Skip to content

Crónicas de un golpe suave IX. Black Hawk Down.

22/03/2014

Mural Bicentenario (ORH+)

Y es que es arrecho, porque la derecha comienza a quedarse sin opciones reales de supervivencia. Por fin, y de nuevo a causa de los errores de unos políticos acostumbrados a desangrar, queda develado el verdadero aspecto de la “oposición” venezolana.  Y no es agradable.

Por un lado, un sector de la población que adversa al Gobierno Bolivariano, los que los medios llaman “oposición”. Por múltiples razones, venezolanos que deben ser respetados, porque al final vivirán aquí. Son, de aquí. Cuando se habla del despertar social, ese que enfabuló a Habermas debe entenderse por y condicionado siempre por las condiciones objetivas del contexto; tanto así que ningún proceso revolucionario es idéntico a otro. Como todo proceso social que implique la cohesión, se pervierte con el tiempo. En una nación dominada y sometida por las miserias del capitalismo y su sistema de dominación cultural no solamente es mágico que un hombre haya logrado “despertar” a un pueblo. Lo que es verdaderamente Macondo es que estemos aquí, después de 15 años, a punto de entrarnos a coñazos en una pelea global por la nueva repartición del mundo.

Decía que ese despertar social que provocó Hugo Chávez pasa por enterarnos de que podemos cambiar al mundo, y que estábamos dormidos. Además, nos enteramos que éramos unos explotados comemierda, que mientras las élites y su corte de funcionarios que eran “la clase media” se encargaban de chuparle la última gota de petróleo en el Zulia para alimentar a las hienas del norte, en el Amazonas Bélgica era Bélgica por nuestro caucho, primero. Después por nuestro Oro, los evangélicos casi borraron las mentes de nuestros ancestros y luego la humanidad conoce del genoma humano por la extracción ilegal de sangre y órganos Yanomamis. Los venezolanos despertaron, un día soleado con el Indio Chávez cantando en el televisor. Se llamaba Aló Presidente, y era Chávez haciendo lo que mejor se le daba. Hablar. Dotado de una memoria prodigiosa, un férreo estudio de Bolívar, una sed de conocimiento que lo consumía. Chávez no conocía el concepto de lo ridículo, no se comedía. Se veía que le fastidiaba el protocolo, al llanero le gustaba cantar, improvisar, alardear, chalequear. Pero era inflexible, temible.

Los venezolanos, le  hemos dado mucho al mundo.

Despertar que oxigenó a la democracia mundial, lo de Venezuela es significativo en muchos ámbitos. Yo hablaré del comunicacional. Y hay que decir otra vez que en Venezuela se está llevando a cabo la guerra mediática más dura y evidente por 15 años seguidos, contra un gobierno democrático. Precisamente por caracterizarse como extremadamente democrático, el ciudadano común se encuentra sobrecargado de mensajes ideológicos; algunos en propaganda, otros en “información”, otros inducidos en telenovelas y programas, radio, prensa. Otros subliminales. Y para un individuo alienado-programado por el capitalismo es un caldo de cultivo perfecto para la violencia.

Que cómo? Bien. Se habla de alineación cuando el individuo es inducido a comportarse en base a los designios de otro. En este caso, la alineación es soportada por la experiencia del individuo frente a los estímulos perceptivos y más allá, la cultura misma de una sociedad capitalista. Entonces la sociedad misma, la escuela, nosotros padres formamos a un individuo alienado que repite nuestros errores de apreciación, nuestras matrices de opinión implantadas, nuestras ignorancias, prejuicios, y así. Cuando se habla de programación nos referimos a ciertos indicadores en esa “conciencia colectiva” que pueden ser anticipados, desarrollados y activados para obtener una conducta, un patrón de consumo, una opinión pública favorable.

No le suena familiar, el paisaje de tener que esconderse, bajar la voz. Bajar la cabeza ante la corrupción, el crimen, la miseria? Autorelegarse a conversaciones de café, a ser estigmatizado, señalado por “ser de izquierda”? Incluso a seguir los patrones de estética: pelo largo, barba, franelas del Ché, de Chávez, de Fidel, de cualquier verga. Boinas. Tabaco. Café. Cómo nos dolió tu partida, Chávez, gran desmitificador del mundo.

Chávez inventó el gobierno mediático, en vivo. Hoy, Maduro lo sigue a letra pietra y me atrevo a decir que le añade más picante, más efectividad en toma de decisiones, obras; producto de un motor de trabajo que viene tomando músculo miles de viviendas son entregadas mensualmente. Ese gobierno que se apoya en los massmedia, que depende de ellos para decir estoy, estamos. El crisol de razas se mantiene unido por sentimientos implantados desde niño por el sólo hecho de nacer en estas tierras, y arrullarse con el Himno Nacional. Valores como la lealtad, el amor, la simpatía, la irreverencia, las ganas. A eso apeló Chávez y su proyecto, con eso les pateó el culo a sus mujeres rubias  (aclaro: al capitalismo lo mismo le da cabello negro, rojo o azul. Hablo de estereotipos que ayudaron a comercializar e implantar patrones estéticos a seguir, como una belleza nórdica, en primer lugar. Hoy la belleza en la publicidad, en información y en entretenimiento es usada como gancho, activador del programa. Recordemos a Mónica Spear. Gracias a mi mujer, por su observación atinada) y sus cocinas de mármol y sus autos lujosos. Con eso los abofeteó por todos nosotros, los que fuímos humillados, olvidados, abandonados, sometidos, robados, explotados. Eso somos, mientras hoy intentamos olvidarlo y salir adelante.

Si en las calles de Caracas hubiera “resentimiento”, como suelen llamar a las exigencias de igualdad, de respeto que hace el pueblo chavista a la burguesía, Caracas ardería desde sus cimientos. Ese odio que se activó para los alineados-programados bajo el hastag #lasalida al final los dejó sin gente. Por mucha guerra mediática que se haga, no es posible que el golpe suave tenga éxito en Venezuela, porque requiere dominación total de un grupo masivo. Y en Venezuela no lo tienen. Ni la derecha quiere otro golpe de estado, realmente. Quieren protestas, quieren elecciones, quieren candidatos serios. Pero bala por bala, en el jardín de tu residencia? No que va. Y es que no tienen representación política en un sistema en el que no creen, que odian y a veces no saben por qué aunque respondan cualquier barbaridad xenófoba o farandulera, ellos no saben por qué. No quieren pensarlo tampoco, lo que quieren es hacer real para irse.

Estados Unidos debe entender que no está para inventos, que en eso son buenos los chinos.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

KA

Agencia de creativos especializados en comunicación contemporánea

Ewan Robertson

Analysis from Venezuela and elsewhere

Josué Ferrer.

“Prefiero molestar con la verdad a adular con la mentira”. Lucio Anneo Séneca.

Libertaliadehatali's Blog

Enigmas, Puertas al Futuro, Otros Universos, Conspiraciones, Aventuras, Viajes al Pasado, Seres Extraordinarios....

Despertando a la Realidad

Tratamos de encontrar la VERDAD que tanto nos ocultan ELLOS.

A %d blogueros les gusta esto: