Skip to content

Cómo salir del chavismo (y no morir en el intento).

04/02/2016

Por Orlando Romero Harrington

 

hacer-logo-en-chrome-1

Estrategia política, síndrome del tope, pánico, intereses ocultos, guerra psicológica?. No es una invención, ni una pregunta caprichosa. Sucede a diario en los medios públicos, sucede a diario en los privados; por doquier, se oyen las voces agoreras del desastre y del sálvese quien pueda en el chavismo. En la Venezuela del 2016.

Partamos de un término clave: unidad. Sin la unidad de las fuerzas revolucionarias la guerra se hace complicada. Todo lo que sucede responde a un plan que perfila una de sus vértices, fragmentar la sólida muralla de pueblo al que tocó Hugo Chávez.  Fragmentación psicológica, sí, pero de carácter noticioso. Renovada hora a hora en los medios digitales, las fallas de la burocracia en las Instituciones del Estado, la corrupción, la falta de planificación, la inseguridad y la guerra económica fractura la convivencia, lo cotidiano, lo vital. Esas manifestaciones sociales de descontento que en otras latitudes no tienen cabida en medios hegémonicos (oligopolios de comunicación) hoy son universales, mediante un escenario construido con tenacidad en los medios mundiales. Venezuela, para millones de usuarios de la televisión por cable que son engañados, manipulados con verdades a medias, mentiras, rumores, chismes, artículos de opinión es un estado forajido, una dictadura que viola los derechos humanos intentando sostenerse en el poder. El parlamento Venezuela, el Manual de Uso para Venezuela que reina en Washington a nivel comunicacional atiza el bloqueo financiero, crediticio, mercantil mientras el pueblo lucha por vivir con un barril de petróleo a 20 dólares y el verdadero error, el más duro de asumir, el que duele. No hemos logrado diversificar la economía de la patria y seguimos siendo monoproductores.

Unidad, decía Chávez ante la adversidad. Unidad, decía Bolívar.  Sí, reconocemos los errores que cometemos a diario y aún más.  Asumimos como propios los errores de nuestra militancia, de nuestros líderes, asumimos las equivocaciones, la indignación, la rabia de nuestro pueblo. Somos, de alguna manera los que recibimos en la cara los resultados de  la lucha política que perfila la resistencia contra el Imperio de Multinacionales más grande de la historia contemporánea. Una burguesía transnacional, el verdadero estado dominante del concierto de países mundiales. Directores de guerras, genocidios, destrucción y sabotaje.  Nuestro futuro depende de nuestra evolución económica, de la autosustentación.  Andamos caminando, en la camionetica, en el abasto. Somos millones de venezolanos, anónimos un gentío, conocidos muchos. Nos unimos en una causa y hoy, a pesar de la adversidad somos incapaces de traicionar el juramento a Chávez. Y también nuestros hijos están germinados, y sus hijos, y los que vendrán hasta que se cumplan cien años.

Dicho esto, resulta tragicómico oír, leer a aquellos que detentaron el poder (en sus diversas acepciones pero con énfasis en la noción de poder como expresión de la comunidad que faculta al re-presentante de acción) recular. “Yo lo dije”. “No hay gobierno”. “La solución es esta”. “Esta vaina no sirve”.  “Vamos al abismo”. Permítanme, en aras de la inmunidad que me faculta el verlos-oírlos-escucharlos por 1 año mandarlos todos a la mismísima mierda. Con qué cara le dicen al pueblo esas estupideces? Por prebendas perdidas? Por intereses políticos? Por “dignidad”? Dónde estaba su dignidad cuando ejercieron como funcionarios o servidores públicos y no pudieron con el trabajo? Porque se presentan como estampas religiosas de la sindéresis y la objetividad mientras viven como príncipes? Que carajo es lo que hay que hacer ahora para que nuestra Revolución no muera con un chavismo descontento, espoeleado por estos “intelectuales”, estos “valientes luchadores” que se “atreven” a “desafiar” al régimen de Maduro? Mientras millones le están poniendo el mundo a este proyecto, mientras millones, la verdadera mayoría de este país quiere mejorar de inmediato lo cotidiano, lo básico. Nos atacan en nuestras necesidades fundamentales, alimentación, vivienda, seguridad, salud, educación. Hemos hecho una Revolución en quince años que le garantiza al pueblo, a los que nada tienen estos principios de estado para tener que soportar paños tibios, críticas veladas, desafíos, ambiciones y egos dolidos.

Los efectos? Desazón. Desánimo. Capitulación. Abandono. Podríamos abundar en la esfera perceptiva de lo social. Lo cierto es que la crítica hoy es un trampolín para situarse en el centro, en una izquierda radical, en el chavismo light, en el ninismo según los lineamientos del emisor. Con la crítica pasa como el niño que maneja un cuchillo afilado. Todos los días, a cada instante, nos cortamos pero debemos seguir con el cuchillo en la mano. Estamos obligados a decir la verdad macroeconómica a un público que quiere hablar de la microeconomía, debemos perfilar al monstruo real escama por escama, sin capa de piel y tenemos quince años de invasión psicológica que nos ha dicho que el reptil somos nosotros.

Allá los que se quejan y no viven. Los que confunden la imagen móvil ahumada que llaman calle con la lucha por el pan. Nosotros Vamos a vencer. Nuestra vida ya no es nuestra, es del pueblo. Único mensaje, única estrategia, única convicción.

3 comentarios leave one →
  1. Rosa Vazquez permalink
    14/06/2016 6:38 pm

    Así se escribe. Gracias por decirlo. Todos sentimos lo mismo. Tú lo dices por todo el centro del home. Por la calle del medio. La rabo e’ cochino del mismísimo Chávez, hermano querido!

  2. luis roque guedez permalink
    08/02/2016 1:58 am

    como siempre tus acertados comentarios queda poco tiempo, pero o luchamos o nos vencen saludos luis roque guedez

  3. walentina Quiroga permalink
    06/02/2016 8:41 am

    ¿Cuál es el mensaje?. No lo veo. Si es la unidad, bueno eso es el principio para dar una batalla y tener siempre presente que en esta revolución pacifica las balas son los votos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ewan Robertson

Analysis from Venezuela and elsewhere

Josué Ferrer.

“Prefiero molestar con la verdad a adular con la mentira”. Lucio Anneo Séneca.

Libertaliadehatali's Blog

Enigmas, Puertas al Futuro, Otros Universos, Conspiraciones, Aventuras, Viajes al Pasado, Seres Extraordinarios....

Despertando a la Realidad

Tratamos de encontrar la VERDAD que tanto nos ocultan ELLOS.

A %d blogueros les gusta esto: