Skip to content

“Nos quedaremos por largo tiempo”: Soldados gringos a largo plazo en Haiti

21/01/2010

Los peores temores parecen confirmarse. Estados Unidos dijo hoy que la presencia de sus tropas en Haití será “a largo plazo”, con el objetivo de ayudar al país caribeño a recuperarse del devastador sismo, según declaraciones de hoy del embajador adjunto estadounidense ante la ONU, Alejandro Wolff. Mientras tanto, los gobiernos de Francia, Brasil, Comunidad de Estados del Caribe (CARICOM), Unión Europea y de la Alianza Bolivariana para los pueblos de América (ALBA) manifestaron su preocupación por la excesiva presencia de tropas de Estados Unidos en Haití y la reciente expulsión de periodistas extranjeros por parte de las tropas estadounidenses. No sería la primera vez que Washington invada militarmente un país pobre aprovechándose de su desgracia.

Wolff celebró una rueda de prensa junto con el coordinador humanitario de la ONU, John Holmes, en la que, además del embajador haitiano, se encontraban presentes los representantes ante Naciones Unidas de Brasil, Uruguay, Francia, y Canadá para mostrar su apoyo al país caribeño en las tareas de reconstrucción y ayuda humanitaria. Estos asistieron impávidos ante las declaraciones del funcionario que da por sentado una presencia militar sostenida de su país en territorio haitiano. La controversia, no se hizo de rogar. Lo que varios mandatarios han comenzado a preguntarse es que si la ayuda humanitaria tan necesaria no debe consistir en recursos, alimentos e infraestructura antes que militares y marines; y es que la cantidad y la diversidad de personal y equipos del Norte hacen dudar a cualquiera.

Estados Unidos envió casi seis mil soldados al país caribeño golpeado por el peor terremoto de su historia y anunció que el contingente crecerá hasta los 10 mil hombres de la 82 División Aerotransportada de la Infantería del Ejército. Además, la potencia mandó al país caribeño a su portaaviones USS Carl Vinson, al buque hospital de la Marina USNS Comfort y a una unidad de la Infantería de Marina con dos mil efectivos desplegados frente a las costas haitianas. Por si fuera poco, el presidente Barack Obama autorizó el llamado a reservistas para incorporarlos a las tropas en Haití.

Arribarán a Haití el buque de asalto anfibio USS Bataan (LHD 5), los barcos de desembarco anfibios USS Fort McHenry (LSD 43) y USS Carter Hall (LSD 50), así como los soldados de la 82 División Aerotransportada del Ejército de EE.UU. entrenados para dar seguridad y controlar disturbios. Los principales actores de la “operación humanitaria” norteamericana son el Departamento de Estado, el Departamento de Defensa y la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) que canaliza la ayuda del Programa Alimentario Mundial, reporta Michel Chossudovsky del Global Research. (Rebelión)

Sin embargo, no son las agencias gubernamentales civiles como FEMA o USAID las que dirigen la operación humanitaria global, sino el Pentágono a través del Comando Sur (SOUTHCOM). “Todo el mundo sabe que los marines son ante todo guerreros, (pero) somos igualmente compasivos cuando tenemos que serlo, y ese es un papel que nos gustaría desempeñar: el de guerreros compasivos que llegan con la mano extendida para ayudar a quien lo necesite. Estamos entusiasmados con esta misión”, declaró el Portavoz de los marines en un comunicado de prensa el 14 de enero de 2010 (Rebelión).

La comunidad internacional, sobre todo la Unión Europea, dejó entrever su malestar por las pretensiones de protagonismo de Washington y exigió a la ONU que defina el papel que le corresponde a cada parte, reportó la agencia Prensa Latina. Varios gobernantes y analistas critican la prioridad otorgada por los controladores de la terminal aérea al movimiento de tropas y aviones de Estados Unidos, en detrimento de la ayuda extranjera.

El jefe de ayuda humanitaria de la ONU John Holmes reconoció que muchas aeronaves fueron desviadas hacia República Dominicana, entre ellas algunas del Programa Mundial de Alimentos, pero aseguró que la coordinación con las autoridades norteamericanas mejora, sobre todo en las operaciones del aeropuerto de Puerto Príncipe, a cargo de personal estadounidense. El Departamento de Estado procuró aplacar las críticas por la excesiva presencia de sus tropas difundiendo un documento en el que el presidente haitiano René Preval solicita a Washington, a la ONU y a los socios internacionales asistir, como sea necesario, para aumentar la seguridad interna.

Muchos analistas observan que Washington aprovecha la ausencia total de gobierno en Haití para legitimar el envío de una poderosa fuerza militar, la cual asumió de facto la dirección del operativo humanitario mundial. “Como escribo en The Shock Doctrina (La doctrina del choque), se aprovechan las crisis como pretexto para imponer las políticas que no pueden impulsar en condiciones de estabilidad. En períodos de crisis extremas, los pueblos desesperados de ayuda humanitaria no se encuentran en una posición favorable para negociar los términos de esa ayuda”, comentó la periodista norteamericana Naomi Klein en el programa Democracy now! conducido por Amy Goodman.

Klein reveló que la Heritage Foundation, una fundación de la clase dominante norteamericana, recomendó aprovechar la tragedia: “En medio del sufrimiento, la crisis en Haití ofrece oportunidades a EEUU. Además de proporcionar ayuda humanitaria inmediata, la respuesta de EEUU ante el terremoto trágico ofrece la oportunidad para reestructurar el gobierno y economía haitianos, disfuncionales desde hace tiempo, además de mejorar la imagen de EEUU en esa región”, opinó Heritage en su página web.

Según el Vicepresidente boliviano, “el Estado haitiano sigue cediendo labores administrativas a un gobierno que siempre aprovechó dar la mano para quedarse con el brazo. Si Haití no reacciona puede convertirse en una segunda base militar en el continente americano”. “Para aterrizar en Haití pedimos permiso al gobierno norteamericano, controlan el aeropuerto y el puerto. En cinco horas que recorrimos las calles no vimos ningún soldado de Estados Unidos levantado una piedra y cemento derrumbado. Entonces, uno se pregunta: ¿para qué más de 7.000 hombres si no están yendo a ayudar a las familias; sólo están en zonas centrales. Nuestro temor es que esa presencia militar norteamericana sea permanente”, alertó García Linera.

Venezuela ha pedido a la Casa Blanca más médicos y menos militares para auxiliar a las víctimas de la catástrofe. Lo que necesita Haití es ayuda económica, médicos, gente que trabaje; no militares, afirmó el mandatario boliviano. El gobernante nicaragüense Daniel Ortega ha manifestado sus sospechas de que los estadounidenses utilicen la tragedia para ocupar militarmente a ese empobrecido país. García Linera dijo que la región necesita asumir una posición conjunta y rechazar cualquier tipo de presencia militar en Haití “que simplemente es un estorbo” y “una agresión para el continente”.

Wolff dijo que la “contribución de Estados Unidos se está incrementando” en Haití. Recordó que son países vecinos y que la presencia estadounidense estará a largo plazo allí porque la situación que “no es un tema fácil” de resolver. El embajador estadounidense remarcó que la seguridad del país es un tema del gobierno de Haití y que la cooperación internacional está liderada por Naciones Unidas. Por su parte, el embajador haitiano Léo Mérorès agradeció el apoyo de la comunidad internacional y comentó que su gobierno ya está volviendo a operar con más normalidad y trabajando en coordinación con la MINUSTAH y “los socios internacionales”.

Por su parte, Brasil y Uruguay, que tienen los mayores contingentes en la MINUSTAH, mostraron su apoyo y voluntad de enviar más tropas de sus países para reforzar las fuerzas de paz en Haití. Brasil, primer contribuyente de tropas a la MINUSTAH, tiene previsto enviar en una primera fase 900 militares adicionales.

Estados Unidos comienza a apretar el control: Desalojan de Haiti a periodistas extranjeros

El Ejército de EEUU ha ordenado a los periodistas extranjeros que desalojen el aeropuerto de Puerto Príncipe sin dar explicaciones “de ningún tipo”, según han informado los propios medios de comunicación afectados. Los periodistas españoles desalojados aseguran que los soldados estadounidenses les han dado un plazo “de tres horas”, aunque luego ha sido ampliado por varias horas más, para que abandonasen el campamento de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID).
La mayoría de los periodistas de todo el mundo habían tomado como base de operaciones para realizar su trabajo el aeropuerto de Puerto Príncipe. Por su parte, la agencia mexicana de noticias Notimex ha indicado que el Ejército estadounidense ha tomado el control de aeropuerto de la ciudad y ha extremado las medidas de seguridad, que incluyen “el desalojo de los medios de comunicación y de los grupos de apoyo que se encuentran acampados en esta terminal aérea”. De la misma manera, ha añadido la agencia, se ha ordenado a los miembros de la ONU que eviten “salir a las calles de Puerto Príncipe”.

Los periodistas denuncian lo ocurrido

Se suma está expulsión al autoproclamado liderazgo de los EE UU en la isla, muchas veces, por encima de las autoridades de la ONU. Brasíl, que lidera la presencia de la ONU en la isla ha anunciado que no va a ceder ni un ápice de su autoridad a los estadounidenses.

Los marines, que no dieron ninguna explicación de la expulsión, trataron a la prensa internacional de manera agresiva y carente de educación, como verdaderas autoridades de una república bananera.

Los diferentes periodistas allí destacados han realizado peticiones formales a sus respectivos gobiernos para que pidan explicaciones al primer ministro haitiano, Jean Max Bellerive, y al embajador de Estados Unidos en Haití, Ken Merten.

Los periodistas instalados allí han denunciado lo sucedido y esperan que en las próximas horas algunos gobiernos que apoyan en las labores de rescate y ayuda humanitaria traten este asunto con el primer ministro haitiano, Jean Max Bellerive, así como con el embajador de EEUU en Haití, Ken Merten.

One Comment leave one →
  1. Juan Camaro permalink
    23/01/2010 1:22 am

    La posibilidad de que exista un terremoto creado artificialmente por el hombre, la hizo realidad hace casi 90 años un cientifico croata llamado NICOLA TESLA, quien logró descubrir el centro de gravitacion de la tierra y sentado en su escritorio con un iman, un osciloscopio y barras de metal conectalas a un polo a tierra; logro en varias oportunidades producir un movimento telurico que lleno de panico a sus vecinos y por ello lo expulsaron del barrio donde vivia. Este gran cientifico NO ES GRINGO (pues los gringos nunca han tenido cerebro para esto). Nicola viajo a nortamerica y alli trabajo con Westinhouse y con Alba Edison, a quienes les dio a conocer muchos de sus secretos. Estos dos anteriores sujetos gringos, se apropiaron de sus inventos y luego los cedieron al ejercito gringo; quienes obviamente lo han replicado en las costas cercanas a Haiti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ewan Robertson

Analysis from Venezuela and elsewhere

Josué Ferrer.

“Prefiero molestar con la verdad a adular con la mentira”. Lucio Anneo Séneca.

Libertaliadehatali's Blog

Enigmas, Puertas al Futuro, Otros Universos, Conspiraciones, Aventuras, Viajes al Pasado, Seres Extraordinarios....

Despertando a la Realidad

Tratamos de encontrar la VERDAD que tanto nos ocultan ELLOS.

A %d blogueros les gusta esto: