Skip to content

Venezuela; Falló el golpe. Y ahora que hacemos?

15/02/2015

13

por Orlando Romero Harrington.

Se suele pensar que el “coup d¨etat” clásico es un proceso en donde las fuerzas armadas responden a una previa manipulación con tintes casi siempre relativos a la consecución del poder, organizada por fracciones políticas internas en disputa. En Venezuela hablamos de injerencia extranjera que al final es el único poder que cuenta, el fondo que brinda los dólares y el que suple las condiciones psicosociales como motor de la desestabilización. En concordancia con la Unión Europea, Obama parece despedirse de la presidencia (para no volver, gracias) atizando la intervención en países hostiles a la línea de Washington. De nuevo, se estrellan en Venezuela. Cuáles son los motivos? Cuál es el camino de la derecha venezolana a partir de este fracaso? Que relación tiene con los movimientos internacionales de los enemigos históricos de la Revolución Bolivariana?


La guerra económica tiene sus orígenes en el año 2013. Como dicen algunos católicos empeñados en desconocer la filosofía cristiana que se desliza en la doctrina revolucionaria venezolana, “las calles serán de oro pero no tendrán que comer“. Católicos que espoleados por los discursos domingueros del párroco de turno, no dudan en sonreír ante la desgracia de un pueblo que sufre el desabastecimiento, la inflación y la indolencia continuada, indómita de un capitalismo depredador incrustado hasta en las más mínimas expresiones de economía informal parásita del sistema de alimentación regulada en Venezuela.

La convivencia de dos modelos enfrentados, antónimos y la lucha caníbal entre el mercantilismo, la inhumanidad del dinero fácil y la trampa sigilosa contra la producción y abastecimiento a precios solidarios del pueblo venezolano. La extracción de recursos, productos y talento venezolano para comerciarlos en mercados más miserables y también más ventajosos. La cercanía con un modelo capitalista colombiano que posee una estructura industrial más ventajosa y protegida por seis bases militares norteamericanas, hambriento de gasolina, alimentos, artículos de higiene, materiales de construcción y un largo etc.

Por un lado, se esconde la producción en galpones camuflajeados para tal propósito, para sacarla del país con destino a Colombia. Colombia, el mercado en donde Washington reina con su abanico de productos diversificados y donde no hay con qué comprar.Por otro lado, la ralentización de los procesos productivos en la industria privada e incluso la marginalización de la producción. La respuesta ante tal conducta criminal?: Queremos más dólares. Queremos que se acabe la regulación de precios por parte del Gobierno. Queremos un libre mercado. La culpa es de la Revolución por no invertir. Las fábricas y las industrias socialistas no producen. Lo público no sirve. Los revolucionarios lo han corrompido todo. Tú estás sufriendo por su mala gestión. Al final, la culpa (como siempre) es de Chávez.

En el año 2015, hemos sufrido la intensificación de esta batalla, esta vez con la legitimación simbólica y mediática del “bachaqueo” incluso con ribetes de legalidad para los que la practican. “Yo hago todo legal” contestan cuando les preguntan acerca de la venta de cupos electrónicos y viajeros. “Yo estoy trabajando para vivir” cuando los observan hasta seis veces en una cola de compra en cualquier supermercado. Valores de conducta, de interacción social que tienen su origen siempre, en la percepción de la realidad. Todos son “bachaqueros”. El que revende su cupo electrónico, su cupo de viajero no se diferencia en nada en el que revende desodorantes en la plaza, después de agotar la compra en cualquier abasto para maximizar una plusvalía que encubre la desgracia del otro. Nuestras reservas en esa modeda maldita, globo que disfraza la esclavitud universal del planeta ante una élite son aprovechadas para la ganacia personal. “Si no lo hago yo, lo hará otro”, dicen cuando te exponen sus crímenes tejidos en lo microcotidiano. Y voltean el rostro, hundidos en el fango de la “apariencia moral” de sus escritorios, de sus talleres, de sus oficinas. Todos los días, bajan un piso más en el ascensor de la historia porque son ellos, ustedes, nosotros los que día a día apuñaleamos a la revolución; y ojalá, con el dolor de mi alma lo digo que esto fuera sólo local, solo propio de estas tierras. La guerra comunicacional es la encargada de moldear, decía nuestra percepción de la realidad y todas las teorías que ridiculizan esta afirmación responden a un interés específico: legitimar el robo de recursos no renovables a nivel mundial. Es simple; no hay medios tonos. Somos presas, aunque lo ridiculizen de los medios perceptivos. Son los que condicionan nuestra acción incluso, “automática”. Y qué?, nos dicen los teóricos de la comunicación postmodernista: todos lo sabemos, y lo seguimos haciendo igual, nos dicen los nihilistas. Lo que nadie dice, es cómo vencerla. Lo que nadie aporta es cómo luchar contra oligopolios transnacionales de comunicación, con tentáculos en el mundo financiero, bienes raíces, armas. Perdón, he debido decir Lo que nadie aportaba, desde este academicismo en la ostra que caracterizaba a la izquierda del siglo XX. Y entonces llegó Chávez.

La lucha contra la guerra económica en Venezuela ha arrojado un resultado. Han vencido las fuerzas bolvarianas, porque han hecho lo que han debido hacer desde la alarma: llevar los procedimientos, los decomisos, los testimonios, los alcances, los personajes involucrados a la palestra nacional. Lo han puesto en la calle, y una vez en la calle la reflexión sobre los mecanismos del sabotaje, los culpables, la noción de traición al proceso bolivariano, la indignación, la injustica tiene rostro. Y la percepción, siempre constructiva en los procesos sociológicos toma para sí la problemática; la aprehende, simula, construye escenarios posibles y genera conocimiento probable. Conocimiento “líquido”, no formal en el sentido de la “formalidad” de comparar fuentes en el análisis. Inmediato, básico. Sucede que este líquido condiciona, la mayoría de las veces la conducta inmediata. Y hoy, la “condena” a los diversos mecanismos de guerra económica avanza en el pueblo. Nadie puede negar los avances hechos, en diversos ámbitos del imaginario colectivo. Han perdido una batalla simbólica, y ahora perderán la entereza logística y operativa.

Han perdido, de igual manera en el ámbito de la guerra psicológica: y los resultados han confirmado sus peores temores. La demonización de Diosdado Cabello es un truco habitual de los OPSI. Los esfuerzos “educativos” del Pentágono siempre enseñan a sus emisarios la importancia de sabotear, corromper, vigilar, infiltrar y asesinar apuntan a figuras clave de los procesos revolucionarios, pero nunca esperaron los dantescos niveles de aceptación y músculo simbólico del chavismo en el “affaire” Cabello. La historia recién dejaba descansar el cadáver de nuestro compatriota Robert Serra, aesinado de manera vil por sicarios colombianos. Día a día, diputados, políticos jóvenes de la Revolución Bolivariana son amenazados de muerte, sufren atentados en Venezuela. De eso nadie habla. De eso, mejor olvidarse, dicen los medios que dictan la pauta de todos los días a nivel planetario. De todas todas, el plan era golpear a Cabello, y cuestionar el liderazgo de Maduro. Una perfecta bomba mediática, arrojada por el Grupo Vocento y su periódico bandera, el ABC. Las razones, puede leerlas aquí. Resultado? Nulo. No hablamos de unas posibles sanciones, de un posible juicio, de un proceso. Hablamos de un momento, una interrupción de horas que coordinadamente, produzca “líquido”.

Han fracasado en la conjunción del feroz ataque mediático en Europa con la nueva Resolución de Parlamento Catalán (que ironía). En julio del 2014 integrantes de Alianza por la Libertad de Venezuela (ALV) y SOS Venezuela en Barcelona, explicaron a los diputados la gravísima situación existente en Venezuela en materia de libertades y derecho ciudadanos. Dos asociaciones de facebook, financiadas dudosamente lograron que el Parlamento Catalán, un contexto que siempre ha contado con la simpatía y apoyo a la causa republicana y autónoma del pueblo Bolivariano nos condena. Dos “organizaciones” que probablemente meriendan en los canapés juveniles de la NED y la USAID han hecho que Convergència i Unió (CiU), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Iniciativa per Catalunya – Els Verds – Esquerra Unida i Alternativa (ICV-EUiA) y el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) instalen en el marco jurídico de nuestro enemigo natural, la podredumbre fascista que gobierna la Unión Europea la posibilidad latente del embargo de nuestros recursos en instituciones financieras europeas. Otra vez, como Gadaffi. Sin embargo, este hecho se pretendía acompañara el “levantamiento” ficticio para que la torta del ABC se acompañara con las imágenes de Mariano Rajoy y Lilian Tintori, las declaraciones injerencistas de cualquier guevón europeo con el fascismo en nivel dos y las lacrimosas condenas de Fran Carrillo en los medios españoles al rrrrégimen venezolano por encarcelar a Leopoldo López.

Han perdido la capacidad logística, con la captura de los “oficiales” de aviación. Las comillas indican el desprecio que me produce un hombre de armas que traicione la voluntad de la mayoría; un militar demócrata, Bolivariano, Chavista desertor es un tiro al aire. Una bala perdida que ha descubierto, que va en bajada. Los detalles importan, sí en la perfilación del plan y son bastantes conocidos. Lo fúnebre es que uno de los objetivos de estos mercenarios, en su intento por bombardear desde aviones era la cadena televisiva Telesur; y digo fúnebre porque es un símil de lo bombardeado en Libia, en Siria, en Irak, en Ucrania. El mismo guión de ocupación y destrucción de las estructuras antiimperialistas, la persecución y desaparición de activistas y políticos, el cerco comunicacional, el toque de queda como manera de vivir. Han perdido, por no interpretar al chavismo, que les es ajeno. Tan ajeno como un golpe de tambor en el recinto. Han sido desolados por el quiebre de algún agente, por una falla de alguien; han expuesto a sus operadores políticos que tendrán que enfrentar la cárcel. Han desplazado a la palestra sus manejos porque tienen historia. Una historia que allana la impunidad de su impunidad parlamentaria. Han subestimado de nuevo al verde patriota de nuestro ejército. Aún llaman, ofreciendo dólares y visa norteamericana a los traidores. Parece que abunda el financiamento, o es que los venezolanos nos sabe a bola su “american way of life” y preferimos patearles aquí, en vivo.

En esto vale la política del “mundo al revés”. Desmoralizados, en franca desbandada y esperando a que el tiempo cure sus heridas la derecha venezolana atacará. Atacará con opiniones individuales, a través de un florecimiento insospechado de medios digitales con miras a posicionarse en las elecciones parlamentarias. Esperarán con ansia en las hemorroides que el petróleo siga cayendo. Su alcance ha mermado, por la inversión de dólares en efectivo de las agencias gubernamentales norteamericanas en la creación de nuevos líderes. Pelearán como leones por espacios en los medios, y competirán a pulso en las regiones con los nuevos rostros. La unidad en la oposición venezolana, ha muerto, si es que puede decírsele muerto a un cadáver ambulante. Descansará hasta los últimos momentos de campaña. Nadie quiere que le roce el estiércol ajeno, que ya bastante derrotas tiñen las camisas de marrón.

Las declaraciones de Biden revelan la intención de golpear severamente a Venezuela, decíamos antes de que termine la era Obama. Las actividades en Colombia revelan intenciones ocultas aún. La unión de las fuerzas sudamericanas será vital en la defensa de la Pachamama. Sin egoísmos, los países ALBA deben recurrir a la opción de movilización de ejércitos en caso de golpes de estado en nuestra tierra. Lo demás, déjenselo al pueblo de Bolívar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

KA

Agencia de creativos especializados en comunicación contemporánea

Ewan Robertson

Analysis from Venezuela and elsewhere

Josué Ferrer.

“Prefiero molestar con la verdad a adular con la mentira”. Lucio Anneo Séneca.

Libertaliadehatali's Blog

Enigmas, Puertas al Futuro, Otros Universos, Conspiraciones, Aventuras, Viajes al Pasado, Seres Extraordinarios....

Despertando a la Realidad

Tratamos de encontrar la VERDAD que tanto nos ocultan ELLOS.

A %d blogueros les gusta esto: