Skip to content

“Morir en las manos del Médico”. El extraño caso del Dr. Pulido Mora. Crónica de una lucha contra los medios en la Cuarta República.

21/05/2015

Miguel-Henrique-Otero

Por Orlando Romero Harrington

El error más grave que ha cometido el Dr. Adolfredo Pulido Mora, el más importante de su vida fue pensar que la ley se aplica de manera igualitaria para todos. Una equivocación fatal, en una época antigua. Un desliz que le costó veinticinco años de sufrimiento y rencillas, de amargura y descrédito. Porque la Venezuela de antes, en la que los medios de comunicación ponían y quitaban presidentes luchar a contracorriente contra estos poderes era simplemente una quimera. Una estupidez, pues. Hoy, el Dr. Pulido Mora está a punto de encontrar la paz que brinda la honra probada, la reputación intacta; que hay que ver cuán importante es esto para un médico, que tiene la vida de una persona en sus manos. Esta es su historia.

Cuando el Dr. Pulido Mora le abrió expedientes administrativos a los Dres. Santos Erminy Capriles, Aquiles Alcalá Brazon y Marcos González Berty nunca pensó que el futuro le depararía tantos sinsabores. Obviamente, se vé que Mora no tomó en cuenta el abolengo de los apellidos, sonoramente relacionados con los “Amos del Valle” de este país. Y es que los Capriles, por ejemplo dominan amplios espacios económicos, políticos y sociales, desde el inicio de la historia contemporánea de Venezuela. Tanto así, que uno de sus abanderados aún es candidato a la Presidencia; y hay que decirlo: es terco e insistente. He olvidado la cuenta de cuántas contiendas electorales ha perdido. Henrique Capriles Radonsky es el símbolo de la burguesía parasitaria, acomodada y rancia que imponía su estigma en todos los ámbitos de la Venezuela cuartorepublicana: su poder económico y su tradición familiar hablan por sí solas y explican, coherentemente el sufrimiento del Dr. Mora al enfrentarlos.

Como siempre, la burguesía protege sus crímenes con el desprecio absoluto que sienten por la ley. Una ley que sienten destinada al perraje, que les es acomodaticia a sus intereses y caprichos. Porque los Dres. Santos Erminy Capriles, Aquiles Alcalá Brazon y Marcos González Berty tenían más de un año sin ir a trabajar en el Hospital “Jesús Yerena de Lídice”; pero eso sí: cobraban quince y último religiosamente. Una postura muy común en la época, ya se sabe que la “Casa que vence a las sombras” como alguna vez se denominó a la Universidad Central de Venezuela produce médicos que responden a patrones de selección elitistas, que abordan el ejercicio de su carrera dentro del dogma neoliberal y capitalista. Decía Salvador Allende que “esos jóvenes viejos creen que la universidad se ha levantado como una necesidad para preparar técnicos y que ellos deben estar satisfechos con adquirir un título profesional. Les da rango social y el arribismo social, caramba, que dramáticamente peligroso, les da un instrumento que les permite ganarse la vida en condiciones de ingresos superiores a la mayoría del resto de los conciudadanos.”(1).

Y que hacían estos médicos mientras dejaban que el pueblo muriera, desatendido? Trabajaban en sus clínicas privadas. Mientras el paquetazo económico y las políticas de asfixia económica, junto a la represión de los órganos de seguridad ejecutaban los “genocidios lentos” que impuso el FMI y las directrices de Washington, mientras los pobres de esta patria se alimentaban de comida para perros*(2) y teteros de agua de spaguetti, los Dres. de la burguesía criolla cobraban de las arcas del estado, regularmente y brillaban por su ausencia en sus lugares de trabajo. Por supuesto, tenían que atender sus clínicas, antros de mercantilización de la salud. Sigue Allende: “Allá hay muchos médicos – y yo soy médico – que no comprenden o no quieren comprender que la salud se compra, y que hay miles y miles de hombres y mujeres en América Latina que no pueden comprar la salud, que no quieren entender por ejemplo que a mayor pobreza mayor enfermedad y a mayor enfermedad mayor pobreza y que, por tanto, si bien cumplen atendiendo al enfermo que demanda sus conocimientos sobre la base de sus honorarios, no piensan en que hay miles de personas que no pueden ir a sus consultorios y son pocos los que luchan porque se estructuren los organismos estatales para llevar la salud ampliamente al pueblo”. (1).

 Ése es el error del Dr. Pulido Mora. Le costó, como dijimos antes su reputación y enfrentar un proceso penal por Homicidio Culposo. La razón de esto? El 4 de marzo de 1991, El Nacional, periódico dirigido por Miguel Henrique Otero publicó en la portada de su cuerpo C, con llamado en primera página un reportaje titulado “Morir en manos del Médico”. Con caricatura incluída, en donde se representaba al Dr. Pulido Mora con bisturí en mano se le acusó de mala praxis médica en la atención de cinco pacientes en el Hospital de Lídice, ocasionándole la muerte a dos de ellos y dejando a los restantes con lesiones graves irreversibles. Pero esto no fue todo.

 El cinco, seis, siete y nueve de Marzo El Nacional publicó reportajes que ocupaban la totalidad de la portada del Cuerpo C con llamados en primera página acusando al Dr. Pulido Mora de mala praxis médica y consecuentemente, por asociación cognitiva de homicidio culposo. “La Complicidad del Gremio”. “Los pacientes indefensos ante los hilos del poder”. “Al paciente sólo le queda luchar y rogar a Dios”. La directiva del Gremio Médico pretende amedrentarnos”. Firmados por la periodista Hercilia Garnica y el último por la periodista Ybeyise Pacheco, estos artículos se ríen de la ética periodística. Vulneraron de forma flagrante todo apego a la realidad y al contexto de la situación. Este periodismo sensacionalista, amarillo y escandaloso utilizó las técnicas de información dirigida (omisión, distorsión, promoción de información). Si el Código de Ética del Periodismo reza, en su artículo 8 “El periodista no deberá deformar, falsear, alterar, tergiversar o elaborar material informativo, cuya divulgación o publicación resulte denigrante o humillante para la condición humanalo que hicieron Ybeyse Pacheco y Hercilia Garnica raya en lo criminal. Incluso, el descaro de estas periodistas fue tan humillante que en su artículo, Pacheco refirió: “De ahí que en este exhaustivo trabajo de investigación, estrictamente supervisado por mí como Jefe de Información de esta sección, cumplimos con recabar el testimonio de las víctimas, sino también el de los denunciados, entre ellos Pulido Mora y por supuesto, la Directiva del Colegio de Médicos”. (*) Ningún familiar testificó jamás en contra del Dr. Pulido Mora.

 Ayer, conversé con el Dr. Pulido Mora personalmente. Me contó que Miguel Henrique Otero se burló una y otra vez de sus derechos legales y porqué no, humanos. Que le negó reiteradamente la defensa, la réplica. Que le lanzó al suelo sus textos en donde se defendía legalmente, gritándole “no te voy a publicar un coño”. Ayer ví a un adulto mayor, con el cansancio a cuestas por una lucha épica. Porque el Dr. Pulido Mora fue víctima de una campaña de desprestigio, organizada y auspiciada por el editor del periódico El Nacional y sus reporteros. Hablamos de “campaña” porque los reportajes concluían con la frase “habrá una próxima entrega”. Nunca se entrevistó al Dr. Mora. Nunca se le dio la oportunidad de decir la verdad. Se le impidió de manera verbal, incluso de manera ilegal puesto que Mora pagó 108 mil bolívares, de su bolsillo, la página completa para publicar su defensa. Nunca fue publicada. Lo que sí se le abrió fue un Proceso Penal por Homicidio Culposo ante los Tribunales Penales de Caracas, que enfrentó por nueve años. Nueve años de odio público, de recalcitrancia en su magisterio, de chismes, rumores, de ignominia profesional y personal. El 19 de marzo de 1999, se dictó sentencia firme por el poder público. El análisis y las experticias dictaminaron que “…no emergen evidencias que fehacientemente determinen que dichas complicaciones se hayan producido por mala praxis médica…. Las complicaciones de las personas, no se produjeron por impericia, negligencia o imprudencia en su profesión…”. De nuevo, como ya lo había hecho en el año 1994, cuando el Tribunal Disciplinario del Colegio de Médicos del DF dictaminó que “la actuación profesional como Neurocirujano del Dr. Adolfredo Pulido Mora en el manejo asistencial de los cinco pacientes objeto de la investigación fue la correcta…. “ y “ha quedado demostrado que con su actuación en el presente caso los Doctores Santos Erminy Capriles, Aquiles Alcalá Brazon, Marcos González Berty, Leonardo Moschini, Luis Beltrán Bellorín y Ana Cruz Márquez violaron en forma continua el artículo 46 de la Ley del Ejercicio de la Medicina que se refiere al secreto médico” y también la intimidad de los pacientes y la dignidad de la persona, Miguel Henrique Otero se volvió a reír en la cara de Pulido Mora. Esto es, se negó a publicar la sentencia del Tribunal Disciplinario. Sí, Miguel Henrique Otero, director de El Nacional; ese paladín de los derechos humanos y la libre prensa, que ahora declara en la rocambolesca comparsa que arman los oligopolios comunicacionales europeos y norteamericanos contra la Revolución Bolivariana. El mismo que acusa al gobierno venezolano, elegido democráticamente en las urnas por el pueblo que el anteriormente subyugaba y manipulaba con su periódico de ser una dictadura. El mismo, vale que viaja por España diciendo que no le dan papel para imprimir mientras muta progresivamente el diario a formato digital y atiborra al espectador de publicidad invasiva; ese, que implantó la política del terror mediático con la información como chantaje. De él estamos hablando.

Hoy, Adolfredo Pulido Mora tiene en su mano una sentencia definitivamente firme del Tribunal Superior Primero en lo Civil del 15 de Mayo del 2013 contra las periodistas Ibeyse Pacheco y Hercilia Garnica y el periódico El Nacional. Dicha sentencia los obliga a pagarle cuatro millones quinientos mil bolívares y obliga también a El Nacional a publicarle un derecho a réplica mediante cinco publicaciones en portada del cuerpo ciudadanos redactadas por su persona y sin costo alguno. Yo no creo sinceramente, que eso sea un desagravio. Creo en el poder de la palabra y la generación de matrices como plataformas para inducir conceptos y provocar conductas que difícilmente pueden ser borradas después. Queda, en el ser humano una distensión, una reacción involuntaria frente al hecho que es producto precisamente, de esa manipulación obscena a la que están acostumbrados estos medios para el público. No creo que nada ni nadie pueda desagraviar al Dr. Pulido Mora. Sin embargo, sé en el fondo de mi corazón que se sentirá orgulloso de lo que escribo. Y sé que mi vieja, mi hermana y mis hijos también lo harán. Porque si hay algo en lo que podamos, Ud. y yo querido lector apoyar las causas que luchan desesperadamente, con ahínco y tesón por revertir la guerra mediática y los intereses mercantiles que hacen de la información un arma para destruir al individuo, estaremos haciendo de la verdad un compromiso. Mi compromiso hoy es con ese luchador al que conocí una noche cualquiera. En sus ojos ví mis ojos, ví los ojos de aquellos a los que quiero y me quieren, ví las pupilas de fuego de los que mueren intentando cambiar las cosas, ví los destellos del fuego implacable que exige justicia. Y aquí está.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. 22/05/2015 1:52 pm

    ENTIENDO LAS POSICIONES DE LOS MÉDICOS ENVIDIOSOS Y SUS REPRESALIAS, YO TUVE EL MISMO PROBLEMA CUANDO LLEGUE DE USA A PUEBLA VENIA SÚPER PREPARADO, COMENCÉ A OPERAR Y TENER ÉXITOS INCREÍBLES,, TRAJE A MÉDICOS AMERICANOS DE MIAMI A QUE DIERAN CONFERENCIAS
    , POR PRIMERA VEZ A LA FACULTAD DE MEDICINA DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA, LAS AUTORIDADES DE AQUÍ DEL GOBIERNO DEL ESTADO DIRECTORES DE HOSPITALES SE ME ECHARON ENCIMA, TODOS ELLOS CON ESTUDIOS LOCALES NUNCA FUERON A ESTUDIAR AL EXTRANJERO, LLEGO EL MOMENTO QUE UN MEDICO PORQUE ME TARDE EN PONER UNA SONDA EN T DEL CONDUCTO HEPATO COLÉDOCO SE QUITO LOS GUANTES Y SE SALIÓ DE LA SALA DE OPERACIONES ,OTRO MEDICO EL SECRETARIO DE SALUBRIDAD QUE ME PROHIBIÓ SEGUIR CONSTRUYENDO MI CASA , Y VIAJAR A USA, EL DIRECTOR DE NEUMOLOGÍA ME SACO DE LA FACULTAD DE MEDICINA DE LA CUAL YO ERA EL SUBDIRECTOR , ASÍ QUE LUCHE CONTRA MÉDICOS QUE TENÍAN PODER PARA DOBLEGAR Y CON EL DEDO PONER A SUS AMIGOS.DONDE ME APOYE ES QUE MI CONSULTORIO ESTABA LLENO DE PACIENTES A TODA HORA Y ASÍ PUDE MANTENER A MI FAMILIA, CON EL TIEMPO MUCHOS DE ELLOS SE MURIERON Y YA NO ME HICIERON NADA ,LES DI LA VUELTA

  2. 21/05/2015 8:38 pm

    Reblogueó esto en OTRAVOSSy comentado:
    #OTRAVOSS

  3. CARMEN V. MARIÑO permalink
    21/05/2015 2:46 pm

    POR ERROR DIGITAL SE COLOCÓ EL TERMINO TUBO POR TUVO, VERBO CORRECTO.

  4. CARMEN V. MARIÑO permalink
    21/05/2015 2:37 pm

    HONOR PARA UN HOMBRE QUE LUCHÓ POR DEFENDER SUS DERECHOS, IDEALES Y QUE TUBO FE EN SI MISMO HASTA EL FINAL. DIOS LO BENDIGA POR HABER VENCIDO A ESTOS BUITRES Y QUE LO HAYA LOGRADO EN EL GOBIERNO BOLIVARIANO. Y ME DESPIDO CON FRASES DE EMILIANO ZAPATA: “EL BURGUÉS, NO CONFORME CON POSEER GRANDES TESOROS DE LOS QUE A NADIE PARTICIPA EN SU INSACIABLE AVARICIA, ROBA EL PRODUCTO DE SU TRABAJO AL OBRERO Y AL PEÓN, DESPOJA AL INDIO DE SU PEQUEÑA PROPIEDAD Y NO SATISFECHO AÚN, LO INSULTA Y GOLPEA HACIENDO ALARDE DEL APOYO QUE LE PRESTAN LOS TRIBUNALES, PORQUE EL JUEZ, ÚNICA ESPERANZA DEL DÉBIL, HALLASE TAMBIÉN A SERVICIO DE LA CANALLA”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

KA

Agencia de creativos especializados en comunicación contemporánea

Ewan Robertson

Analysis from Venezuela and elsewhere

Josué Ferrer.

“Prefiero molestar con la verdad a adular con la mentira”. Lucio Anneo Séneca.

Libertaliadehatali's Blog

Enigmas, Puertas al Futuro, Otros Universos, Conspiraciones, Aventuras, Viajes al Pasado, Seres Extraordinarios....

Despertando a la Realidad

Tratamos de encontrar la VERDAD que tanto nos ocultan ELLOS.

A %d blogueros les gusta esto: