunas y elementos esenciales para tratar el virus, quiénes son los proveedores y los jueces? Quiénes controlan los insumos?. A dónde van esos «activos ilícitos»?

Alena Douhan relatora especial sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas, y el experto independiente en Derechos Humanos y solidaridad internacional Obiora C. Okafor entregaron un informe poco promocionado por los medios de comunicación al Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En el mismo, se encuentran algunas frases que son contundentes: «las emergencias declaradas por Estados Unidos a menudo duran años, y en algunos casos décadas, al igual que las sanciones que autorizan. En lugar de ser verdaderas emergencias, parecen excusas para imponer sanciones indefinidamente«. No quiero ni imaginarme lo que va a hacer el imperialismo en contra de sus enemigos mortales en el continente, y Cuba y Venezuela serán los objetivos esenciales de esta avanzada que procura la aniquilación de los movimientos políticos de izquierda en la región. Pero en la linea de espera estarán Bolivia, Perú, Chile, y cualquier país que asome signos de desconexión con la matrix. Desde «retenciones» de activos públicos en el exterior y personales de funcionarios públicos «sancionados», hasta robo a cara limpia de recursos (cosa en que los británicos tienen una larga y probada experiencia).

Eso sí, la propuesta tiene punch. Austria, Etiopía, Indonesia, Polonia, Eslovaquia y Reino Unido apoyan la iniciativa, en un hermoso cuadro multitonal con potencial en el marketing digital. Justo lo que necesita la maquina aceitada de las transnacionales de la comunicación. Pero, enfrenta un sólida resistencia a pesar de ser adoptada en Ginebra sin votación por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Guatemala, El Salvador y Honduras no firmaron. Tampoco Rusia, China y Francia, que son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. Y es que la esfera diplomática multilateral no tiene músculo real para incidir sobre las decisiones fundamentales del planeta, no es capaz de detener a las potencias hegemónicas en su labor destructiva y evidentemente es un contexto diseñado por Estados Unidos post-guerra fría, es decir de dominación absoluta. Pero no es un habitat agradable para los norteamericanos. Todo lo contrario. Es un espacio de vulnerabilidad.

Las potencias emergentes han respondido contundentemente y han anunciado una alianza internacional que encabezan Rusia, China y Venezuela. Tres gigantes energéticos que representan una altermundialidad que necesita ser reconocida, existir. Si con Trump asistimos a una mirada introspectiva del stablishment norteamericano, con Biden estamos en el Sambódromo mientras encarcela a nuestros lideres políticos, asesina a los lideres sociales y manifestantes, asfixia económicamente y promueve golpes de estado y magnicidios a la región. Solo que esta vez necesita la bendición de la opinión pública, y lo quiere lograr de manera triunfal en la que siempre fue su casa. La respuesta es la unión de los pueblos y los cambios efectivos de gobierno en las diferentes regiones. Bienvenidos al ring de la ONU.

Les dejo por aquí una entrevista que tuve en Telesur, en donde abordamos el tema>

Destacada

Hola!.


Orlando Romero Harrington, por aquí . Tenemos una historia, y una comunidad. Esta, mi plataforma preferida >

Corazón anatómico

Altas y bajas, sin medias y a veces sin zapatos también en Insta >

Entrevistas, programas, análisis y podcast por acá >

Léeme en>

Visconversa 🇻🇪

elestado.net 🇪🇸

brasildofato 🇧🇷

correodelalba 🇦🇷

Telesur 🌎

Últimas Noticias 🇻🇪

Tercera Información 🇪🇸

Alainet 🌎

Nodal 🇨🇱

Kaos en la Red 🇪🇸

Destacada

Orson Welles fucked en la bok.


Barcelona, 30 de Junio 2021

Sin título / 2020. Orlando Romero Harrington. / Tinta sobre papel.

Cintura de fuego, zebra y talento, acero nalga cemento y hueso

Rimas eternas surcos que queman labios travie

sostén pa abajo deja el relajo pon

Te pa date de so

Gelatina calambrina la tarde en que la vecina de fondo verde y camisa rosada pasó 

El auto la atropelló,

El joven ni se inmutó 

A nadie le importó 

Era una flaca de sonrisa culebrera y aliento reptiliano. Con unas nalgas divinas y el pelo largo, llegaba de una travesía en el monte chileno no sé qué. Toda hippie, se quería venir a Venezuela. El monte se incendió, Pińera nos dice adiós y toca a los jóvenes reconstruir un país de iguales condiciones y justa distribución de ingresos estatales. Me leyó la mano y me dijo que seria millonario, o tal vez. La veo en cada noticia que se desliza entre los filtros de las agencias internacionales, superdotadas a intereses políticos y económicos de las transnacionales. Cada noticia que descubre la realidad del “bienestar” chileno, la “sociedad modelo” del neoliberalismo 2000-2015.

Neon en cuerpo de paco

Labio leporino, noche de tanganazos y no aparece el madrileńo

Los tumba drones no creen en nadie

Del aire paracos

De fuego berracos 

Las protestas tomaron carácter nacional, y el rol de la juventud como frente de vanguardia en la lucha callejera modifica la política estatal. Su prueba de fuego será la legislatura, contra las viejas expresiones del reformismo y la conveniencia. Nada más  temible que los placeres del stablishment.

Destacada

Apuntes sobre la comunicación 2020


comuni-ca-sta (2019) por Orlando Romero Harrington
Lápiz de color y tinta sobre papel

La información ha pasado a dominar el “espectro” conceptual de la narrativa latinoamericana. Un insaciable deseo de saber. Saber YA.  El mensaje inmediato, veraz o no sobre lo que sucede en cualquier parte del mundo, o al menos eso es lo que quieren hacernos creer.Sigue leyendo «Apuntes sobre la comunicación 2020»

Destacada

La Guerra de Todos, 1era Entrega


Productor y conductor: Orlando Romero Harrington Twitter: @orhpositivoatak IG: Orlando_Romero_Harrington Facebook: Orlando Romero Harrington Léeme en http://www.orhpositivo.wordpress.com Escribo también para http://www.visconversa.com

Destacada

Alienados. Crónicas de una Guerra de Cuarta Generación.


por Orlando Romero Harrington

Venezuela contempla en sus monitores una destrucción que sorprende, muchas veces a sus habitantes. Y sorprende casi siempre por la presencia del odio, como un motor psicológico fundamental. En cada escena, que hoy es transmitida en vivo por medios digitales, reflejada en fotografías y comentarios en redes sociales y amplificada a conveniencia por los oligopolios comunicacionales de todo el mundo se proyecta una irracionalidad, un desprendimiento de civilidad y un irrespeto al otro que casi siempre, se le atribuye al contricante, al enemigo.

Estas manifestaciones de odio, como lo son las fotografías de unos jóvenes amarrados a un árbol, desnudos, vejados, golpeados y humillados a la opinión pública por intentar «atravesar» un cerco de basura y objetos incendiándose en la carretera (denominado localmente «guarimba»). Una multitud otra vez, irracional y desprovista de todo gentilicio o civilidad los atacó ferozmente, y se tomó el tiempo de registrar el hecho para difundirlo en internet.

Lo importante, estimado lector o lectora quizás no radique en la aparición de estos actos (que sí, son genio y figura de los actos paramilitares que a diario realizan estas organizaciones terroristas en Colombia, y que son uno de los motivos principales del éxodo de colombianos a Venezuela). Lo importante es la pasividad conque sectores de la sociedad venezolana reciben estas noticias. Lo importante es la participación cómplice de ciudadanos en estos hechos y por último, la aprobación y la estimulación irracional y fuera de todo parámetro humano y cívico de este esquema de micro-terrorismo por esos mismos sectores.

Sigue leyendo «Alienados. Crónicas de una Guerra de Cuarta Generación.»

Destacada

Coherencia.


adicciones-redes-sociales

por Orlando Romero Harrington 

Hay una especie de límite no contado, escondido entre la figura del personaje y la vocación de comunicar. Si partimos de la idea de que la comunicación, en tiempos de guerra es quizás el arma más importante en ese escenario simbólico al que tanto hace referencia Walter Martinez, entonces existe, quiéralo o no una prerrogativa que parte de un principio.Sigue leyendo «Coherencia.»

Destacada

TRES BALAS *3*


por Orlando Romero Harrington (@orhpositivoatak)

Shoot 1/ La marcha que actualmente ejecutan militantes de la oposición hacia Montalbán tiene el propósito de mostrar al mundo, a través de cadenas de medios digitales la «sensatez» y la «civilidad» de la burguesía venezolana. Expresiones como «rompimos el cerco del oeste» y «una protesta pacífica y en silencio» adornarán los tabloides y los portales. Montalbán no es el oeste; es una zona fundamentalmente de clase media venida a menos, pero tienen el cónclave de la Universidad Católica Andrés Bello, nido y fábrica de fascistas púberes. Además, tienen el apoyo de la Conferencia Episcopal Venezolana, la Aristocrática cúpula de la Iglesia venezolana.Sigue leyendo «TRES BALAS *3*»

Destacada

TRES BALAS *2*


por Orlando Romero Harrington (@orhpositivoatak)

SHOOT 1/ Bueno, Condolezza. Nos va. No tengo más nada que agregar a tu conjetura, esa famosa frase que dejaste a la historia antes de huir como bestia herida del Pentágono. «Ya veremos cómo le va con el precio del petróleo bajo» decía una mujer que era co/autora de la masacre en Irak, sentó las bases para el genocidio sistemático en Libia y permitió la socialización del paramilitarismo y su oficialización en política con Uribe y Santos.

SHOOT / El campo de batalla debe ser Colombia. Allá están las bases. Enfrentamos a un sistema capitalista que no va a dudar en recurrir a cualquier estrategia para que Estados Unidos se apodere de esta reserva de crudo ante un posible enfrentamiento mundial entre potencias. La oficialidad del paramilitarismo colombiano, la inserción en sociedad de estos elementos fue coordinada por Uribe y la USAID. Muchos emigraron a estas tierras. La presencia de soldados gringos en la selva de Colombia junto a la implantación de vigilancia y ataque de drones en el tapete.

SHOOT 3 / La última revolución naranja de Trump se activa, con vistas a las elecciones de gobernadores. Han sufrido mucho. Van a pactar. El Imperio ha decidió esperar un año más para medirse al candidato del chavismo en el 2018. Los llamados a la violencia, la estrategia del terror ha fracasado, así como la logística. Se quiere paz y estabilidad. Las bravuconadas de micrófono buscan el voto joven. Se quiere calentar la calle. Busquen cotufas que se viene la Corte Calígula entre ellos para candidato a las regionales.

 

Destacada

TRES BALAS (1)


por Orlando Romero Harrington (@orhpositivoatak)

Tres balas es un recurso que nace de la necesidad de escribir, con un poco más de velocidad y ligereza lo que pasa en Venezuela. Son tres ráfagas, muy cortas pero que pretenden comunicar puntos de vista, inquietudes y análisis personales. Seguramente, usted encontrará hipótesis y posibles escenarios que derivan de estas líneas y son quizás, lo más interesante. Me permito invitarlo(a)  a compartir conmigo esta nueva aventura. Tres Balas. 

SHOOT 1/ Será que los diputados de la derecha criolla que viajaron en combo antes de semana santa «presentían» que el réeeeeeeeeegimen «iba a apretar las tuercas» de la rrrrrrepressioón en estas fechas? Será que distribuir dólares y comprar conciencias, atentando contra tus propios compatriotas y contra el Estado Venezolano los volvió profetas? Será que pasar a la historia como un traidor mercenario contra tu patria no duele tanto si se recuerda desde Palm Beach? O será que se creen invulnerables, protegidos por el sobaco imperial que es Miami?Sigue leyendo «TRES BALAS (1)»

Destacada

La teoría del sálvese quien pueda.


guerra-economica_venezuela

por Orlando Romero Harrington

Es evidente, para cualquier venezolano que camine las calles de cualquier núcleo poblacional que la situación económica de Venezuela es una olla a presión, con severos indicios de explotar en cualquier momento. La tensión en los rostros de los transeúntes, las conversaciones, las miradas y las actitudes corresponden a lo que muchos denominan preámbulo a un estallido social. Sigue leyendo «La teoría del sálvese quien pueda.»

Destacada

El Fascismo acecha Europa. Ahí viene Le Pen.


Marine le pen analisis extrema derecha orlando romero harrington orhpositivo

por Orlando Romero Harrington.

Se repliega Europa y se desmenuza en el intento. El Partido PVV, de extrema derecha podría alcanzar los 39 escaños según auguran las encuestas, más del triple de los que obtuvo en 2012 en las elecciones de Holanda decían las noticias y Geert Wilders perdió las elecciones, afortunadamente. Si esta expresión de odio intolerante llegara al poder, será inevitable un ascenso de Marine Le Pen en Francia.  (escribí esto antes del atentado en Lonres. En este momento, la sitúan en 35%).

Digo inevitable porque la expansión de la ultra derecha tiene en Europa tiene mucho que ver con la inmigración. África le está invadiendo el jardín a los pacíficos vecinos de blanca costura. Los cálculos de la OTAN, al perpetrar un genocidio silenciado por los medios de comunicación no tomaron en cuenta (casi nunca lo hacen. El capitalismo que financia, estimula y reproduce el mercado de la guerra no conoce la humanidad. Son cifras. Datos. Información que soporta casi siempre el desprecio absoluto por la vida. Marx los llamó «economístas marginales».) la vorágine de migración que ocasionaría. La destrucción de Libia, la guerra en Siria, Afganistán, la desolación de Irak. El hambre de petróleo imperial no conoce fronteras y parece, en análisis panorámico sobre sus aliados europeos, amigos.

El Frente Nacional, que lidera Le Pen  apuesta por sacar a Francia de la Unión Europea. Muchos hablan de la destrucción del euro del euro. Triunfa el Brexit y llega Donald Trump a la Casa Blanca. La Unión Europea agoniza y el fantasma de la xenofobia aterroriza las calles. La debilidad de la Unión Europea tiene implicaciones muy serias para el panorama internacional. El Dólar se proyecta como la moneda principal, en el intercambio comercial global introduciendo el bitcoin. Los países europeos, disgregados son más permeables a la monopolización industrial y la absorción de mercados por parte de los oligopolios internacionales. Estados Unidos consolidará un ejército suprapoderoso por la asesoría privada a cada país, en un alarde de consolidar en naciones náufragas un «modelo de seguridad internacional». Las hipótesis son complejas, pero la seriedad de los hechos obliga al menos, a esbozar algunas. Tamos listos por aquí.

Destacada

#SOMOS. Una campaña viral para una Venezuela bajo fuego.


por Orlando Romero Harrington

Twitter:@orhpositivoatak

#somos diseño rolando romero harrington

Corría el desánimo, la incertidumbre, el nerviosismo. La sorpresa, la incredulidad y la tristeza se apoderaban de todo el personal técnico y operativo de Venezolana de Televisión. Habíamos perdido las primeras elecciones de diputados en la Asamblea Nacional. Nadie, ningún vocero de nuestro proceso político apareció en el set. Nadie respondió el teléfono. La derrota tiene mal olor y mal sabor mediático. Sigue leyendo «#SOMOS. Una campaña viral para una Venezuela bajo fuego.»

Destacada

El ataque comunicacional del imperialismo norteamericano en Venezuela 2017 (1)


por Orlando Romero Harrington

Twitter: @orhpositivoatak

Instagram: https://www.instagram.com/orlando_romero_harrington/

Facebook: https://www.facebook.com/orlando.romeroharrington

Sin importar absolutamente nada, hasta la vida humana. Las transnacionales de la comunicación internacional tienen un solo objetivo: agudizar la crisis que sufre Venezuela, fruto de la guerra de cuarta generación que desarrolla actualmente el gobierno norteamericano contra la Revolución Bolivariana. Para lograrlo, manipulan la percepción la realidad del pueblo latinoamericano, plagada de símbolos sociales importantes para cualquier análisis serio del tema.

La manipulación de los medios de comunicación con línea editorial política identificada con la contrarevolución internacional, es decir que responden a un esquema de producción que intencionadamente ficciona, selecciona o registra el tiempo que vivimos ha dado un salto cuántico en los últimos tres años. En estos tres ámbitos, podemos aportar las siguientes ideas.Sigue leyendo «El ataque comunicacional del imperialismo norteamericano en Venezuela 2017 (1)»

Destacada

La política comunicacional hoy.


resistencia copy
Luchamos contra la miseria y el hambre. Luchamos contra el desbastecimiento que acompaña a la hiperinflación, y peleamos contra la rabia, la insatisfacción y el terror de sobrevivir. Nuestra pelea es paso a paso, día a día, hora a hora. Centavo a centavo.
Mientras avanzo, veo cómo el dinero se convierte en Dios. Los ideales y los valores se pierden, hoy se diluyen y suenan a recital de pastor evangélico. La nobleza puede costarte la vida. Los niños andan en retroceso, cuando no se puede probar el amor. Nuestro pueblo está sometido a los designios del misterio del mercado. Los precios son las noticias. El comerciante es el enemigo, en este cataclismo que significa la libertad absoluta del valor de uso en un contexto pre•bélico.

Sigue leyendo «La política comunicacional hoy.»

Destacada

Qué se esconde detrás del abandono de operaciones comerciales de Kimberly Clark en Venezuela?


Destacada

El contrataque de la Revolución Bolivariana


por Orlando Romero Harrington

La guerra no convencional que sufre Venezuela a manos del imperio estadounidense está caracterizada por una experimentación constante en el marco económico. La dualidad del bloqueo financiero exterior y la cartelización del sistema de distribución interno en base a prerogativas conspirativas ha sumido a nuestro país en una debacle económica, una crisis que no puede ser combatida precisamente, con respuestas convencionales.Sigue leyendo «El contrataque de la Revolución Bolivariana»

Destacada

La expropiación que viene


Consecuencia natural de la guerra económica que ocurre en Venezuela, las empresas monopólicas comienzan a sacrificar filiales o entes fagocitados con un mercado más complaciente que el actual. Van a empezar a cerrar empresas con músculo productivo. Van a abandonar el país en medio de una gran comparsa mediática. El capitalismo abandona espacios en Venezuela, cegado por una guerra mal asesorada por «expertos» internacionales; su estrategia publicitaria va a buscar crédito en esto.Sigue leyendo «La expropiación que viene»

Destacada

Saqueando al Clap


Por: Orlando Romero Harrington.

El salto al vacío. La transformación popular de una economía que le era ajena, y hoy le oprime hasta sangrar. La propuesta revolucionaria desde Venezuela, para desmitificar a la madre de todas las ciencias y acelerar su mutación. Tratando de no morir todos en el intento. Sobre todo cuando estamos sentados sobre el depósito más grande del mundo de mierda de Dios.Sigue leyendo «Saqueando al Clap»

Destacada

Que es lo que pasa en Brasil?


por Orlando Romero Harrington.15-marcha-brasil
En Brasil pasa lo mismo que está pasando en todos los países de América Latina que han sido gobernados por fuerzas progresistas, o de izquierda. La redistribución del ingreso por materias primas a los sectores más necesitados no significaron un cambio en los modos de producción, ni alteraron significativamente los monopolios de distribución, importación y exportación y comercialización que en teoría, debían acompañar las políticas de vanguardia en aspectos como posesión de tierra, latifundios, industrialización, etc, etc, etc. Brasil también sufre el advenimiento de una nueva clase, sin definición, sin apego a los standarts académicos del siglo pasado. Una clase que tomó los privilegios de las políticas progresistas y emancipadoras, y que ahora no quiere volver la cabeza sobre los hombros. Una clase reaccionaria, que ha olvidado su origen y que se mantiene en el piso falso de madera que provee químicamente el consumo. Sí, un sector que hoy percibe insuficiente la promesa de igualdad y emancipación a través del esfuerzo colectivo, porque ha sido sodomizado por el capital y se planta de manera firme en defensa de su individualidad. Hoy, Dilma paga la factura de un partido que se diluye en la calle, que ha disminuído la marcha ( y en esto quiero ser enfático: decir que el PT ha perdido la calle es afirmar tácitamente que ud. nunca ha ido a Brasil. La fuerza inconmesurable de la movilización PT es algo fuera de serie; y coincido con aquellos que dicen que se encuentra latente, a la expectativa) en las reivindicaciones y porque no? se ha creído el cuento de liderazgo continental.
Pero, si hay una parcialización de los sectores más desposeídos de Brasil, una masa de pobreza que asombra a la sociología hay que decir que este país alberga una desigualdad única. Una diferencia incluso racial, heredera de colonizadores y migrantes que se han atrincherado en fortalezas económicas (industrias, latifundios, comercializadoras) y que son el ejército del odio contra todo lo que huela a pérdida de ganancias.
 
Lula pactó con la burguesía brasilera, pero la burguesía no pactó con Dilma. Hoy, su cabeza se inscribe dentro del juego de póker que busca borrar el chavismo de América Latina. Porque, seamos claros. Este peo lo inventó Chávez. Podrán hacerlo? Lo dudo. Han revivido a Lula. Agárrense.
Destacada

Quién paga el periodismo detrás de los Panama Papers?


por Orlando Romero Harrington.

panama papers orlando romero harrington orhpositivo quien esta detras de

The International Consortium of Investigative Journalists ha «desclasificado» 11 millones de documentos del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca, especializado en la gestionar sociedades offshore en paraísos fiscales. La denuncia  fue hecha por varios medios internacionales agrupados en el Consorcio con sede en Washington. Hay un lema consabido en los medios periodísticos, y reza «el que pone la plata pone el tema» y lamentablemente, parece ser un axioma en una Venezuela cruzada por diferentes mecanismos de guerra psicológica y por ende, guerra mediática. Examinemos brevemente qué es  The International Consortium of Investigative Journalists y quién le paga.Sigue leyendo «Quién paga el periodismo detrás de los Panama Papers?»

Destacada

Cómo hacer propaganda sucia en Semana Santa. Conozcan al Avivamiento Emmanuel.


por Orlando Romero Harrington / @orhpositivoatak

Ocurrió hoy, en la Calle B de los Ruices en Caracas. En medio de la celebración de la Semana Santa y también en medio de una cola para comprar alimentos regulados, de súbito un camión 350 se estacionó en el medio de la vía. Un locutor gritaba a voz destemplada que «Dios iba a cambiar el futuro de Venezuela. Que íbamos a salir de la crisis muy pronto». Acto seguido, una obra «teatral» en plena vía, en donde con ritmo de rap cristiano una madre sollozaba por las desgracias de un hijo hampón. El hijo, lleno de ira, dispara sobre un joven con camisa roja, que va al infierno y allí, atizado por varios demonios es salvado por la palabra del señor. Punto y aparte, el daño está hecho.

Mucho más allá del plano simbólico (un joven moreno, con cara de culpable y camisa roja arrodillado en el pavimento, maniatado por demonios en pleno sufrimiento y salvado del averno por la palabra divina) es necesario llamar la atención sobre los recursos que utiliza este «portal divino» para llamar la atención de los transeúntes. La violencia, la pistola del malandro en la cara de las personas en cola, la expresión de desprecio de los choferes, la idea de venganza contra el chavismo. Pero quiénes son estos profetas contemporáneos?

El Centro de Avivamiento Emmanuel cuenta con varias sedes en Venezuela. De hecho, y a pesar de lo que dicen sus redes y sistemas de comunicación (televisión por internet en vivo, redes sociales, página web) en una de sus ubicaciones, Guarenas la gente no está muy conforme con ellos que digamos.

Su rápida expansión por el territorio venezolano no contempla una exposición de su financiamiento. Se sabe que funcionan en Caracas, en el edificio de Últimas Noticias en el piso 3. Que estén o no en la vorágine que quiere salir de Nicolás Maduro de cualquier forma, no preocupa tanto como el uso de la religión para fines políticos. Bueno, la realidad es que en Venezuela, los jerarcas de la religión siempre lo hacen. Menos mal que Hugo Chávez mostró un crucifijo aquel 13 de abril, volviendo de la muerte. Porque a veces no hay oración, ni rodillas ni bendiciones que valgan contra la arrechera de observar la manipulación impune a nuestro pueblo. Y sigue la historia.

Destacada

Calle. Un especial para VTV con Deja Vu.


Filmado por este servidor y con la colaboración de la Gerencia de Imagen de VTV, les dejo este corto con Deja Vu, rapero venezolano. Vacilen.

Destacada

Cómo convertir a Ramos Allup en candidato presidencial


Henry-Ramos-Allup

Probablemente, Henry Ramos Allup es el político más representativo de la Cuarta República. Desde el tono de voz y la entonación, referentes inmediatos a la saga adeca de Rómulo Betancourt hasta su discurso elitista y neoliberal, en cada palabra que se escapa de su retórica encontramos una concepción del mundo profundamente burguesa, discriminatoria y elitista. Su habilidad para permanecer en la esfera política se basa en una ambivalencia «dentro» de la esfera democrática cuando las estrategias golpistas fallan, y una figuración en los medios de comunicación cuando el contexto es propicio, resultado de la dinámica social.Sigue leyendo «Cómo convertir a Ramos Allup en candidato presidencial»

Destacada

Carta abierta a Toby Valderrama y a Antonio Aponte.


https://soundcloud.com/elaradoyelmar/horror-a-la-oligarquia-jueves-03-de-septiembre-de-2015-final

Estuve oyendo, en una de estas noches el programa «Horror a la oligarquía» del jueves 03 de septiembre, conducido aparentemente por el Sr. Toby Valderrama y el Sr. Antonio Aponte. Voy a referirme brevemente a una de sus expresiones, frecuentemente repetida por los mismos: «el gobierno de Nicolás Maduro está sentando las bases del fascismo». Con esta oración se pretende que sus usuarios, ésos que le escuchan a través de diversas emisoras y por varias vías en Internet asuman que Maduro establece con la OLP un preludio a una agresión fascista contra Colombia. De hecho, afirman alegremente que se «siembran las bases psicológicas del fascismo en la gente». Después de calificar la actuación del Estado Venezolano como «socialdemócrata», recurren al argumento de que el Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello los desplaza usando el argumento «si no estás conmigo estás contra mí». Sigue leyendo «Carta abierta a Toby Valderrama y a Antonio Aponte.»

Destacada

Crónicas de un Arijuna III. La Blasfemia y el Paraco.


orlando-romero-harrington-cronicas-de-un-arijuna

por Orlando Romero Harrington

La cicatriz que marcaba el rostro del Chato era ancha, en la parte del cachete. Parecía que el colombiano no había dejado de hablar durante el proceso de curación, o simplemente el corte más bestial había empezado allí. Uno imaginaba, al verlo que esa marca podría tener varios fundamentos: uno, el Chato era un ladrón. Dos, una pelea. Y tres, era un paramilitar «desmovilizado», de aquellos que se dejaron seducir por los cantos de sirena del gobierno colombiano y porqué no, los dólares de la USAID. Muchos de estos hombres no conocían otro ambiente que la selva y la bestialidad de su humedad sombría. Y a pesar de los reflectores y los flashes de los medios burgueses, las primeras planas de los «desmovilizados» y los gritos destemplados de los políticos atribuyéndose la «victoria» sobre el flagelo paramilitar, también habían muchos que eran firmes a los propósitos que adornaban las carnicerías, las noches de vela, los pies vueltos mierda: hay que tumbar a un estado comunista que le permite oxígeno a la guerrilla.

Con esa idea todo vale, se dijo el Chato mientras se empinaba otra botella de Cheminaud. La cuarta.

La verdad es que ninguna de las anteriores hipótesis era la causa de la cicatriz. Y probablemente nunca la sabremos, porque el Chato murió esa noche. Lo que sí podemos saber es el porqué, y esa sí que te la tengo. Quebró la Ley. Y eso se paga con sangre derramada y alma al cielo.

A el Chato lo mataron por bocón. Ya iba por la quinta botella, y la boca pastosa, y el perico que no llegaba, y las ganas de reventarle la cara a un hijoeputa, y la mirada embarrada. Y los amigos callados, porque «habían muchos pajúos, muchos sapos, y ahorita no se sabe con nadie». Y el Chato que se sentía como una lavadora en pleno bataqueo, viendo a ese poco de pajúos bailando vallenato en Casa de Petra. A propósito, Casa de Petra era eso: una casa con dos cornetas, dos muebles, cuatro bombillos y piso de cemento. «Este Maduro es un hijoeputa». «Me echo a cinco malditos malparíos de éstos y los pico en pedazos grandes pa¨los caimanes». «Aquí no hay hombres». Frases como disparos, en plena bailanta. Frases eléctricas en una región de miradas duras y fijas. Palabras que no se devuelven al esófago, que rondaban los espacios como magnetismo en las orejas de los hombres guajiros, wayúus que eran en su mayoría, los fiesteros.

Lo peor, es que el Chato no había matado a nadie. Su culo flaco nunca había tocado campos de guerra, ni se había enfrentado a nadie. Jose Alcides Rondón Restrepo, de 32 años era un carterista de poca monta en las calles de Medellín, en donde trabajaba como albañil en una construcción de la Alcaldía y trataba de resolver la quincena robándole carteras a turistas desprevenidos y paisas borrachos. Cayó reclutado en la Brigada Escorpión Rojo por casualidad, quizás por una jugada traviesa del destino que lo colocó en la esquina correcta, en el momento correcto. Ante los fusiles, el Chato gritó su adhesión a Alvaro Uribe, su odio desenfrenado a la guerrilla, su voluntad de pelear contra ellos y morir en el intento. Pero el Chato era cobarde, muy cobarde. Y muy listo, además. Terminó como un «tenedor», un peón del narcotráfico que guardaba droga, armas, explosivos en varios reductos. A la hora de la chiquita, él era el encargado de distribuir las cosas. También fué el primero en aceptar las condiciones del gobierno para desmovilizarse. Como un animal de barrio, urbano y huidizo el Chato pasó de ser una mascota divertida y fiel a un ex-paramilitar con una historia amenazante contada por él mismo. Decenas de víctimas cruzaron sus aguas, embarcadas por sus muertos decapitados, sus victorias de guerra, sus campesinos saqueados y su maldad sin límites que se agigantaba a partir de cada conversación nueva. En eso se convirtió, antes de cruzar la trocha «montonera» y controlar un puesto de mototaxistas en Machiques.

Ella era menuda, india, entre joven y vieja con esa cualidad atemporal de las mujeres hermosas de nuestras tierras. Ella se hacía la sorda ante las lisonjas del colombiano, cada vez más sucias, cada vez más densas a medida que bailaba y daba vueltas en su cercanía. Ella lo confrontó al oír «te voy a mamar el culo hasta que te cagues», gritándole sucio, maldito, hijoeputa con todas sus fuerzas, con toda la ira que le permitían sus cincuenta y cinco kilos, sus piernas flacas y sus brazos canela. Ella intentó una bofetada y el Chato le agarró el brazo y la empujó gritándole loca. Y así, en menos de cinco minutos la muerte aleteó sobre el techo de acerolid, una neblina negra rodeó las almas y los vasos se detuvieron ante las bocas. Nadie pudo decir después lo que pasó, puesto que sería quebrar la Ley. La policía llegó media hora después y presenció tres cuerpos destrozados a puñaladas. Los rostros eran irreconocibles. «Cosas de guajiros» dijo el Sargento López. En una tierra donde todo el mundo es familia, donde hay padrotes con ciento seis hijos, es menester tener cuidado con la bebida y las bajas pasiones. «Estos tienen pinta de colombianos. Qué hacemos con ellos?» dijo el asistente. «Pa^la morgue. Allá verán que hacen. Vámonos de aquí».

Era mediodía, y la mujer del Chato cruzaba la calle del barrio hacia la autopista. Parecía tener prisa. Llevaba un maletín grande, pesado a la vista. Miraba a todos lados, nerviosa. Sin maquillaje y sin tregua, la mujer hacía todo lo posible por llegar lo más rápido posible a la parada de «chineros» (autobuses de la vieja escuela, sin aire y sin amortiguadores); tres kilos de cocaína, un revólver y trescientos cincuenta mil bolívares le serían útiles en Colombia. La Ley era clara. Ella pagaba también con sangre.

La moto cruzó la acera. Ella no la vió al principio. Cuando se percató, era demasiado tarde y el terror la paralizó. El machete cayó directo a la yugular. Nadie miró. Nadie habló. Por unos segundos, todo se detuvo para luego, lentamente volver a su ritmo. Antes de perder la conciencia, ella oyó las palabras del Chato: «poco a poco les vamos a demostrar que Colombia nos quedó pequeña«. El cuerpo, tendido en el asfalto en una ridícula x parecía una marca en la tierra para un aterrizaje de alguien que entendiera, de una vez por todas que siempre hay un tiburón más grande que tú. Y en tierras calientes, se respeta o se muere porque no hay tiburones. Hay manadas, son muchas, múltiples, todas. Y no olvidan.

La sangre hirvió, se hizo asfalto. Y se olvidó.

Destacada

Crónicas de un Arijuna II. El Despertar.


Crónicas de un Arijuna Orlando Romero Harrington orhpositivo

por Orlando Romero Harrington

Existe.

Una noche de esas en las que el cansancio te hace roncar, abrí lo ojos en un zaguán. Estaba en ropa interior. Al fondo, una pared verde con una puerta que accedía a unas paredes sin friso. El chinchorro a la izquierda bailaba sin peso, con una forma humana cobijada.

Ella me dió de beber. «Bebe, me dijo. Bébetelo todo y quédate tranquilo Arijuna». Sigue leyendo «Crónicas de un Arijuna II. El Despertar.»

Destacada

Crónicas de un Arijuna I. El sacrificio.


Crónicas de un Arijuna Orlando Romero Harrington orhpositivo

por Orlando Romero Harrington

Adrián sabía que las oportunidades eran mínimas, y que en un segundo podría abalanzarse sobre él la muerte. No podía fallar. Con pasos suaves, que se resbalaban en el lodo y mierda del corral, Adrían y el toro bailaban una danza de miradas y de sudor. En eso, comenzó a llover. Para Adrían, la inercia del enorme toro negro se debía a el machete que cargaba en la mano, que deslizaba en círculos en su puño y que el agua de lluvia se encargaba de hacer brillar. «Me está midiendo y está cagao«, pensó con un dejo de esperanza y malicia. La piel negra azulada era una máquina de vapor, resoplante, en ebullición. los sonidos de las pezuñas arrancando la raíz del barro, las moscas volando enloquecidas por las orejas y un silencio de cementerio no lo distraerían de esos ojos rojos y negros. El colombiano se llenó de ira, de una ira salvaje por verse enfrentado así, injustamente a la desaparición, al olvido. Centró su atención en el toro, y lo odió con todas sus fuerzas, con todo lo malo que tenía en su interior, con todo el dolor de una infancia sin oportunidad y una familia que lo esperaría por siempre sin saber su destino. De repente, el toro dió un paso atrás. Los cachos amarillos con círculos de savia denotaban la edad «o a cuántos ha matado» pensó Adrían con un escalofrío. Esos mismos cachos amarillos y marrón, como un mármol de queso se movieron milímetros hacia abajo. Después de todo, era un animal. Un maldito animal negro y gigantesco, pero animal al fin. Quizás eran habladeras de paja de campesinos lo que se contaba sobre él y su dueño. Quizás era un mito para mantenerlos por la raya a base de chismes y rumores. Quizás, este era el fin de este pedazo de bosta con cuatro patas y él era el responsable, después de tanto luchar, por llevarse la gloria y porqué no, la Hacienda. Adrían no lo pensó dos veces, y atacó.Sigue leyendo «Crónicas de un Arijuna I. El sacrificio.»

Destacada

Saqueos en Venezuela. La Matriz de Opinión al descubierto.


En Venezuela hubo 56 casos de saqueos por escasez en 2015. mentiras sobre venezuela

Como un castillo de naipes, los análisis de comunicación hechos por este servidor en la columna de los lunes a las 8:00 a.m. por Radio Nacional de Venezuela, en el Programa La Patria Nueva se cumplen a la perfección. A partir de la Guerra Económica encabezada por empresas privadas y redes de distribución contra el pueblo venezolano, se suceden sin sobresaltos los esperados saqueos, magnificados, fabricados y muchas veces potenciados por los medios de comunicación privados.Sigue leyendo «Saqueos en Venezuela. La Matriz de Opinión al descubierto.»

Destacada

Infobae. La metralleta mercenaria de Daniel Hadad contra Venezuela.


daniel hadad mercenario guerra mediatica venezuela

Desde Argentina, se dispara contra los gobiernos progresistas que contrarían la línea de Washington. Pregúntenle a Daniel Hadad, CEO de Infobae. Según Wikipedia, Infobae es un diario digital argentino de actualidad y economía creado en 2002 por el empresario Daniel Hadad. Originalmente, era la edición on line del diario Buenos Aires Económico (BAE) que Hadad había adquirido en ese mismo año. En abril de 2007, la edición impresa volvió a llamarse BAE y fue vendida al empresario Sergio Szpolski.1Hadad mantuvo el portal en Internet. Forman parte del Grupo Infobae, 10musica.com 10tango.com Bajalibros.com Bajámúsica.com y la revistaTendencia. Entre 2002 y 2007 también integraba el grupo, el Canal 9 de Buenos Aires. Hasta abril de 2012, el Grupo también era integrado por Radio 10, C5N, Mega 98.3, Pop Radio 101.5, Vale 97.5, y Radio TKM, fecha en la cual se conoció que Hadad había negociado la venta de esos medios al Grupo Indalo del empresario Cristóbal López por la suma de 40 millones de dólares.2Sigue leyendo «Infobae. La metralleta mercenaria de Daniel Hadad contra Venezuela.»

Destacada

Mi primera producción audiovisual. Conspiranoiko. Rupert Murdoch.


Destacada

“Morir en las manos del Médico”. El extraño caso del Dr. Pulido Mora. Crónica de una lucha contra los medios en la Cuarta República.


Miguel-Henrique-Otero

Por Orlando Romero Harrington

El error más grave que ha cometido el Dr. Adolfredo Pulido Mora, el más importante de su vida fue pensar que la ley se aplica de manera igualitaria para todos. Una equivocación fatal, en una época antigua. Un desliz que le costó veinticinco años de sufrimiento y rencillas, de amargura y descrédito. Porque la Venezuela de antes, en la que los medios de comunicación ponían y quitaban presidentes luchar a contracorriente contra estos poderes era simplemente una quimera. Una estupidez, pues. Hoy, el Dr. Pulido Mora está a punto de encontrar la paz que brinda la honra probada, la reputación intacta; que hay que ver cuán importante es esto para un médico, que tiene la vida de una persona en sus manos. Esta es su historia.Sigue leyendo «“Morir en las manos del Médico”. El extraño caso del Dr. Pulido Mora. Crónica de una lucha contra los medios en la Cuarta República.»

Destacada

Que bochinche es éste de firmas y etiquetas?


“Obama deroga el decreto ya orlando romero harrington orhpositivo

La teoría dice que la repetición es la base de todo éxito comunicacional. No ahondaremos en la perspectiva gobbeliana del término, sino en precisamente su implementación en la comunicación contemporánea. Yo creo que el desorden que existe actualmente en el Sistema de Medios Públicos y su vinculación con las redes sociales se debe a la ignorancia de esta premisa. Hablamos de repetición, de difusión de un mismo mensaje para lograr su máxima expresión. Expresión que se traduce en aceptación, y esta aceptación implica ciertas condiciones que van a variar de acuerdo al aspecto sociológico que aborde el mensaje. Esto es claro, tan claro como el agua para cualquier emisor. Sigue leyendo «Que bochinche es éste de firmas y etiquetas?»

Destacada

El robo de niños. Venezuela contra la Guerra Mediática Imperial, 2015.


orhpositivo5

Emulando la tristemente célebre Operación Peter Pan, Estados Unidos de Norteamérica da inicio a la Fase más terrible de guerra psicológica, aquella guerra que acompaña al bloqueo económico. Usando siempre las mismas estrategias que ya han dado resultado, el imperialismo cuenta hoy con un medio mucho más poderoso, más inmediato y más íntimo. Internet. Los niños de Venezuela como objeto, la burguesía y sus acólitos como objetivo. Un análisis.

Sigue leyendo «El robo de niños. Venezuela contra la Guerra Mediática Imperial, 2015.»

Destacada

Carta abierta a Nicolás Maduro.


Ayer leí de un tirón el libro de entrevistas hechas por José Vicente Rangel a Hugo Chávez. Y entonces, entendí. Entendí desde una perspectiva humana, cercana, la vorágine que envolvió al Comandante desde que decidió hacer lo que su corazón le pedía. Chávez hizo lo que su alma le exigía hacer, dejando todo atrás. Chávez enmendó años de oscuridad sólo con creer que era posible, jugando todo en una carta, sin miedo a la muerte.Sigue leyendo «Carta abierta a Nicolás Maduro.»

Destacada

La hora de la verdad.


obama y la agresión contra venezuela

Las «sanciones» enarboladas por Obama contra Venezuela esconden un solo propósito: derrocar a Nicolás Maduro. Lo interesante es el cómo. Aquí, algunas hipótesis.

En primer lugar, la denominación de «amenaza para la seguridad de Estados Unidos» implica la aceptación legistlativa del Congreso de Estados Unidos en la producción de operaciones de sabotaje, infiltración y generación de caos en nuestro país. Es decir, todas las divisiones de inteligencia que operan en Latinoamérica tienen «carta blanca» para activar a los Comandos de Operación Independiente, o grupúsculos entrenados por el Gobierno Norteamericano en diversos países de Latinoamérica (especialmente Colombia y Perú) para ejecutar operaciones que trastoquen la estabilidad nacional. Es, efectivamente el escenario ideal para financiamiento y abastecimiento de recursos para estos grupos.

Sigue leyendo «La hora de la verdad.»

Destacada

«Pero tenemos Patria».


chavez por orlando romero harrington orhpositivo

 

Hoy es 5 de Marzo, y llora el cielo, lloramos nosotros, llora la tierra el sudor de las batallas que aún están por definir. A ustedes, que presencian día a día la burla inocua de los que se oponen a este proceso. A ustedes, que contemplan a jóvenes sin edad suficiente para firmar un cheque burlarse alegremente de aquella frase pronunciada horas antes de morir; aquella frase que condensaba en sus múltiples significados quizás el mayor logro de Hugo Chávez: la decodificación de un momento político para hacer carne un concepto tan manoseado, tan oxidado por los discursos del neoliberalismo: la patria, ese término etéreo y teórico es al final el hombre. Somos tú y yo, nuestros hijos y nietos. Somos también la tierra, el vocablo, el espacio y las instituciones. Y eso, precisamente ese devenir de experiencias que hacen la cognición resulta en rebeldía, en amor profundo y constante a su figura, a sus palabras, a sus cantos y sus salidas. Porque la Patria es mantener a Chávez vivo, conmigo. Contigo, con todos. Y sí, señores opositores. Pueden burlarse lo que les dé la perra gana de nuestro dolor, pero eso no nos afecta; encontramos los paliativos en verlos arrastrarse por el poder, usando nuestros códigos, nuestros símbolos, nuestra bandera. Nunca, escúchenlo bien. Nunca podrán borrar su recuerdo porque hoy, los manda inserto en nosotros. Los gobierna. Lo demás, fascistas es retórica.

Destacada

Especialistas debaten sobre la Guerra Mediática.


Les dejo aquí un reportaje publicado en el Diario Semanario (Venezuela).

ORLANDO ROMERO HARRINGTON, DIRECTOR DE GESTIÓN COMUNICACIONAL DE LA ELAM

El especialista en guerra digital sostiene que la “guerra mediática” obedece a una técnica de Estados Unidos para fraguar golpes de estado, con mayor eficacia y menor costo económico.

ORLANDO R

Basado en los principios de la guerra psicológica como el punto de partida para comprender lo que se ha denominado “guerra mediática”, el director de Gestión Comunicacional de la Escuela Latinoamericana de Medicina, Elam, Orlando Romero Harrington, desglosa, en detalle, las razones por las que, a su parecer, es incuestionable la presencia de una guerra mediática en contra del Gobierno venezolano.

¿QUÉ ES UNA GUERRA MEDIÁTICA?

Las agresiones mediáticas tienen como objetivo principal desestabilizar a algunos gobiernos opuestos a las líneas del atacante o, simplemente, sustituir a líderes políticos con base en el uso de los medios como herramientas para ideologizar a la nación en cuestión.

La base principal de la guerra mediática es la guerra psicológica, que es una de las tantas maneras de hacer guerra. Recordemos que la doctrina militar del mayor imperio conocido por la humanidad, que es el imperio norteamericano, ha mutado en sucesivas etapas del tiempo.

En esta época contemporánea, la doctrina militar de Estados Unidos ha pasado de ser una doctrina que implicaba el uso de armas de alto calibre, movilización de tropas, instalación en otros países, uso excesivo de la fuerza, a operaciones psicológicas. Aunque la estructura económica norteamericana es el negocio de las armas, estamos hablando de movilizaciones e incursiones bélicas que dejan mal parado al gobierno de turno en ese país. Esto ha generado que la doctrina militar actual de Estados Unidos maneje la operación psicológica como una manera menos riesgosa y más efectiva al momento de producir una operación bélica, básicamente, cuesta muchísimo menos.

¿EXISTE UNA GUERRA MEDIÁTICA ACTUALMENTE EN VENEZUELA?

Si nosotros abordamos el tema de la guerra mediática como un fenómeno al cual hay que estudiar, analizar y responder de manera oportuna y efectiva, nadie puede negar que en este momento en Venezuela existe una guerra mediática, una guerra psicológica desde la aparición de Chávez en el poder, que está utilizando todos los recursos financieros posibles y que responde, además, a una doctrina militar estratégica de Estados Unidos que es oficial, que está en cualquier documento.

¿ESTÁ DE ACUERDO CON EL CONCEPTO QUE AFIRMA QUE SON LOS GRUPOS DE PODER LOS QUE DOMINAN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN?

Sí, claro. Los grupos de poder son colectivos de organizaciones que unifican intereses, no solo económicos, sino políticos y sociales, porque pueden responder de manera más efectiva en la competencia del mercado. Es allí, cuando los intereses de esos grupos, marcan las pautas y directrices que deben jugar en los medios de comunicación, en la difusión o no de determinados hechos.

Imaginemos un oligopolio de comunicaciones, una transnacional comunicacional, por ejemplo, el Grupo Prisa, que es de la familia Polanco de España, que es el gigante europeo en cuanto a comunicaciones, tiene asociaciones con empresas en diferentes parte de Europa, una de esas empresas tiene asociación aquí con el grupo Unión Radio, por ejemplo. ¿Habrá coincidencia con la posición de Unión Radio en los últimos 15 años, con la posición del Grupo Prisa en contra del Gobierno venezolano? Claro que sí. Estos oligopolios, son la expresión más sublime de la unión de muchas empresas comunicacionales. Un solo dueño va adquiriendo de manera progresiva radios, revistas, periódicos, blogs, críticos, opugnadores de oficio, reporteros, les va comprando la conciencia con su poder, con su influencia.

¿ESTOS OLIGOPOLIOS SE DAN TANTO CON EMPRESAS PRIVADAS COMO CON EL GOBIERNO?

Hay una diferencia muy importante. Una de las características de estas transnacionales de la comunicación es que están conectadas a redes financieras. Que los medios de comunicación, los oligopolios, estén conectados con redes financieras, ya es alarmante, porque si controlan la comunicación y controlan la plata, no la tenemos fácil.

Ahora bien, el Gobierno en Venezuela cuenta con el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información, SIBCI, la diferencia entre el SIBCI y los oligopolios es del cielo a la tierra. El SIBCI, tiene muchas debilidades, porque nació en resistencia, dentro del fragor de la batalla mediática y carece de la profundidad, del análisis, porque se encuentra en un estado de emergencia. Tiene que decidir día a día entre lo importante o lo necesario, tiene decidir entre mostrar los logros o atacar el problema y mantener una línea con todos los valores. Son dos aproximaciones al mundo totalmente diferentes; primero, porque la perspectiva de los oligopolios comunicacionales tiene un fin inmediato, que es obtener dinero, porque es una estructura capitalista. Nuestro sistema está defendiendo una revolución democrática que busca cambiar al mundo, pero para cambiar al mundo, tiene que mantenerse, resistir.

¿SE PUEDE INFORMAR ACTUALMENTE SIN SER ETIQUETADO POR ALGÚN GRUPO?

Es imposible. La independencia de la información es un intento por establecer una vía de opinión que puede ser rechazada por las dos partes, porque en Venezuela no se está en un momento de relajamiento, se está en un conflicto mediático psicológico pre-bélico. Ahora, el periodista debe ser independiente, el ejercicio es individual. No obstante, si nos aproximamos a la realidad de manera determinada, efectiva y la mostramos como debe ser, usted no va a tener problemas, pero va a ser torpedeado por ambas partes, porque estamos en conflicto y muchas veces la verdad es incómoda para cualquiera de los dos lados.

Sin embargo, el periodismo que dice la verdad, que se enfrenta al poder venga de donde venga, claro que es necesario, tiene que ser la bandera de cualquier periodista, pero también tiene que entender que se encuentra en una nación que está en plena batalla comunicacional y allí entra el compromiso individual.

¿Que se pueda hacer periodismo independiente, de centro? Se ha hecho, y se está haciendo. Quizás no se ha generado un periodismo que permita la credibilidad de ambos bandos, sí, es verdad. ¿No hay una línea editorial que responda a la necesidad del pueblo venezolano de informarse correctamente?, sí, hay problemas en eso.

TRAS LO SUCEDIDO CON LAS AFIRMACIONES DEL DIARIO ABC EN CONTRA DE DIOSDADO CABELLO, ¿CONSIDERA QUE ESTE MEDIO RESPONDE A UNA GUERRA MEDIÁTICA EN CONTRA DE VENEZUELA?

Claro, basta revisar la historia del ABC a nivel periodístico contra Venezuela, para comprender que existe una percepción negativa de Venezuela en ese periódico, pero no es el único. Para 2008, el ABC era el cuarto periódico que más nombraba a Venezuela en España, según un estudio realizado por investigadores del Minci, porque para la época la guerra mediática arreciaba, la encabezaba el Grupo Prisa.

Haciendo un análisis del estudio de la fuente, Se encontró que en el ABC 33.5% de las noticias no tenían fuente, es decir, eran noticias anónimas, el 22.8% tenía una sola fuente, una sola persona afirmaba ciertas informaciones de Venezuela y ninguna de esas fuentes tuvo réplica. Si usted hace un análisis de las informaciones emitidas hasta la fecha, se dará cuenta que el 78.5 por ciento de la información que genera el ABC sobre Venezuela, es negativa.

El Grupo Vocento, en especial el ABC, ha sido caracterizado siempre en España como un monárquico ultraconservador con tintes fascistas, por su apoyo a líderes fascistas en el planeta entero. ¿Cuáles son los intereses políticos? Obviamente, el grupo Vocento se encuentra detrás de las manipulaciones informacionales acerca de la situación financiera del país. Es de nada más y nada menos que de la familia Ibarra española, de corte aristocrático, que tiene intereses en Europa y América Latina.

PABLO ANTILLANO, PROFESOR DE COMUNICACIÓN POLÍTICA

Para este catedrático, la guerra mediática es un concepto metafórico que actualmente es utilizado para generar la idea de combate en una sociedad que vive en una constante confrontación de ideas. Responde a la necesidad de crear relatos con héroes y culpables externos

Pablo Antillano, profesor de Comunicación Política

El profesor y consultor comunicacional Pablo Antillano sostiene que el término “guerra mediática” proviene del mundo militar. A su juicio, si bien es cierto que existen las élites que controlan diversos espacios del mundo de la información y compiten entre sí, el tiempo ha demostrado que tener dicho poder no significa ejercer el control sobre la opinión pública.

¿QUÉ ES UNA GUERRA MEDIÁTICA?

La palabra guerra es una palabra heredada del mundo militar. En el mundo de las comunicaciones, desde hace mucho tiempo se viene utilizando un lenguaje muy militar. Seguramente usted recordará la llamada Guerra de las Colas, que no tenía nada de guerra, pero aludía al combate. Se utiliza un lenguaje muy vinculado a lo militar. Eso no significa que se deba hacer una lectura literal.

Sí, es verdad que hay obviamente una confrontación de ideas, un encuentro, una competencia. Algunos conceptos totalitarios de comunicaciones hablan de hegemonía comunicacional, que es el sueño del control total de los mensajes, de la cultura y de los medios. En las democracias no hay solo dos partes compitiendo, sino que hay muchos productos. En las sociedades polarizadas, como la nuestra, hay una confrontación entre maneras de ver el mundo, entre conceptos y metafóricamente se habla de guerra.

¿EXISTE UNA GUERRA MEDIÁTICA ACTUALMENTE EN VENEZUELA?

Entre los estudiosos de la comunicación moderna y de la publicidad, está en boga la idea del “Story Wars”, que es la confrontación entre relatos. Por ejemplo, eso del héroe que enarbola una espada y representa al mundo de América Latina y viene a salvar a los pueblos de un enemigo poderoso, que es el imperio, es un cuento. Esta confrontación, podría ser concebida como una batalla entre dos narrativas y, en ese sentido, sí, hay un enfrentamiento entre dos grandes relatos que tratan de interpretar la vida de los ciudadanos.

¿ESTÁ DE ACUERDO CON EL CONCEPTO QUE AFIRMA QUE SON LOS GRUPOS DE PODER LOS QUE DOMINAN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN?

Sí, claro. Eso está relacionado con el estudio que se viene haciendo hace mucho tiempo sobre las élites. Estas son de distintos tipos: económicas, militares, intelectuales y políticas. Las élites intentan controlar distintos instrumentos, entre ellos, los medios. En Venezuela, en estos momentos, hay una batalla de élites, la más poderosa está en el Estado. Es una gente muy rica, que se ha apropiado del erario público, que controla, sin arriesgar su propio dinero, muchos medios de comunicación.

Obviamente, siempre han existido élites que controlan los medios, los aparatos y probablemente los mensajes que usan esos aparatos como plataforma, pero eso no significa que manejen la opinión pública. La prueba está en que en muchos países los medios no han logrado persuadir a la población que vota.

Anteriormente, en lo que ellos (el Gobierno) llaman la cuarta República, había élites: los Cisneros, los Granier, los Phelps, etc. Sin embargo, controlar los medios no significa controlar la opinión y la cultura.

¿ESTOS OLIGOPOLIOS SE DAN TANTO CON EMPRESAS PRIVADAS COMO CON GOBIERNOS?

Sí. Venezuela es como un laboratorio, como un escenario para los estudiosos de los medios de comunicación. Aquí los medios más grandes fueron comprados por el Estado, por la gente afecta al Estado. Obviamente, estamos en camino a ser una hegemonía monopartidista, una democracia no pluralista. Entonces, hemos visto que hay una élite muy rica. Nunca ha habido una élite tan rica en Venezuela como la que hay ahorita, que están controlando medios y a todos los organismos del Estado. Sí, hay que hablar de esta élite que está en el Estado, de esta élite gubernamental.

¿SE PUEDE INFORMAR ACTUALMENTE SIN SER ETIQUETADO POR ALGÚN GRUPO?

No creo. La sociedad está muy polarizada, pero eso no es un tema de los periodistas, ese es un tema de la familia. Usted llega a casa de los parientes y dice cualquier cosa e inmediatamente es etiquetado, porque la sociedad ha sido polarizada, había interés en polarizarla, en crear unos buenos y unos malos, en despluralizarla. No se preocupe tanto usted con eso de que a los periodistas los etiqueten, ese no es el problema más grave. El problema más grave es que los familiares, las personas en la calle, somos etiquetados.

TRAS LO SUCEDIDO CON LAS AFIRMACIONES DEL DIARIO ABC EN CONTRA DE DIOSDADO CABELLO, ¿CONSIDERA QUE ESTE MEDIO RESPONDE A UNA GUERRA MEDIÁTICA EN CONTRA DE VENEZUELA?

Es muy difícil separar las informaciones de estos periódicos de lo que hemos venido conversando sobre polarización. Hay unos periódicos en Europa que, por el contrario, dicen que este es un mundo sumamente transparente y pulcro.

No me extrañaría que el ABC esté alineado con uno de los sistemas de la polarización. Aquí habría que esperar si eso es verdad o es mentira. Los que niegan, también están en campaña.
Si un periódico internacional hace una acusación como esa, lo correcto sería que los organismos que tienen que investigarlo, lo hagan. Si es una mentira de un periódico, tiene que haber un organismo no mediático que investigue y despeje la duda. No puede ser que todo se reduzca a una batalla de periódicos, de medios.

“MÁS VIEJO QUE EL AGUA TIBIA”

Pablo Antillano, quien además de profesor es consultor comunicacional, expresa que la costumbre de conseguir culpables para justificar los fracasos no es un hecho propio del caso venezolano.

Esto es más viejo que el agua tibia. Usted verá que ahorita Putin en Rusia está culpando a los norteamericanos de su gran fracaso, este país que pudo haber sido una gran potencia, entonces culpa a Occidente de su tragedia, puntualizó.

Destacada

Una entrevista que me hiciera la COPE. Y les salió muy mal…


Voy a dejar aquí un artículo que analiza la entrevista que me hiciera la Radio de la Conferencia Episcopal Española. Casualmente, el articulista es kompa en twitter, pero no sabía que era yo. Creo que es la mejor crítica que me hayan hecho jamás.. 

El artículo en cuestión:

Qué gol te han colado, Cristina López Schlichting …

Esta mañana, Cristina López Schlichting (de la cadena radial de los curas, COPE) se puso en contacto telefónico con un tal Orlando Romero al que definió como «bloguero venezolano». La cosa iba de darle caña a Monedero por aquello de las retribuciones recibidas como asesor del Gobierno bolivariano, es decir, pretendía saber qué pensaban allí sobre ello.

Lo primero que hizo Cristina fue preguntar cómo estaba la situación en Caracas, a lo que Orlando respondió que complicada, pero que el golpe fascista estaba controlado. Eso de fascista no debió gustarle mucho a la entrevistadora pues intentó esquivar el disparo insistiendo en preguntar sobre las pasadas actividades de Monedero en el «régimen» (sic) de Venezuela.
Destacada

La Guerra Mediática en Venezuela. Las Redes Sociales 2.


Hace unas noches, conversaba con mi amigo Antonio Curcu acerca de la «superficialidad» conque algunos investigadores abordan las consecuencias del uso de la internet en los jóvenes. Es decir, la rapidez, la frecuencia, la cantidad de información a nuestro alcance nos hace un poco neofílicos (adictos a la novedad), y nos estimula un apetito incansable por saber. 

Sigue leyendo «La Guerra Mediática en Venezuela. Las Redes Sociales 2.»

Destacada

Venezuela. Apuntes desde la clandestinidad.


La estrategia de demonizar comunicacionalmente el Gobierno Revolucionario de Venezuela presenta sus beneficios anuales: ser el sustento para un bloqueo económico, una avanzada de sabotaje interno en inseguridad urbana y una inminente invasión militar basada en la vulneración de los derechos humanos de dos personajes fatídicos en la política venezolana.

por Orlando Romero Harrington. 25 Febrero 2015. Venezuela.

En un mundo sodomizado por multi-nacionales con multi-negocios y multi-intereses en cada pedazo del planeta. Un mundo dominado por una moral burguesa, clasista y oxidada que pretende devolver a los pueblos a un sistema medieval, Venezuela está «contra las cuerdas» comunicacionalmente, como ya es rutina para la Doctrina de la Guerra de IV Generación. Ucrania, Libia, Siria, Irak, naciones que han sufrido en piel el lobby noticioso, las matrices de opinión que dictan el día en los medios y que seducen a los desinformados, a los escépticos. Hoy el lobby está listo. No queda más que girar el vértice y la brújula, y comenzar a inventar.

El «aroma» de una campaña en medios que responda a una guerra psicológica tan prolongada como la del caso venezolano. Difícil. El dardo certero debe apuntar a la emancipación final, al logro de los objetivos, a la noción de «recompensa» simbólica que tiene dos vertientes: la primera, con la cara de frente al país, funcionario por funcionario: no nos rendimos. No nos callamos. No vamos a desaparecer. Una postura firme, sólida. Una cara que simbólicamente expresa compromiso, seriedad. Pero también dice (o debe decir) reconocer errores, que son muchos. Reconocerlos, como denominación simbólica de «atacarlos». Por eso, y de nuevo la articulación de un Sistema de información (SIBCI) con emisoras, periódicos, blogs, colaboradores, UBCH, movimientos sociales, etc. debe ser fundamental; sólo esta unión puede acompañar la campaña con una paralela en medios digitales, que «le haga piso» al Sistema. Hay que hacerlo, porque de lo contrario el derrotismo que ha incrustado la guerra psicológica de la derecha y hay que afrontarlo, nuestros errores en los aspectos formativos, políticos, educativos sobre todas las cosas. Hay que dejar de simbolizar la culpabilidad para cosificarla, crear un ente fácilmente reconocible y por ende, despreciable. Señalar los efectos, las consecuencias, la historia del delito para ficcionarla si es posible; el castigo, la justicia, el grito de una sociedad que no termina de entender el grado de inseguridad que es exógeno a la psiquis del venezolano. La incomprensión del delito recurrente en las calles es un estado de inercia, de fácil sugestión por nuestros enemigos. No dejemos en la inercia la percepción del pueblo; no cometamos ese error tan recurrentemente.

La segunda, llegar a ellos. Entrar en sus casas, en sus hogares, en su opinión. Llevarles el horror de lo que han hecho a su cocina. Bien lo sabía el Comandante Chávez, con su política de integración regional. Es hora de la alerta, de la remodelación de parrillas en canales, de contextualización de la transmisión (incremento de transmisión en vivo), de las entrevistas y debates, de las preguntas incómodas y los sucesos que trasciendan la frontera. Hora de los voceros internacionales, irreverentes, valientes en reuniones y asambleas. Hora de la manifestación popular desde la rabia del amor y el luto. Es el tiempo de mediatizar la guerra, porque el enemigo hace rato que utiliza los medios para crear un expediente otra vez, para los perros de la guerra, los amos del mundo, los policías globales de la deshonra. Por tanto, con una Venezuela que es tópico en toda las noticias globales, con un ataque desmedido y criminal basado en las especulaciones y las mentiras de orden político,  no hay espacio para vanidad ni repostería. Hay urgencia de saberes, de discusión, de interpelaciones porque estamos en pleno apogeo de la desinformación. Hoy Venezuela necesita medios en vivo, a toda hora. Faros en la niebla, información veraz para el mundo desde un estudio, una casa, una plaza. Necesita traducción, multiplicidad de lenguajes y formatos. No hay tiempo para superproducciones, para largos y presupuestos. Lo que hay es guerrilla, múltiple, pirata, sonora, bullera, ácida, sarcástica, valiente, luchadora: CHAVISTA.

Se podrá argumentar que insertar el pánico en la población es contraproducente; que nuestro camino es la paz, que estamos blindados y no, mil veces no. La dinámica de esta confrontación aún está en estudio, en análisis y cuando digo que hay dinero y profesionalidad en los campos del enemigo no miento. No podemos ser reducidos a la clandestinidad, a la barbarie de una oscuridad perpetuada por nosotros mismos. La impunidad conque la digitalización reviste sus avances no es tal: hay parámetros internacionales que fácilmente restringen la actividad contrarevolucionaria en internet, publiquémoslo. Hagamos sentir al espectador la indignación, en cada rostro, cada ancla y cada entrevistado de confrontar día a día una andanada de estupideces malsanas. Pero también hagamos cumplir la ley. No debe haber fallas en la sincronía de las actividades, de la estrategia. No podemos darnos el lujo de abordar un hecho comunicacional (noticia) inocentemente.

De nosotros depende.

Destacada

La guerra comunicacional en Venezuela./ Las Redes Sociales (1)


La vigilancia por Internet desenmascarada por Stephen Baker, en "Los Numerati"

Para comenzar, deberíamos aproximarnos a la naturaleza del fenómeno, los lenguajes estructurales que definen a las redes sociales. En primer lugar, el carácter de las redes sociales es público. Su uso, está condicionado siempre por la noción de pérdida de intimidad y por tanto, su motor de atracción al público será siempre la intimidad.  Por primera vez, el espectador contemporáneo encuentra un canal de comunicación propio, multimediático y con alcance global. La idea de «libertad» entonces se acopla al uso de la tecnología construyendo una nueva manera de pensar la comunicación para los anónimos, los invisibles; y esto es también canal para la circulación de las diferentes expresiones del espectador. Expresiones que son deseos, opiniones, sueños, críticas, relaciones, actividades diarias. Las redes se convierten en diario personal del espectador, potenciado a medio de difusión masivo. En esta dialéctica de lo propio y lo ajeno, la «libertad» de expresión quiebra los ordinarios alcances habituales de la individualidad porque anda por la calle con un megáfono que puede resonar, según los criterios estéticos, comerciales, políticos, académicos, publicitarios con que se califique al otro lado del mundo.

Sigue leyendo «La guerra comunicacional en Venezuela./ Las Redes Sociales (1)»

Destacada

Carta abierta a Vladdo.


respuesta de orlando romero harrington a vladdo

«Cierre el buche toche; que foul atajao es ponche. Que a mí no me llamen que no atiendo de noche». Apache & LilSupa. 2015.

respuesta de orlando romero harrington a vladdo respuesta de orlando romero harrington a vladdo respuesta de orlando romero harrington a vladdo respuesta de orlando romero harrington a vladdo

Es que no lo veo. Trato, con fervor de encontrar la supuesta «rebeldía» que lo caracteriza (según sus críticos) y se me hace distante, Vladdo. Además de intercalar una «w» en los twetts como marca de distinción de sus insípidas derivaciones, otra vez comillas «filosóficas» no encuentro nada rebelde en su carrera. Digamos que lo más significativo para usted, según sus textos es haber tocado a Álvaro Uribe en sus dibujos. Una tocada que tiene de erótico el símil «con el pétalo de una rosa». Y es que usted re-presenta quizás esos manglares políticos que son resabio de la contracultura, ese fenómeno de carácter localista y eminentemente norteamericano aliñado con selva colombiana. Para esta generación de políticos frustados devenidos en activistas, las causas globales se convierten en locales y llegan a través de los medios (algunas veces) y los intereses mercantiles (la mayoría). Entonces Vladdo, acusar a Uribe de «corrupto», satirizar la sociedad colombiana colocándolo como referente simbólico de la impunidad no lo hace rebelde, ni osado; lo hace timorato, insignificante. A pesar de que Santos, a través de la Embajada Colombiana le está pagando una expo individual (claro, que aquí hay que hacer algunas consideraciones previas: la rebeldía contracultural siente debilidad por las subvenciones, los premios, los halagos y la proyección a toda costa del ego. No es así, Vladdo?) el trabajo habla, es la proyección en elementos visuales de la trayectoria cognitiva del artista. Y su trazo es mediocre; su distancia icónica triste, su claroscuro una quejidumbre.

respuesta de orlando romero harrington a vladdo respuesta de orlando romero harrington a vladdo respuesta de orlando romero harrington a vladdo

Pero con Chávez sí que le ha dado. Tanto, que es esa carta debajo de la manga, esa barajita triste conque ir a mediar influencia en el Foro Internacional de Caricaturistas; sí, Vladdo, lo sabemos. Sabemos que se ha reunido con Cartooning por Peace, y que reciben financiamiento de la ONU. Además, sabemos que están trabajando en la cruzada que tiene la caricaturista criolla Rayma, contra el Estado Venezolano porque según su organización, Vladdo: «aquí no se puede dibujar a Chávez». Le voy a recordar, humildemente unas cuantas imágenes espero representativas del «trabajo» de Rayma interpretando a la Venezuela de Hugo Chávez. En ellas, hay una visión abosultamente ofensiva desde todo punto de vista hacia «el chavismo» como manifestación política de los venezolanos y qué decir del Comandante Chávez.Le recuerdo también, Vladdo que en Venezuela hay más de ocho millones de corazones chavistas. Hombres como usted, mujeres como su madre, su hija, su pareja. Gente de todos los estratos sociales, culturales, económicos. Todas coincidirán en recordar a Hugo Chávez con gran afecto. Todas estas personas, de algún modo u otro han sentido la discriminación política en este país. Todos, me incluyo, hemos estado en diversos contextos y escenarios, y hemos presenciado el rencor de una clase que observa desde el murillo los aconteceres del pobre, segrega nuestra inteligencia, descalifica nuestras ideas, humilla nuestro sentir, asesina a nuestros líderes, sabotea nuestras estructuras, nos mata en las calles. Yo quiero que usted, como artista y mensajero de las causas más sublimes, aderezadas con la gloria de la estética me diga a mí, que los dibujos de Rayma no son una ofensa a nuestro pueblo. A nuestros líderes, a nuestra idiosincracia, a nuestra dignidad ideológica. A nuestra decisión electoral, a nuestro mandato.

respuesta de orlando romero harrington a vladdo respuesta de orlando romero harrington a vladdo respuesta de orlando romero harrington a vladdo respuesta de orlando romero harrington a vladdo respuesta de orlando romero harrington a vladdo respuesta de orlando romero harrington a vladdo respuesta de orlando romero harrington a vladdo respuesta de orlando romero harrington a vladdo respuesta de orlando romero harrington a vladdo

Por tanto, sabemos de qué va la cosa. No hace falta ser un letrado para darnos cuenta del objetivo: englosar a Venezuela entre los países «que censuran a los dibujantes», muy a la onda Charlie Hebdo, no Vladdo? Quizás un titular en inglés, que te encanta? Eso de «Presidente Maduro amenaza la libertad de expresión en Colombia» va de maravilla con las respuestas que ofreciste: a ver, si no recuerdo mal: de inmediato metiste en el caldo a la Revista Semana; de hecho, dices ser autónomo en la publicación de tus esbozos, pero rapidito «buscaste padrino». Le dijiste a Maduro: «Encantado de que lea Semana». Que asco. Que picada de torta tan asquerosa, Vladdo. Te pasaste.

Seguramente, el efecto deseado que tanto esperas, la indignación pública no sucederá y te explico porqué: los colombianos saben que eres un bolsa. Listo. Todos lo saben. Soportan con estoicismo tu humor bañado en orín, dan un vistazo rápido a tu caricatura sin esperanzas, sin interés. Cumplen con la rutina de tu picardía política salada y liberados del tedioso proceso, te condenan a la nada. Algunos atrevidos, contra la corriente como tú te siguen en twitter y disfrutan con tu savoir en la lengua «w» que has creado. Normal. Pero en el exterior, para ser más específicos Venezuela, bien hecho que te regañó Nicolás, y algún que otro ladillado como yo quizás te escriba un par de líneas. Este pueblo colombiano es nuestro, Vladdo. Esta Colombia es nuestra porque lo único que hemos hecho durante quince años es trabajar por su bienestar. Los hemos reconocido, al fin, como habitantes de esta Patria, y de esta Patria Grande. Nuestras políticas los abordan sin distinción, porque así se trata el honor de un hermano. Así nos enseñó Chávez a verlos, a tratarlos. Con respeto. Con dignidad. Con la altura que merece una nación fundada por nuestro líder eterno Bolívar, que lleva nuestros colores, nuestro corazón. Seríamos incapaces, aquí hablando como los artistas de violentar la escudería, la temática simbólica, los anagramas del Escudo Colombiano. Es para nosotros, los Bolivarianos, los Chavistas una afrenta, un golpe de honor hablar de los símbolos patrios; porque aquí en Venezuela ha costado sangre de hombres y mujeres, patriotas, por defender esta y la tierra que usted pisa hoy, Vladdo. Morimos porque usted tenga libertad hoy, y ese Escudo representa todo eso y más.

También nos enteramos de tu proximidad con Andrés Pastrana. Sorprendidos, asistimos a la picada de torta más continental, la sobada de cojones que le has dado a Pastrana en una crítica de su último libro en el Huftington Post. Por supuesto, entiendo que también lo consideras un héroe por haber venido a la fortaleza del mal, y como tú, ganarse un insulto de Nicolás Maduro. Como bufones ante una corte, hacen florituras y vueltas rocambolescas para ser mencionados por el poder; poco importa si son bufas o vítores los que caen sobre su espalda.

Claro, que cuando de nacionalismo se trata los colombianos se destacan, no Vladdo? Que dijo usted cuando la revista belga publicó esta caricatura, que hizo resquebrajar las estructuras diplomáticas, que provocó incluso la salida de la ONU de una trabajadora, por mencionarla en sus redes sociales? La sociedad colombiana martilló la opinión pública con la indignación de ver a sus deportistas esnifando cocaína en el césped del campo, y usted pretende que la sociedad venezolana no lo repudie por mancillar nada más y nada menos que el Escudo Patrio. Ud. sí que es rebelde, Vladdo. Verdaderamente.

respuesta de orlando romero harrington a vladdo

En fin, Vladdo. Sigue. Un consejo para el Presidente Maduro: No nombre a este kilo de baba. Déjelo que chapotee en el fango del amarillismo, que gane algunos dólares con la prensa de Miami y Bogotá. El «tremendismo» de cabalgar la opinión pública para gozar de notoriedad tiene fecha de caducidad próxima. Disfruta los titulares, Vladdo. Saludos a Rayma.

Destacada

Venezuela; Falló el golpe. Y ahora que hacemos?


13

por Orlando Romero Harrington.

Se suele pensar que el «coup d¨etat» clásico es un proceso en donde las fuerzas armadas responden a una previa manipulación con tintes casi siempre relativos a la consecución del poder, organizada por fracciones políticas internas en disputa. En Venezuela hablamos de injerencia extranjera que al final es el único poder que cuenta, el fondo que brinda los dólares y el que suple las condiciones psicosociales como motor de la desestabilización. En concordancia con la Unión Europea, Obama parece despedirse de la presidencia (para no volver, gracias) atizando la intervención en países hostiles a la línea de Washington. De nuevo, se estrellan en Venezuela. Cuáles son los motivos? Cuál es el camino de la derecha venezolana a partir de este fracaso? Que relación tiene con los movimientos internacionales de los enemigos históricos de la Revolución Bolivariana?


La guerra económica tiene sus orígenes en el año 2013. Como dicen algunos católicos empeñados en desconocer la filosofía cristiana que se desliza en la doctrina revolucionaria venezolana, «las calles serán de oro pero no tendrán que comer«. Católicos que espoleados por los discursos domingueros del párroco de turno, no dudan en sonreír ante la desgracia de un pueblo que sufre el desabastecimiento, la inflación y la indolencia continuada, indómita de un capitalismo depredador incrustado hasta en las más mínimas expresiones de economía informal parásita del sistema de alimentación regulada en Venezuela.

La convivencia de dos modelos enfrentados, antónimos y la lucha caníbal entre el mercantilismo, la inhumanidad del dinero fácil y la trampa sigilosa contra la producción y abastecimiento a precios solidarios del pueblo venezolano. La extracción de recursos, productos y talento venezolano para comerciarlos en mercados más miserables y también más ventajosos. La cercanía con un modelo capitalista colombiano que posee una estructura industrial más ventajosa y protegida por seis bases militares norteamericanas, hambriento de gasolina, alimentos, artículos de higiene, materiales de construcción y un largo etc.

Por un lado, se esconde la producción en galpones camuflajeados para tal propósito, para sacarla del país con destino a Colombia. Colombia, el mercado en donde Washington reina con su abanico de productos diversificados y donde no hay con qué comprar.Por otro lado, la ralentización de los procesos productivos en la industria privada e incluso la marginalización de la producción. La respuesta ante tal conducta criminal?: Queremos más dólares. Queremos que se acabe la regulación de precios por parte del Gobierno. Queremos un libre mercado. La culpa es de la Revolución por no invertir. Las fábricas y las industrias socialistas no producen. Lo público no sirve. Los revolucionarios lo han corrompido todo. Tú estás sufriendo por su mala gestión. Al final, la culpa (como siempre) es de Chávez.

En el año 2015, hemos sufrido la intensificación de esta batalla, esta vez con la legitimación simbólica y mediática del «bachaqueo» incluso con ribetes de legalidad para los que la practican. «Yo hago todo legal» contestan cuando les preguntan acerca de la venta de cupos electrónicos y viajeros. «Yo estoy trabajando para vivir» cuando los observan hasta seis veces en una cola de compra en cualquier supermercado. Valores de conducta, de interacción social que tienen su origen siempre, en la percepción de la realidad. Todos son «bachaqueros». El que revende su cupo electrónico, su cupo de viajero no se diferencia en nada en el que revende desodorantes en la plaza, después de agotar la compra en cualquier abasto para maximizar una plusvalía que encubre la desgracia del otro. Nuestras reservas en esa modeda maldita, globo que disfraza la esclavitud universal del planeta ante una élite son aprovechadas para la ganacia personal. «Si no lo hago yo, lo hará otro», dicen cuando te exponen sus crímenes tejidos en lo microcotidiano. Y voltean el rostro, hundidos en el fango de la «apariencia moral» de sus escritorios, de sus talleres, de sus oficinas. Todos los días, bajan un piso más en el ascensor de la historia porque son ellos, ustedes, nosotros los que día a día apuñaleamos a la revolución; y ojalá, con el dolor de mi alma lo digo que esto fuera sólo local, solo propio de estas tierras. La guerra comunicacional es la encargada de moldear, decía nuestra percepción de la realidad y todas las teorías que ridiculizan esta afirmación responden a un interés específico: legitimar el robo de recursos no renovables a nivel mundial. Es simple; no hay medios tonos. Somos presas, aunque lo ridiculizen de los medios perceptivos. Son los que condicionan nuestra acción incluso, «automática». Y qué?, nos dicen los teóricos de la comunicación postmodernista: todos lo sabemos, y lo seguimos haciendo igual, nos dicen los nihilistas. Lo que nadie dice, es cómo vencerla. Lo que nadie aporta es cómo luchar contra oligopolios transnacionales de comunicación, con tentáculos en el mundo financiero, bienes raíces, armas. Perdón, he debido decir Lo que nadie aportaba, desde este academicismo en la ostra que caracterizaba a la izquierda del siglo XX. Y entonces llegó Chávez.

La lucha contra la guerra económica en Venezuela ha arrojado un resultado. Han vencido las fuerzas bolvarianas, porque han hecho lo que han debido hacer desde la alarma: llevar los procedimientos, los decomisos, los testimonios, los alcances, los personajes involucrados a la palestra nacional. Lo han puesto en la calle, y una vez en la calle la reflexión sobre los mecanismos del sabotaje, los culpables, la noción de traición al proceso bolivariano, la indignación, la injustica tiene rostro. Y la percepción, siempre constructiva en los procesos sociológicos toma para sí la problemática; la aprehende, simula, construye escenarios posibles y genera conocimiento probable. Conocimiento «líquido», no formal en el sentido de la «formalidad» de comparar fuentes en el análisis. Inmediato, básico. Sucede que este líquido condiciona, la mayoría de las veces la conducta inmediata. Y hoy, la «condena» a los diversos mecanismos de guerra económica avanza en el pueblo. Nadie puede negar los avances hechos, en diversos ámbitos del imaginario colectivo. Han perdido una batalla simbólica, y ahora perderán la entereza logística y operativa.

Han perdido, de igual manera en el ámbito de la guerra psicológica: y los resultados han confirmado sus peores temores. La demonización de Diosdado Cabello es un truco habitual de los OPSI. Los esfuerzos «educativos» del Pentágono siempre enseñan a sus emisarios la importancia de sabotear, corromper, vigilar, infiltrar y asesinar apuntan a figuras clave de los procesos revolucionarios, pero nunca esperaron los dantescos niveles de aceptación y músculo simbólico del chavismo en el «affaire» Cabello. La historia recién dejaba descansar el cadáver de nuestro compatriota Robert Serra, aesinado de manera vil por sicarios colombianos. Día a día, diputados, políticos jóvenes de la Revolución Bolivariana son amenazados de muerte, sufren atentados en Venezuela. De eso nadie habla. De eso, mejor olvidarse, dicen los medios que dictan la pauta de todos los días a nivel planetario. De todas todas, el plan era golpear a Cabello, y cuestionar el liderazgo de Maduro. Una perfecta bomba mediática, arrojada por el Grupo Vocento y su periódico bandera, el ABC. Las razones, puede leerlas aquí. Resultado? Nulo. No hablamos de unas posibles sanciones, de un posible juicio, de un proceso. Hablamos de un momento, una interrupción de horas que coordinadamente, produzca «líquido».

Han fracasado en la conjunción del feroz ataque mediático en Europa con la nueva Resolución de Parlamento Catalán (que ironía). En julio del 2014 integrantes de Alianza por la Libertad de Venezuela (ALV) y SOS Venezuela en Barcelona, explicaron a los diputados la gravísima situación existente en Venezuela en materia de libertades y derecho ciudadanos. Dos asociaciones de facebook, financiadas dudosamente lograron que el Parlamento Catalán, un contexto que siempre ha contado con la simpatía y apoyo a la causa republicana y autónoma del pueblo Bolivariano nos condena. Dos «organizaciones» que probablemente meriendan en los canapés juveniles de la NED y la USAID han hecho que Convergència i Unió (CiU), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Iniciativa per Catalunya – Els Verds – Esquerra Unida i Alternativa (ICV-EUiA) y el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) instalen en el marco jurídico de nuestro enemigo natural, la podredumbre fascista que gobierna la Unión Europea la posibilidad latente del embargo de nuestros recursos en instituciones financieras europeas. Otra vez, como Gadaffi. Sin embargo, este hecho se pretendía acompañara el «levantamiento» ficticio para que la torta del ABC se acompañara con las imágenes de Mariano Rajoy y Lilian Tintori, las declaraciones injerencistas de cualquier guevón europeo con el fascismo en nivel dos y las lacrimosas condenas de Fran Carrillo en los medios españoles al rrrrégimen venezolano por encarcelar a Leopoldo López.

Han perdido la capacidad logística, con la captura de los «oficiales» de aviación. Las comillas indican el desprecio que me produce un hombre de armas que traicione la voluntad de la mayoría; un militar demócrata, Bolivariano, Chavista desertor es un tiro al aire. Una bala perdida que ha descubierto, que va en bajada. Los detalles importan, sí en la perfilación del plan y son bastantes conocidos. Lo fúnebre es que uno de los objetivos de estos mercenarios, en su intento por bombardear desde aviones era la cadena televisiva Telesur; y digo fúnebre porque es un símil de lo bombardeado en Libia, en Siria, en Irak, en Ucrania. El mismo guión de ocupación y destrucción de las estructuras antiimperialistas, la persecución y desaparición de activistas y políticos, el cerco comunicacional, el toque de queda como manera de vivir. Han perdido, por no interpretar al chavismo, que les es ajeno. Tan ajeno como un golpe de tambor en el recinto. Han sido desolados por el quiebre de algún agente, por una falla de alguien; han expuesto a sus operadores políticos que tendrán que enfrentar la cárcel. Han desplazado a la palestra sus manejos porque tienen historia. Una historia que allana la impunidad de su impunidad parlamentaria. Han subestimado de nuevo al verde patriota de nuestro ejército. Aún llaman, ofreciendo dólares y visa norteamericana a los traidores. Parece que abunda el financiamento, o es que los venezolanos nos sabe a bola su «american way of life» y preferimos patearles aquí, en vivo.

En esto vale la política del «mundo al revés». Desmoralizados, en franca desbandada y esperando a que el tiempo cure sus heridas la derecha venezolana atacará. Atacará con opiniones individuales, a través de un florecimiento insospechado de medios digitales con miras a posicionarse en las elecciones parlamentarias. Esperarán con ansia en las hemorroides que el petróleo siga cayendo. Su alcance ha mermado, por la inversión de dólares en efectivo de las agencias gubernamentales norteamericanas en la creación de nuevos líderes. Pelearán como leones por espacios en los medios, y competirán a pulso en las regiones con los nuevos rostros. La unidad en la oposición venezolana, ha muerto, si es que puede decírsele muerto a un cadáver ambulante. Descansará hasta los últimos momentos de campaña. Nadie quiere que le roce el estiércol ajeno, que ya bastante derrotas tiñen las camisas de marrón.

Las declaraciones de Biden revelan la intención de golpear severamente a Venezuela, decíamos antes de que termine la era Obama. Las actividades en Colombia revelan intenciones ocultas aún. La unión de las fuerzas sudamericanas será vital en la defensa de la Pachamama. Sin egoísmos, los países ALBA deben recurrir a la opción de movilización de ejércitos en caso de golpes de estado en nuestra tierra. Lo demás, déjenselo al pueblo de Bolívar.

Destacada

El lado oscuro del grupo Vocento (ABC)


emiliybarra abc

Los oligopolios comunicaciones, verdadera clase aristocrática de esta historia contemporánea que nos tocó vivir queman los cartuchos contra Venezuela. Nada mejor que España para operar el lobby que maquillará un soñado derrocamiento de la Revolución Bolivariana. Esta vez, debemos los festejos a la prisión que agobia a Leopoldo López, en Ramo Verde. La excusa del burgués tras las rejas, peón desde niño de los intereses imperiales es suficiente para que la Familia Ybarra, a través de su multinacional Grupo Vocento comience la guerra mediática; vertiente exploratoria de la Guerra Psicológica (Guerra de IV Generación) que realiza el gobierno de Estados Unidos en estas tierras.

La visita y la fotografía de Lilian Tintori con Mariano Rajoy anunciaba clara y elegantemente la apuesta: hacer parte fundamental de la política comunicacional española a Venezuela. El lado perverso, irracional, prejuicioso, folklórico, racista y ultraconservador de la ideología liberal que controla efectiva y descaradamente el espectro mediático de España al aire. Todo vale para invisibilizar la angustia interna. Las condiciones de vida en el país europeo son la triste consecuencia de las estrategias económicas del capitalismo; la simple permanencia del sistema actual condenaría a España a vivir de la deuda de por vida. La represión y la censura acaban de ser aprobadas bajo el fatídico apelativo de «ley mordaza». El año pasado, aumentó un 190% el número de hogares con niños que tienen a los adultos en paro: en 2007 había 325.000 familias con hijos y sin un empleo, en 2013 son 943.000. Mientras el derecho a la vivienda está garantizado en el artículo 47 de la Constitución Europea, solo en el primer semestre del 2014 el número total de ejecuciones hipotecarias iniciadas fue de 21.178, lo que supone el 4,2% más que en el mismo periodo del año anterior. El real decreto de los recortes sanitarios de abril de 2012 rompió las tarjetas sanitarias de 873.000 inmigrantes en España, que desde ese día se quedaron sin asistencia universal. En un arrebato de surrealismo, se acaba de aprobar una ley que prohíbe comer de la basura. España está a punto de ebullición, y Venezuela es una bofetada en la cara contra una derecha rancia, monárquica, otanista y neoliberal que va a roer hasta el hueso la imagen de la nación de Bolívar; la razón es que hemos decidido voltear la realidad, y estamos sentados sobre el depósito más grande del planeta en petróleo. Poco importa si el país ibérico se cae a pedazos, se carcome en casos de corrupción política y se ahoga en deudas con el FMI. Nada importa digo porque para el capitalismo comunicacional no hay países ni lealtades, sólo hay bases de operaciones. Sería iluso tratar de englobar el ataque contra la patria en una avanzada española, y definitivamente estúpido entender la avanzada del ABC como el germen del problema. El problema es control de mercados, oportunidades de negocios, inversión segura., ganancias desorbitadas. El problema es que para el Grupo Vocento, hay un «nuevo periodismo». Un mecanismo de persuasión, de descalificación, de poder y de influencia basado en el conocimiento blando, ese que parte de la opinión a primera mano del hecho. Decimos opinión «laxa» a la primera impresión, la matriz que se origina del rumor; el rumor a su vez orquestado por los intereses económicos, sociales y POLÍTICOS del Grupo Vocento como una de las múltiples cabezas de la medusa servil que es hoy ante el imperialismo la diplomacia española.Sigue leyendo «El lado oscuro del grupo Vocento (ABC)»

Destacada

HipHop en Venezuela. Una aproximación.


por Orlando Romero Harrington.

Parto de una hipótesis que sitúa al rap como una manifestación artística; de entrada, esa es la mejor caracterización que puede hacérsele. Es insondable, tiene la extrañeza de generar éxtasis. Desde todas las perspectivas, devela de nuevo lo insondable: esa aparente inmensidad de laberintos que es asomarse a otros estados.

Sin embargo, el rap es materia social desde que fué utilizado a modo de historia. De historia insurgente puesto que hoy es un vehículo para la historia de los pueblos; al respecto me permito acotar que aquel refrán «la patria es el hombre» devela una verdad que no se aprende en los libros: la patria es humana, y somos todos los que compartimos una visión común, heredada o no de los territorios geográficos, políticos, culturales.

Al respecto he escrito en el post Hip Hop Resistencia y Pestilencia. 

Los cantos africanos son los responsables, absolutamente. No es arriesgado apostar a que algo de eso hay en el rap venezolano. La arena, el sol y el mar caribe son el hogar de comunidades cimarroneras, por allá por Barlovento. Fuente inagotable de sonoridades, los ritmos afrolatinos aportan lo suyo al proceso creativo, pero también son señales, faros en las penumbras que despelucan a los analistas de mercado. O más claro: es sencillo hacer un análisis que englobe sonoridad, instrumentación, ritmo, lírica, visual, imagen para entender de qué va la cosa afrocaribeña con esta mierda. Resulta que la salsa, como ritmo vital impregna de forma reiterativa la composición del rap en Venezuela. La salsa, entendida como manifestación artística primero del barrio, a la que se debe originaria pero también como sustento de la rebeldía contra la marginación, la discriminación y el racismo. La salsa como bandera de la negritud sí, pero también como elemento antisistema. Podríamos decir que la insurgencia de los pobres, de los diversos, de los invisibles sin temor a equivocarnos.Sigue leyendo «HipHop en Venezuela. Una aproximación.»

Destacada

Carta abierta a Cecilia García Arocha. Ser tan cara e¨tabla se estudia?


Cecilia-García-Arocha-G

Por Orlando Romero Harrington

twitter: @orhpositivoatak

Era tarde, y oía a Pedro y Cabeza e¨mango en Zurda Kondukta. El plano apuntó un insert de audio, y quiero saber aún si lo que sonaba en televisión es cierto. Cecilia García Arocha, rectora de la Universidad Central de Venezuela, no paraba de decir estupideces acerca de la llegada de alumnos palestinos a la ELAM, la medicina integral comunitaria, nuestro proyecto. Una tras otra. Inverosímil, para cualquier incauto que se asombre del cargo que ocupa la Sra. Arocha pero habitual para los venezolanos. Resulta, que Cecilia aspira.Sigue leyendo «Carta abierta a Cecilia García Arocha. Ser tan cara e¨tabla se estudia?»

Destacada

Un Estado Islámico en Venezuela? El fantasma del colectivo «rebelde».


1

Para nadie es un secreto que el Estado Islámico, operando en Siria e Irak es una creación del Departamento de Defensa de los Estados Unidos y los servicios secretos de inteligencia israelí (Mossad). Para ello, hay suficiente información  en este artículo. Sin embargo, lo que debe llamarnos poderosamente la atención no es el despliegue del fenómeno, sino el fenómeno como estrategia para desestabilizar países no alienados con Washington.

2La creación del Estado Islámico implicó varios aspectos conceptuales, que se cuecen en los hornos de los laboratorios de información. En primer lugar, la radicalidad de estos grupos, que aún «manifestando» una religión común en el espacio geográfico, hacen uso de ella como pretexto para manifestar su oposición a sistemas políticos de gobierno. Esta misma radicalidad está presente contra las supuestas desviaciones religiosas e incluso «occidentalización» de los habitantes de la zona. Se presentan entonces como «radicales», exponentes del verdadero epíteto religioso que enarbolan, símbolos de «pureza» religiosa e ideológica.

En segundo lugar, la invisibilidad, la polivalencia del anonimato como medida de intimidación hacen de estos grupos terroristas un ejemplo perfecto de siembra del caos y la desestabilización. En este caso concreto, se usa la condición social de sus «militantes» como vendaje mediático para la denominación genérica de «pobres». Una estrategia ya conocida desde la Revolución Francesa, en donde se sataniza a las clases populares con el difuminado rótulo de peligro.

En tercer lugar, estas condiciones sociológicas cuentan también con sofisticados sistemas de promoción e identificación con los jóvenes por medio de las redes sociales. Y haciendo uso de ellas, el EI amenaza descaradamente a funcionarios del gobierno sirio e iraquí, a personalidades públicas y cualquier enemigo potencial de sus intereses. La transición entre este fenómeno y la Venezuela de hoy es predecible. Con los sucesos policiales y criminales que envuelven a un sector de los colectivos caraqueños, expresión del pueblo organizado se ha presentado un enorme ruido mediático controlado por los medios de comunicación nacional e internacionalmente alineados con una salida violenta del poder. Usando cuentas en la red social twitter que han sido «engordadas» con nombres de usuarios (personajes públicos) y posteriormente «limpiadas» manteniendo la cantidad de seguidores, Venezuela asiste hoy a una especie de diáspora de amenazas, acusaciones, incitaciones al odio, calumnias y medias verdades que configuran claramente un camino y una intención: crear las condiciones a partir del manejo de la opinión pública para legitimar ataques terroristas en nombre de «colectivos enfrentados con dirigentes de la revolución».

orlando romero harrington habla de los colectivos y el estado islamico en venezuelaCuentas falsas, ataques dirigidos. Paralelamente, se crea de manera solapada estructuras políticas de secesión, de infiltración en partidos políticos para desmarcar a militantes. Todo combinado en una estrategia mediática de confrontación, de «reclamos urgentes» por corrupción. Con esto, la dirección es clara: meter a todos los colectivos en un mismo saco, en sintonía con la infame denominación de «colectivos armados», «malandros», «asesinos» que ha endilgado la derecha a estas formas de comunión popular y a su vez exportar a nivel nacional e internacional la noción de que está «alzados» contra el gobierno. Por ahora, este sector de la guerra psicológica que sufre Venezuela dispara sus baterías contra el diputado Diosdado Cabello, el cual mencionó curiosamente en su programa de tv. que iba a proponer una investigación sobre la presencia de ONGS con capital norteamericano y vinculadas con la conspiración en nuestro país. Curioso, porque si hay algo cierto es que esas mismas organizaciones son las que financian este tipo de operaciones.

Pero hay algo más. Y es que detrás de estos intentos de dividir al movimiento bolivariano se encuentra el interés primordial del imperio estadounidense: eliminar de una vez por todas cualquier intento de resistencia popular. El fantasma de una pelea de perros en las calles de Venezuela no deja dormir a los halcones. Mientras tanto, se equivocan de plano, incluso en la misma definición de términos. A la hora de pelear, Venezuela es colectivo. Todos y cada uno. Escríbanlo.

Destacada

Entrevista a Orlando Romero Harrington: «La comunicación hoy es bélica»


orlando-romero-harrington

Entrevista realizada por personal de Pueblo en Revolución
«La comunicación no es terreno privilegiado del academicismo ni resultado de las estadísticas de internet» nos dice este analista de medios venezolano, director creativo y artista audiovisual desde Venezuela.
  «La comunicación no es terreno privilegiado del academicismo ni resultado de las estadísticas de internet. Por años, los conceptualistas, los planificadores se han devanado los sesos buscando la fórmula perfecta para manejar la representación el el mundo audiovisual de entes, instituciones, empresas y personajes públicos. La llegada de Internet destruyó toda teoría puesto que acabó, sepultó a cursilerías como el Homo Videns y ratificó al viejo Mc Luhan. El medio es el mensaje». En pleno fragor de una Revolución, Orlando Romero Harrington, bloguero, artista audiovisual, director creativo y de arte, diseñador, cineasta, escritor y conductor de una columna en Radio Nacional de Venezuela se permite problematizarse los fundamentos de la comunicación, en una sociedad con características muy propias y dinámicas. «Si la comunicación es información, promoción e identificación entonces hemos saltado todas las barreras entre los lenguajes de expresión. Poco importa si se promociona por stencil en las paredes dela calle, por códigos que se ejecutan en el teléfono, por chismes, serenatas, fiestas, prensa, televisión, música. El comunicador contemporáneo sabe que debe manejar una política definida, pero muy bien definida en cuanto a las magnitudes perceptivas de su re-presentación y además, debe manejar con soltura la producción audio-visual y sus géneros. El problema es aue nadie maneja lo que no sabe, y ese mismo «no sabe» no es más que las trabas y frenos que ejecuta el director frente a las nuevas tendencias, las nuevas ideas, las nuevas maneras y modos de lo comunicacional. Hablamos en términos bélicos incluso, para referirnos a la mordacidad, la violencia simbólica y la agresividad a partir de la repetición en nuestros medios. Cómo luchar contra eso partiendo de lo desconocido?».
Cartel del curso unidades de comunicación dictado por Orlando romero Harrington
El 22 de Noviembre de 2014 se inicia el Ciclo de Talleres sobre formación, políticas, creación y alcance de las Unidades de comunicación, Proyecto realizado por el Artista Audiovisual Orlando Romero Harrington. Con amplia experiencia en el campo de la Publicidad, Romero cuenta en su haber con varios premios Anda, en su labor como Director Creativo y se ha desempeñado muchos años como Creador de Imágenes Corporativas, Campañas Informativas y Políticas Identitarias en el mundo del diseño. Con esta experiencia, Romero ha abordado el campo del cine, con 3 documentales y varios video clips como bagaje. También posee amplia experiencia en el mundo gráfico, como Director de Arte de Monteávila Editores. Lo interesante de este taller es que abordará la creación (necesaria, vital para Romero Harrington) desde la perspectiva de la comunicación como un concepto global, ya que actualmente dirige la dirección de comunicaciones de la Escuela Latinoamericana de Medicina Dr. Salvador Allende. Al respecto, nos comenta: «en torno a la comunicación de estos días nos rondan varios monstruos, creados por los hábitos de consumo informativo: la neofilia, el apego a la novedad constante y consecuente osbolencia de información de poco interés y enganche con el usuario; la versatilidad de las redes, como canales de comunicación inmediatos, constantes y directos con el usuario; la falta de líneas centrales, inspiradas en el análisis concreto de contexto y su implicación sistémica con las otras actividades de la comunicación del mismo ente. Por último, una creación de «unidades», de equipos mínimos de producción audiovisual como respuesta positiva y asertiva. Cómo funciona? cómo se estructura? Qué hay que tener? Qué hay que saber? Cómo se comunica, cuándo, dónde, porqué? Preguntas que debe formularse, es su deber cualquier responsable de transmitir una idea, en estos tiempos voraces».   El taller consta de 8 horas teórico-prácticas, por lo que es recomendable acudir con dispositivos electrónicos con acceso a internet. Promete ser una experiencia rica en análisis, problemáticas y propuestas, nos dice el también agudo analista de medios Orlando; «Al fin y al cabo, funciona. La idea es convertirnos, potencia. Potencia».   El blog de Orlando es orhpositivo.wordpress.com Su twitter: @orhpositivoatak
Destacada

Pedro Sánchez mintiendo acerca de Venezuela. Que más se podía esperar del PSOE?


La guerra de las Postulaciones. El huracán azota al PSUV.


Por Orlando Romero Harrington

Es. No es ni bueno ni malo. El proceso de postulaciones del Partido Socialista Unido de Venezuela está dejando una estela de experiencias que bien vale registrar, con las manos en la masa.

1. La democracia parece una maleta llena de oro entre marineros ebrios. Creo que es primera vez que veo debates tan “encendidos” en las redes sociales, con la política micro-sectorizada: *(debates en plataformas socialmedia, debates en asambleas populares, debates en órganos o espacios territoriales del partido) relativos a sectores parroquiales, o municipales. “Micro” porque si el ámbito de acción es municipal-regional en muchos de los casos, entonces lo micro político toma el papel estelar en la opinión pública, y el foco de atención nacional e internacional se ven obligados a forzar la vista al fenómeno.

Sigue leyendo «La guerra de las Postulaciones. El huracán azota al PSUV.»

Se relajan las sanciones contra Venezuela?


Por Orlando Romero Harrington
Barcelona, Venezuela
.
.
Yo entiendo. Es más, lo anticipé antes de escribir esto: siempre habrá un@ mamaguevo que me dirá jalabolas del régimen. Pero las cosas por su nombre. Cigarros de la risa son porros. Penes son pollas y vaginas son coños, dirían aquellos compadres. Estados Unidos debe adaptarse y retroceder en su ambición por instalar un gobierno títere de la casa blanca nada más y nada menos que por órdenes del mercado internacional. Creo que es la primera vez que el pragmatismo económico se deja ver tan claramente en la historia de dominación imperial de América Latina. Nadie se esperaba la jugada de Maduro, directa al corazón del capital: la ausencia de oferta aumentó la demanda y casi lleva a Venezuela al colapso total, la muerte súbita del estado; pero jugábamos en su mercado, en su esfera parcializada por el contexto geográfico. Maduro abrió a sangre y fuego canales comerciales que desafiaron el «dominio» marítimo del imperio y además fortaleciendo alianzas políticas que derivaron en acuerdos comerciales con China, Turquía, Irán, Rusia. Las potencias emergentes se alinearon en todos los foros internacionales con la soberanía democrática de los venezolanos enfiladas contra la Unión Europea y Estados Unidos.
.
Las derivaciones de construir el marco jurídico para una alternativa comercial con estos países es la gota que rebasa el vaso y prende las alarmas en Washington, hace que Trump «filtre» la frase «comienzo a respetar a Maduro, es duro» y avisa a la opinión pública mundial un nuevo «enfoque» que no es más que una fagocitación del capitalismo mientras trata de entender lo que está pasando en las costas caribeñas: el mercado apunta a Oriente y China, convirtiendo a Venezuela en un punto vital para la geoestrategia mundial. Y bueno, usted sabe que somos una «amenaza inusual» para el gobierno de Biden.
.
Algun@s pueden pensar lo contrario, y decir que Biden es un demócrata progresista, futuro candidato al Nobel de la Paz. Pero el desarrollo económico de una nación que presenta tales números en el aspecto coronovirus, es imparable este trimestre. Lo demuestra China con un salto bestial de índices económicos, y el mercado out-Yankee sigue creciendo aceledaramente. Perder el mercado interno de Venezuela, vecino de la granja, con las reservas más grandes del mundo en petróleo y gas, agua, oro, piedras raras? Además permitir con las sanciones y los bloqueos que la resurrección de Venezuela ocurra a sus espaldas, con los rusos y los chinos respirándole en la nuca? Nah. Quizás es que perciben que los kamikazes, los assasins árabes se la llevan bien con los Karibes y los Jirajara y se va a prender, si no es que ya se les prendió el rancho en candela.
.
Por supuesto la medida tiene que ver con negocios. La apertura de puentes de intercambio comercial regula de alguna manera al mercado estableciendo una tasa comercial para el flujo hacia el imperio, pero todos sabemos que lo que ingrese a sus arcas o a su tierras va a desaparecer. Las potencias emergentes y las consolidadas, el alter mundo necesita un sistema bancario nuevo, un nuevo Fondo Monetario Humano, una plataforma segura de intercambio y crédito, blindada contra el sistema financiero hegemónico y depredador. Mientras tanto, la decisión llama a la ml ilizacion inmediata para clnsolidsr el sueño del Comandante Chávez, con el que seguimos en deuda: el poder comunal, la capacidad de producción de las comunas para que el sistema financiero comunal pueda convertirse en exportador, una vez haya establecido sus métodos de distribución de productos. En otras palabras, las ciudades Comunales, como entes sistemicos deberán tener como eje central la producción, la distribución y el autosustento. En un primer estadio eso es posible, de inmediato en Venezuela. En un segundo momento, y una vez establecido de la manera más estable posible un sistema de distribución de productos, alimentos, artefactos, etc. Esto conlleva si las condiciones son favorables a una producción extra, que es objeto de exportación. Los procesos deben ser simples, democráticos, accesibles. Sólo la participación de todos los sectores de la sociedad en un mercado local, autónomo, hiperconectado con relaciones sociales reales, ideológicas, espirituales es la única salida al avance de la crisis estertórea del mercado internacional por causa de la pandemia.
.
No lo ha ia pensado, pero hay que ver los procesos complejos y burocráticos, siempre trabas y rituales del capitalismo para permitir a los emprendedores y nuevos actores de las economías locales arrancarle un poco de capital. Una serie de requisitos y exigencias insólitas. Son un cáncer social. Un recurso de dominación, clasista, que gana por cansancio.
.
Los otros modos de intercambio económico, el trueque, la plusvalía colectiva. Las donaciones a un comedor, un albergue, un sembradío, un campo, un ateneo, una plaza, una escuela, un liceo. Los otros modos de producción, el reciclaje, la industria local, todos estos acompañados también por un cambio de paradigma en la planificación estatal y los enfoques tributarios: controlar los flujos de capitales digitales y la actividad económica en el ámbito digital frente al embate imperial para dolarizar a sangre y fuego la economía venezolana. Seguimos.

Tres Balas 7


🔥 #ESTRENO #Tresbalas Las protestas en EE.UU.. Que pasó? / El ataque DDOS más grande la historia silenciado / Que significa el «reconocimiento» de Trump a Maduro? . Orlando Romero Harrington . #Anonymus #protest #riots #usa #Trump #elections #racismo https://t.co/AacoqfSP8w . https://www.instagram.com/tv/CBwX8m-BqEx/?igshid=h63x91h1ksqi

Tres Balas Capítulo 4: el anticristo revelado.


Mañana Viernes 6:00 pm / Tres Balas Cap. 4 / Live por #instagram y #Facebook con Orlando Romero Harrington. . Bala 1 💀 📌El #Anticristo revelado ya entre nosotros. . Bala 2 💀 📍Conozca el amo detrás de Gustavo Cisneros, #DirectTv y el #blackout informativo contra #Venezuela . Bala 3 💀📌La #Libia pre-invasión y cómo legitimar un #genocidio ante la opinión pública mundial. Sigue en Instagram a @orlando_romero_harrington y en Facebook a Orlando Romero Harrington.

#Urgente. Colombia legaliza el Narcotráfico.


Por Orlando Romero Harrington

Ya está. El crossover que tanto deseó George Soros al patrocinar la campaña de Pepe Mujica y lograr la legalización del consumo de creppy en Uruguay, borrando del mercado la semilla nativa latinoamericana de cannabis está pasando hoy en Colombia. Si la condición se estado fallido y de granja de droga de Estados Unidos es un signo inequívoco de Colombia, hoy pareciera que la legalidad va a encubrir las operaciones de exportación desde la República neogranadina hacia el principal mercado para la droga del mundo.

Asi lo confirman las declaraciones de Lucas Nosiglia, presidente de la compañía Avicanna Latam: «La industria del cannabis en Colombia, al ser un sector naciente, tiene el gran reto de abrirse camino y estandarizar sus procesos productivos.» Oye, que no es para reírnos. Que Nosiglia tenga el cinismo de afirmar que la industria de la mariguana sea un sector naciente en la historia de Colombia no debe ser asumido como chiste, sino como una cadena de eufemismos mercadotécnicos que buscan estabilizar la reacción a la información por cualquier lector desprevenido. Tampoco debe ser tomado a burla la frase «abrirse caminos y estadanrizar sus procesos productivos», en un país con un historial de cultivo y procesamiento de mariguana y cocaína que se remonta a más de 70 años. La verdad es que no hay nadie como ellos con la experticia en el asunto, forjada en las condiciones adversas de la clandestinidad. A pesar de esto, el narcotráfico mueve más del 59% del PIB de Colombia, según los pocos investigadores que trabajan el tema y no han sido asesinados aún.

Hablamos de un negocio que mueve miles de millones de dólares al año, que ha permitido la creación de un para-estado capaz de organizar ejércitos paramilitares, construir submarinos, financiar candidatos, consolidar la economía mediante el lavado de dinero y hasta enviar a embajadores a países del extranjero para que «patroneen» granjas de droga clandestinas en el país correspondiente. Las fosas comunes con cientos de muertos, el desplazamiento forzado de campesinos hoy sin tierra, los asesinatos de líderes sociales a diario así lo confirman.

La legalización de la producción de droga en Colombia va viento en popa, y Nosiglia se ufana en mostrárnoslo: «la asesoría del ICA y el respaldo de los ministerios de Agricultura y Justicia fue determinante para que pudiéramos tener la cosecha en los tiempos que exigía el cliente en Estados Unidos». Claro, se justifica y dice: «el envío se da ante la necesidad de algunos países productores de cannabis medicinal por acceder a semillas de cáñamo en medio del ciclo invernal, y con la intención de consolidar un flujo de ventas en el exterior«. Con la frase «algunos países» la empresa se refiere a Estados Unidos, específicamente el estado de Colorado. Por supuesto, se acerca el invierno y en medio de una pandemia en tierras norteñas que está llevando a la tumba a los más desfavorecidos (esto es los latinos inmigrantes sin beneficios sociales, seguro de salud y green card que mueven la industria local) claro que Estados Unidos necesita semillas para sembrar y procesar en aras de contribuir «humanitariamente» a la salud de los enfermos.

Consecuentemente con los clichés del neoliberalismo y los standarts de comunicación del marketing Avicanna Latam nos muestra su preocupación por el desarrollo del país, y la generación de empleo que proporcionará sus actividades lícitas: «Esta exportación es la fiel muestra de que el sector de cannabis está en condiciones de apalancar la reactivación socioeconómica que requiere el país en medio de la coyuntura. El cannabis medicinal genera empleo, aumenta los ingresos fiscales de la nación, amplia la matriz exportadora y contribuye al desarrollo de zonas remotas». Todo un cántico que suena a música celestial para la oligarquía colombiana y al estado genocida que maneja en zig-zag Iván Duque. Porque usted cuando siembra mariguana cosecha eso: mariguana, no medicinas. Usted está cosechando de manera legal droga. Y sus cosechas no se basan únicamente en semillas, se produce la planta completa. A dónde van esas plantas? Después que saca las semillas, que se hace con lo que resta? Bajo el sustantivo «medicinal», una acepción adoptada por la justicia estadounidense para permitir el consumo a enfermos terminales en su país se quiere implantar en la opinión pública un sinónimo que no es pertinente a la naturaleza de la droga, sino a un condicionamiento de su uso.
.

En la descripción de la empresa Avicanna Latam se le describe como una compañía dedicada al comercio por menor de productos farmaceuticos y medicinales, cosméticos y articulos de tocador en establecimientos especializados. Su emprendimiento ha sido reseñado por la revista Forbes. Mientras tanto, Donald Trump acusa al país vecino, Venezuela de ser un recinto de narcotraficantes, pagando una operación encubierta para asesinar a Nicolás Maduro y enviando una flota armada a sus costas. Es que claro, yo imagino que la cosa en Colombia ya avanza los caminos correctos para el mercado norteamericano, las granjas están aseguradas, las rutas sólidas y las bases instaladas. A Venezuela, con miles de toneladas decomisados y varios capos de la droga detenidos no le termina de calzar el nuevo negocio. Entonces usemos el epíteto criminal de narcotraficantes contra los venezolanos rebeldes y Cimarrones, manipulemos la opinión pública mundial y justifiquemos la guerra por petróleo. Que ya Forbes bendijo el negocio de la droga en Colombia, y se sabe que por la plata baila el mono. Seguimos.

#narcotráfico #Colombia #cannabis #mariguana #legalizacion #forbes #donald Trump #semillas #aviancca latam

La microfísica del poder en Anzoátegui.


por Orlando Romero Harrington

Twitter: @orhpositivoatak

anzoategui.jpg

En tiempos de todos contra todos, cantaba el poeta argentino. Y Michael Foucault, en su libro homónimo a estas notas decía: «Otro uso de la historia: la disociación sistemática de nuestra identidad. Porque esta identidad, bien débil por otra parte, que intentamos asegurar y ensamblar bajo una máscara, no es más que una parodia: el plural la habita, numerosas almas se pelean en ella; los sistemas se entrecruzan y se dominan los unos a los otros. Cuando se ha estudiado la historia, uno se siente «feliz, por oposición a los metafísicos, de abrigar en sí no un alma inmortal, sino muchas almas mortales». Y en cada una de estas almas, la historia no descubrirá una identidad olvidada, siempre presta a nacer de nuevo, sino un complejo sistema de elementos múltiples a su vez, distintos, no dominados por ningún poder de síntesis: «es un signo de cultura superior mantener en plena conciencia ciertas fases de la evolución que los hombres ínfimos atraviesan sin pensar en ello. El primer resultado es que comprendemos a nuestros semejantes como sistemas enteramente determinados y como representantes de culturas diferentes, es decir como necesarios y como modificables. Y de rechazo: que en nuestra propia evolución, somos capaces de separar trozos y de considerarlos separadamente»».

Sin ánimos de sumergirnos en la densa marea de Foucault, traigo a colación este título sin pasar por el go de la filosofía contemporánea y apunto directo a la política local. A la criolla, y es más, a la específica, la anzoatiguense.

Es común que el individuo quiera, piense y desee «subir» su status en medio de una sociedad capitalista y signada desde la escuela por la competitividad. Pasando por la famosa pirámide de Maslow, desde hace mucho tiempo ya las élites de la sociedad que han construido sobre la sangre y la muerte del otro han determinado, al menos sociológicamente unos parámetros a los que han denominado «necesidades». 1200px-Pirámide_de_Maslow.svg.png

Hoy, Anzoátegui se debate entre el cambio radical que resulta de la muerte de un esquema productivo petrolero que originó un sistema rentista, y con él una rémora circular de dependencia laboral en primer caso, y de mafias y corrupción un poco más allá. Por consiguiente, estas necesidades que tanto peleó Maslow por convertir en leyes hoy no significan ni representan nada en una sociedad apocalíptica que sufre los embates de una agresión económica imperial. Digo, para el común. Para el 97% de la población.

Pero, es el 3% el que nos interesa. Y ese 3% de la población caribe se ha enriquecido a costa de prácticas barbáricas. Asociados siempre al oro negro, empresarios, empresarios de maletín, gerentes, funcionarios públicos, políticos, militares, contratistas sin distinción de clase y sin titubeos a través de más de treinta años hoy muestran megafortunas, propiedades de extremo lujo mientras viajan sin remordimientos a destinos paradisíacos, se mantienen en estas tierras tratando de seguir la sangría, o se refugian en condición de asilados políticos en el mismo imperio norteamericano que a la menor señal congelará sus bienes.

En Anzoátegui el mejor ejemplo es ejemplificar la corrupción en cada paso. La viveza, la trampa, la vuelta a las situaciones son (para muchos) la única manera de progresar. Los valores humanos como la honestidad, el compromiso, la tenacidad, la paciencia, son una quimera para este 3%. Sus actitudes, sus maneras y sus métodos se han convertido en un ejemplo a seguir. Por tanto, este 3% es infeccioso. Es un cáncer. Un virus letal para la construcción de una sociedad basada en la decencia. Pero, esto es sólo una afirmación genérica. Vamos más allá-

Cuando se habla de «maneras» de actuar, también se debe hablar de su influencia en el común. Es decir, las sociedades capitalistas y en específico las post-coloniales tienen como referentes de actuación claro, a las élites. El día a día, ese que no está en los libros, esa famosa frase «universidad de la vida» que transmite tanta o más información que la academia no regulada, no censurada por nada ni por nadie es la que permea las clases «inferiores» (léase pequeño-burguesía, proletariado, lumpen-proletariado) en una diáspora de maneras y formas de aproximación a la realidad. Se incrustan en nuestros niños, en nuestros jóvenes. Son la otra escuela.

Esa escuela tiene varias cabezas, como una hidra invisible. La más dolorosa siempre será la prepotencia. No te extrañe lector y lectora, observar con asombro el cambio radical de aquel muchacho, aquella muchacha simple y trabajador@ en una bestia déspota, inerte ante los reclamos de la gente. La razón? Poder. Poder crudo y sin digerir, poder asignado por alguien o algo que le permite decidir la suerte de una vida en un hospital, el alimento de un niño, el papel que necesitas para un trámite. Y de dónde, y porqué ese cambio? La razón es simple: poca preparación académica, procesos pobres de razonamiento intelectual, formación ideológica inexistente, y una imitación inconsciente a las élites. En la microfísica del poder, esa maraña diminuta de relaciones interpersonales que asigna preponderancia en un asunto concreto a una persona sobre otra, el poder funciona como una acepción de valía, de superioridad y también de dependencia. La arrogancia de saberse superior aunque sea en una mínima parcela de poder, transforma. Embrutece, insensibiliza. Eleva de manera ficticia, soñada en la pirámide sólo para caer como ladrillo cuando el poder se pierde. La prepotencia del poder origina cuadros depresivos, como un abstemio en un mundo sin alcohol. Lo triste es que se toma como modelo para hacer política. Se ha vuelto normal, hasta necesario para algunos. Lo curioso es que la historia demuestra que esas actitudes se devuelven, con más fuerza y más garra contra su emisor.

La otra cabeza, la corrupción. Para ser corrupto en estas tierras no falta nada, se respira en el aire. Los modelos de ese 3% se han desparramado por la población debido siempre a la presencia de petróleo y el sueño de la vida fácil. De cualquier cosa se quiere sacar beneficio, de cualquier situación una tajada. La idiosincracia se maneja a punta de realazo. Y si hablamos de los funcionarios públicos, políticos y militares podemos decir que la conciencia del erario público no tiene mucha entrada en sus mentes. Es decir, la misma noción de estado, de colectivización de recursos para una mejor vida, la pertenencia a estructuras de gobierno, la supervisión de la cotidianeidad, la regulación del comercio, la prevención del delito como tareas fundamentales cargadas de ética se ha perdido. Un continente aislado, embravecido por la impunidad. La fiesta del sálvese quien pueda en la época dorada del chavismo ha terminado, y aún hay algunos que se niegan a entenderlo. Aún en esta coyuntura precaria, de sobrevivencia asisto todos los días a nuevas noticias y nuevos datos que develan tramas, conspiraciones y manipulaciones subterráneas para saltar los procesos habituales de negocios y robar. Sí, robar con sus cinco letras. Desde el conductor de autobús, el panadero, el bachaquero, el policía, el militar en la alcabala, el político en el despacho, el empresario en ruedas de negocios, el banquero y las cuentas muertas. La corrupción como un estado de vida, como una cirrosis hepática que moldea los rostros en gris y avejenta las manos que alguna vez fueron imbuídas de poder para ayudar al pueblo.

Y debo hablar de ésta como motor de todas: la competencia. La competencia en la microfísica del poder demuestra hasta qué punto cobran fuerzas estas palabras. Una insensibilidad para las cosas más sublimes que son inherentes al poder: respeto, admiración, afecto por parte del público en general hacia los políticos son lanzadas al piso, pateadas de manera invisible. Lo que importa, es mantener el poder o conseguir más porque el poder para este 3% es la única manera de seguir viviendo. Y en esa competencia infernal nada importa, sólo la destrucción del compañero que es, el enemigo. No hay valores sentidos, arraigados. Ni hablar de valores socialistas. La competencia no conoce parámetros, ni límites ni pena. Maniobras en reuniones pequeñas, brazos caídos, sabotaje, rumores, agresiones físicas, chantajes, agresiones en redes sociales, falsos testimonios, intentos de compra de conciencia, intentos de soborno, falsas promesas, lo he visto todo. En este estado, hay tumbas que hablan y dicen más de lo que se puede decir aquí. Una guerra caníbal entre revolucionarios no contada, no registrada en ningún papel y que hoy saca la cabeza del foso pútrido porque conoce su destino. Y es la extinción. Pero voy a profundizar un poco en esto último.

Habitamos tierra de Karibes. Una raza cósmica que se constituyó en la última fortaleza indígena ante los conquistadores. Su fortaleza radicaba en su corpulencia, su conocimiento de las aguas y su extensa población, regada por la zona norcentral del territorio venezolano. De alguna manera esa sensación de lucha no concluída habita en nosotros. Y esa misma presencia no lógica hoy se levantó. Se encuentra erguida, hastiada de una manera de hacer política que subyuga a los no iniciados, excluyente y salvaje. Los karibes hoy son 76% jóvenes. Anzoátegui es un estado joven, cimentado en las bases profundas del socialismo de Hugo Chávez, movidos por amor y furia ante el invasor. Son miles y miles de jóvenes que nacieron en Revolución, que responden a los valores y a las directrices de una conciencia ética nueva. Pero que se han cansado de jugar. Se han cansado, se les vé en el rostro y hoy quieren protagonismo. Un protagonismo originario, esperanzado y combativo. Este 97% se ha amalgamado, se ha fundido en una sola voz que no quiere saber de silencios, que no quiere ser maltratada, robada, distanciada, invisibilizada. Hoy Anzoátegui ya no responde a consignas ni a clichés. Para hacer política en tierra karibe hay que demostrar, convencer, ejemplificar, sangrar, sudar. Liderar a partir del ejemplo. Ser uno con el otro, hasta comprender que no podemos ser iguales pero podemos respetar nuestras diferencias, en una conjunción de voluntades para hacer un mejor estado, una mejor Barcelona, una mejor humanidad local. Nuestra. Nueva. Los retos del chavismo pasan por comprender las emergencias de nuevos líderes, que no calzan en el pozo séptico anterior. Pasa por asumir las debilidades individuales para contrarrestarlas con formación y convertirse en un referente de honestidad y transparencia. Pasa por la depuración de las estructuras de gobierno. Pasa también por la consolidación del poder popular con el ingreso de los jóvenes. Camina con el reconocimiento del otro, el respeto.  Sólo así la política revolucionaria dará el paso que trate de acompañar el sacudón generacional y filosófico que avisa la tempestad. La política debe dar la cara, sí. Pero lo más importante es dar el corazón comprometido con el desarrollo y el bien común. Un Anzoátegui esplendoroso con un 97% de hombres, mujeres y niñ@s está esperando por nosotros para co-guiar nuestros destinos. El camino es derecho, y no hay desviación que valga. Seguimos.

 

 

 

 

Daddy Yankee y el trasero Illuminati


Daddy-Yankee-baño

Recientemente, el reggaetonero Daddy Yankee, de origen puertoriqueño, ha afirmado en una de las mezclas de temas de este género que «Maduro se lo mama». Esta afirmación en contra del Presidente venezolano ha sido acompañada por algunas declaraciones en donde ha dicho «que no vendrá a Venezuela hasta que salga Maduro».El cantante es quizás la máxima expresión comercial del género, hasta el punto de que es conocido como «el papá» del ritmo caribeño debido a su éxito en Estados Unidos (EEUU). «Papito gringo», si osamos traducir esto al castellano también tiene amigos inmersos dentro de la política republicana del país norteño. Ha sido retratado con el tenebroso John McCain, tristemente célebre por ser el autor intelectual del Daesh que, en este momento, huye derrotado de los desiertos en Siria.

Nada nuevo bajo el sol. La industria norteamericana subyuga la ideología del que apadrina, conviertiéndolo en un propagandista de las políticas del pentágono. Lo que sí es anecdótico es que «Papito gringo» mantiene bien entretenidos a los conspiranoikos de la red. Sus numerosos videos y temas son objeto de análisis continuo por los especialistas en sociedades secretas, en específico, la secta Illuminati. Simbología, letras, vestuario, locaciones, estética, «Papito Gringo» parece obsesionado con expresar un mensaje de pertenencia a estas sociedades ocultas, cuya influencia en los poderes fácticos mundiales es harto conocida hasta por los más incrédulos espectadores.

No es el único. Varios artistas pop que han destrozado la cartelera Billboard y son merecedores de múltiples discos de platino comparten el mismo honor. Becky G, la reggaetonera a la que «le gustan grandes y que no le quepan en la boca», Britney Spears, Kate Perry, y hasta la morena Rihanna mantienen la misma predilección por el uso de la sintaxis visual illuminati. Lo que les une, además de contenidos vacío y armonías pegostosas, inherentes al sistema sonoro comercial que impone estas plataformas transnacionales es un trasero que se bambolea, oh lector, como una hoja en medio de una tempestad.

Quizás el trasero de «Papito Gringo» no le sea tan atractivo en el caso de que como yo, usted pertenezca al género masculino. Sin embargo, algo de esto debe saber Donald Trump porque en la inocencia que me caracteriza, quiero pensar que el Presidente de EEUU lanzó rollos de papel higiénico (en medio de la fuerte polémica por los destrozos del Huracán María, cuando la gobernadora del país hermano le reclamó por la indolencia ante su colonia) pensando en el trasero de Daddy Yankee.

Seguramente el saludable gesto fue impulsado porque las declaraciones de «Papito Gringo» parecen venir del bamboleante parachoques que usa alegremente en sus videos. Quizás fue una manera metafórica de decirle que lo necesita. En todo caso, no necesitamos decirle a «Papito Gringo» que no queremos sus iluminadas posaderas en nuestro país. Ya Trump demostró, frente a la opinión pública mundial que le interesa más que lo tenga limpio antes de que lo traslade en un avión.

Puedes leer este artículo en http://www.visconversa.com/index.php/2017/11/30/daddy-yankee-trasero-illuminati/

Prosa Nostra

Sitio de Reciclaje y Ecología en Barcelona

KA

Agencia de creativos especializados en comunicación contemporánea

A %d blogueros les gusta esto: