Skip to content

La teoría del sálvese quien pueda.

28/03/2017

guerra-economica_venezuela

por Orlando Romero Harrington

Es evidente, para cualquier venezolano que camine las calles de cualquier núcleo poblacional que la situación económica de Venezuela es una olla a presión, con severos indicios de explotar en cualquier momento. La tensión en los rostros de los transeúntes, las conversaciones, las miradas y las actitudes corresponden a lo que muchos denominan preámbulo a un estallido social. 

Nadie puede intentar defender la actuación del estado, porque de inmediato es blanco de odio. La miseria vuelve a las calles, en un retroceso histórico al febrero de la rebelión. Los sueldos se hacen insuficientes de un día para otro, la comida no alcanza. Las profesiones se pervierten, se envilecen. La desesperación es recurrente y no escapa nadie de su olor nauseabundo. En este contexto, las causas de esta crisis son de dominio público. Todos saben el origen de la desgracia, el contexto. Todos juzgan, desde la impotencia y la rabia.

Crisis del precio del petróleo por el excedente de crudo que logra Estados Unidos a partir de la invasión a los países árabes, guerra económica de la burguesía, cerco diplomático y económico, barreras para préstamos financieros. A grandes rasgos, la política del shock económico en pleno, liderada por nuestra propia incapacidad de construir un modelo productivo alternativo al petrolero. Nuestra pérdida histórica, signada por el fracaso de las iniciativas sólidas de instalación industrial, canales de distribución, modos de producción y enfoques socioculturales que se contrapongan al sistema simbólico del capitalismo se paga con sangre en las calles, en los rostros, en las pupilas cansadas de nuestro pueblo.

Bailando juntos la sinfonía de la destrucción, el mercado se ha convertido en un tigre y no de papel. Hoy no hay control efectivo del mercado ni de la inflación. Los mayoristas y minoristas se empecinan en arrancarle de los bolsillos el dinero de nuestra gente, con un cinismo que arrecha y una impunidad que desalienta. Los precios se triplican en horas. El desabastecimiento se ha apoderado del espíritu minorista, y la consecuencia lógica para la desfachatez capitalista es aumentar de manera insólita los insumos de primera necesidad. La teoría del sálvese quien pueda en vivo y directo, en medio del caos.

Nuestro campo es la comunicación, y a eso nos atenemos. Qué espera la población de sus líderes? Cual es el enfoque adecuado para transitar la percepción hoy? Que clase y calidad de reacción genera el espectador ante la comunicación revolucionaria? Cómo se traduce en signos la imagen presidencial? Está llegando efectivamente el mensaje de estado? .

Para ser contundentes, es necesario el estudio científico a partir del análisis de muestreo, en la arquitectura del censo y la encuesta. Pero podemos aproximarnos a un par de hipótesis, fruto de las experiencias anteriores a nivel de comunicación audiovisual, los años de experiencia en el trabajo de la percepción, la generación de matrices de opinión y conducta.

Ante la desgracia propia, cualquier felicidad resulta ofensiva. Es un paradigma histórico, utilizado sobre todo en la maquinaria de propaganda soviética. Basta un breve repaso a la comunicación de la Revolución Rusa para entender esta manera de aproximarse al otro desde el poder. Los rostros, las re-presentaciones y los contenidos siempre atienden a la lucha, a la fuerza popular y claramente identifican al enemigo. Domina la seriedad, la concentración.

Y es que los metamensajes, o contenidos de segundo orden que se encuentran presentes en la comunicación deben responder efectivamente, sin vacilaciones a la necesidad sociológica del “referido” (en este caso los venezolanos). La repetición, y a pesar de lo que digan las teorías modernas de propaganda no siempre es eficiente, no siempre es pertinente. Sobre todo en el caso de la sobrexposición de la figura rectora (válido para cualquier político), enfrentada con un mensaje que es político (por ende prefabricado y consistente con la ideología) y que hace aguas en la confrontación con la realidad. En estos tiempos de guerra encarnizada, de balas y cañones de múltiples formatos el entretenimiento, la diversión y el circo se desdibujan porque precisamente, responden a una época y un contexto que ya cambió.

La figura fuerte, decidida y voluntariosa del caudillo es un arquetipo en la sociedad venezolana. Nuestro pueblo atiende a la voluntad, a la sinceridad y a la identificación absoluta con los menos desfavorecidos. Es así desde la fundación de esta ciudad que es Caracas. Es así como Simón Bolívar sacó de sus casas a los hombres que libertaron América Latina, y es así como Hugo Chávez volteó la historia contemporánea e hizo frente al Imperio más poderoso del planeta y de la historia.  Recordemos que la figura del Chávez fuerte e invencible, recio y determinado dominó el espectro comunicacional y el inconsciente colectivo del venezolano, hasta generar nuevas conductas (último y anhelado escaño de la comunicación).

Diversas campañas publicitarias y electorales optaron por el recurso emocional, afectivo de un Chávez con diez años en el poder, con una comunicación que destrozó todos los parámetros existentes. Se comienza a utilizar el símbolo del corazón para contrarerstar la imagen de dictador y tirano que vomitaban los canales privados, hasta la saciedad. Lo afectivo, lo femenino entonces dominaba la percepción interna del chavismo, en un salto cuántico del sistema simbólico de la izquierda mundial hacia un panorama de azules, corazones y besos. Pero Chávez no es Nicolás Maduro. Y conservar (por cábala, por ganancia ajena, por flojera o por desconocimiento) ese mismo sistema de símbolos no está manifestando, no está expresando el amor de Maduro por su pueblo. Está expresando un cliché. Está transmitiendo una herencia sígnica que no se corresponde con la violencia de una guerra económica sin cuartel, de un ataque internacional sin freno ni límites, de una continua desilusión y desgano de la militancia.

Dicen que el director de cine tiene como única labor tomar decisiones y responder preguntas. No hay espacio para la improvisación, para la duda o el invento. Ante esos hechos, la respuesta es el hastío del grupo que maneja. En comunicación de combate, ideológica, de resistencia se repiten LAS IDEAS TRANSFORMADORAS, en múltiples formatos y enfoques, desde miles de voces individuales o colectivas. Declarar estado de guerra comunicacional no es un invento ni una charada. Es una urgencia. Es de vida o muerte. No podemos darnos el lujo de una vocería débil y poco profunda, en todos los ámbitos de la física del poder Bolivariana.

La guerra, entonces entendida como asaltos consecutivos y forcejeos de vida o muerte a nivel mediático no puede ser enfocada desde la transmisión y comunicación de los “logros” revolucionarios cuando éstos no tocan, no hacen vida, no afectan a la mayoría de la población porque reciben el feedback negativo, inverso al propósito. Se convierten en la nada. Se diluyen en la historia repetida, en la ausencia de interés. No todos los ministros son voceros, ni todas sus acciones y trabajo importante o trascendental. Paradójicamente, cuando lo extraordinario se hace cotidiano, queda en eso. Cotidiano. Las soluciones amarillistas, teatreras, novelescas, con caras bonitas y con transmisión televisiva  no solucionan la grieta fundamental que es el verdadero problema. La revolución Bolivariana necesita un nuevo lenguaje, con nuevos medios, con nuevas audiencias, nuevos contenidos, nuevos enfoques.

Y no dude, querido lector-lectora que tengo bien delimitado el sector y el objetivo. Y es que el sector más importante, capital y fundamental hoy es el propio chavismo. Su fortaleza emocional, su capacidad de resistencia en base a la rabia y el orgullo, su lealtad ante la esperanza de un mandato fuerte e intrépido, su terquedad ante la adversidad es el pilar estructural de este movimiento político. Si tiene alguna duda, examine los ataques del fascismo criollo, y a dónde apuntan. La desestabilización emocional (impotencia, pánico, inseguridad, odio, desilusión), el continuo y desquiciado ataque a Nicolás Maduro (incitación a la xenofobia al acusarlo de colombiano, de pocas letras, burla, de poca maniobra política), la desilusión y la constante exposición del residuo de sus guerras en nuestro pueblo es sólo la punta del iceberg.

Nuestra peor condición de combate es tener aliado a un solo canal televisivo de alta difusión, a pesar de contar con decenas en el Sistema Bolivariano de Comunicación. Nuestros errores pasan factura, al no diversificar la acción específicamente en la televisión. En Internet, ese leviatán amenazante la lucha es segundo a segundo y progresivamente, se hará urgente y necesaria la activación de medios específicos para ese contexto. El ámbito educativo de información, comunicación y creación está en pañales. En resumen, y en la peor de las épocas de esta lucha continental y épica, aún puedo referir estas opiniones por la calle de la soledad y a contrapelo de lo que puedan decir. Recojan los vidrios.

 

 

 

 

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. XDuende permalink
    18/04/2017 5:11 pm

    ¿Habra alguien en el mundo, que aun defienda este adefesio? Seria posible que aun los Chavistas no se den cuenta, como llegamos aqui… como resultado de 17 años de mala gestion, donde se malbarato el mayor ingreso petrolero de la historia de Venezuela.

    Donde un ministro, Chavista y parte de todo este tinglado, tiene la desfachatez de decir que se perdieron 25 mil millones de dolares, y aquí no ha pasado nada.

    Por el amor de Dios, dejen de escribir y dar rimbombantes explicaciones intergalacticas que nade cree.

    Suerte!

    • Orlando Romero Harrington permalink*
      22/04/2017 7:24 pm

      Si. Hay. El millon d epersonas que salio a la calle a defender este proceso el 19 de abril, cuando pensaban que iban a dar un golpe de estado de nuevo, lo confirma. No estoy interesado en que me creas tu. Estoy interesado en que los que son como tu, nos respeten.

  2. 29/03/2017 7:21 pm

    Camarada, reflexiones muy pesimista. YO, cuando me siento un poquito ansiosa…siempre recuerdo a nuestro Chavez ETERNO y pienso en TODO lo que pasó desde 1999-2013…y respito HONDO y sigo pa lante. Ni UN SOLO PASO ATRAS!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

KA

Agencia de creativos especializados en comunicación contemporánea

Ewan Robertson

Analysis from Venezuela and elsewhere

Josué Ferrer.

“Prefiero molestar con la verdad a adular con la mentira”. Lucio Anneo Séneca.

Libertaliadehatali's Blog

Enigmas, Puertas al Futuro, Otros Universos, Conspiraciones, Aventuras, Viajes al Pasado, Seres Extraordinarios....

Despertando a la Realidad

Tratamos de encontrar la VERDAD que tanto nos ocultan ELLOS.

A %d blogueros les gusta esto: