Skip to content

Alienados. Crónicas de una Guerra de Cuarta Generación.

04/05/2017
por Orlando Romero Harrington

Venezuela contempla en sus monitores una destrucción que sorprende, muchas veces a sus habitantes. Y sorprende casi siempre por la presencia del odio, como un motor psicológico fundamental. En cada escena, que hoy es transmitida en vivo por medios digitales, reflejada en fotografías y comentarios en redes sociales y amplificada a conveniencia por los oligopolios comunicacionales de todo el mundo se proyecta una irracionalidad, un desprendimiento de civilidad y un irrespeto al otro que casi siempre, se le atribuye al contricante, al enemigo.

Estas manifestaciones de odio, como lo son las fotografías de unos jóvenes amarrados a un árbol, desnudos, vejados, golpeados y humillados a la opinión pública por intentar “atravesar” un cerco de basura y objetos incendiándose en la carretera (denominado localmente “guarimba”). Una multitud otra vez, irracional y desprovista de todo gentilicio o civilidad los atacó ferozmente, y se tomó el tiempo de registrar el hecho para difundirlo en internet.

Lo importante, estimado lector o lectora quizás no radique en la aparición de estos actos (que sí, son genio y figura de los actos paramilitares que a diario realizan estas organizaciones terroristas en Colombia, y que son uno de los motivos principales del éxodo de colombianos a Venezuela). Lo importante es la pasividad conque sectores de la sociedad venezolana reciben estas noticias. Lo importante es la participación cómplice de ciudadanos en estos hechos y por último, la aprobación y la estimulación irracional y fuera de todo parámetro humano y cívico de este esquema de micro-terrorismo por esos mismos sectores.

Y es tan importante que me detengo aquí, y propongo una breve interpretación al fenómeno dentro de el enfoque dialéctico para perfilar a los principales articuladores y ejecutores de lo que está pasando en Venezuela. En otras investigaciones, hemos adelantado hipótesis muy concretas sobre la actuación de equipos de operaciones psicológicas (OPSI) dependientes del Pentágono enmarcados dentro de la nueva doctrina militar norteamericana, conocida como la Guerra de IV Generación. Hemos hablado de los ejes y la actuación de estos equipos en el devenir político y comunicacional venezolano, y hemos establecido una categoría fundamental (ALIENADOS). Según su formulación, los hemos definido como individuos que imitan y siguen las actitudes y comportamientos en todos los ámbitos de la burguesía. No es una decisión individual, ni consciente. Han sido programados desde el nacimiento, con el favor de una sociedad capitalista de corte extractor, parásita de la economía norteamericana y colonia en muchos sentidos de la misma.

Hauser (1962) hablaba de una “mentalidad capitalista” surgida en los inicios del período gótico, con el ascenso de los mercaderes y el espíritu de la sociedad moderna. Esta sociedad se orienta al beneficio y la ganancia, y el mercader es su representante por antonomasia. Es el culpable de que la riqueza territorial, única forma de riqueza hasta entonces (recordemos que los metales preciosos eran atesorados en forma de instrumentos utilitarios, como copas y bandejas de oro) en la Edad Media pereciera ante la aparición del dinero y produjo las condiciones favorables para el ascenso social de la burguesía.

1

Como es lógico, marcó los fundamentos epistemológicos para comprender un nuevo tipo de sociedad, fundamentada en el ascenso de la burguesía mercantil y el enriquecimiento del campesinado* (como consecuencia del desplazamiento de campesinos a las ciudades y la industrialización, los señores feudales comenzaron a arrendar sus tierras, despertando a los ingresos rápidos y especulativos por el alquiler de dinero, y por otro lado la idea de valorar y comerciar los productos sobrantes trastocó la economía improductiva, permitiendo que el campesino o el obrero fuera considerado como “trabajador libre” y pudiera disponer de recursos “propios”), la delimitación del concepto ciudad como cónclave del intercambio comercial. Claves, en todo caso para comprender la filosofía del alienado actual, peculiar y única, fruto del contexto regional pero personalísima. A continuación, una aproximación a las características básicas del alienado venezolano:

2Hijos de la escuela y universidad privada, de las urbanizaciones y los negocios familiares los jóvenes de la burguesía local se contentan con encabezar los tabloides y “liderar” las manifestaciones “pacíficas” hasta donde llegue la memoria de la cámara y la influencia del gas pimienta. Los que arremeten contra la propiedad, los vándalos agresores, los que incendian vehículos, casas, hospitales, universidades, centros maternos no son reconocidos por nadie. No pertenecen a nadie. Son automáticamente despreciados por la opinión pública con el epíteto de “colectivos”, (en un infeliz remake de lo que se hizo en este país en los meses que antecedieron el Abril del 2002, cuando la “mano invisible” de la opinión pública satanizaba a los Círculos Bolivarianos) o secretamente estimulados y admirados en las redes sociales por un cuerpo más o menos heterogéneo de articuladores comunicacionales.

PRESENTACION ALIENADOS

La realidad de la militancia política de la derecha en Venezuela es que la “clase media” que protagoniza la mediática de la contrarevolución no es mayoría. No conforma el grueso del cuerpo electoral, y menos representa a cabalidad las aspiraciones legítimas de la población que adversa el proyecto Bolivariano. Los alienados, o receptores e imitadores de la ideología burguesa son la carne, el músculo de esta nueva arremetida comunicacional. A contracorriente, las políticas de distribución de la renta petrolera por parte del Gobierno Bolivariano, los índices de escolaridad, educación superior, acceso a bienes y servicios y satisfacción de las necesidades económicas de la Venezuela con Chávez y el barril de petróleo a 100 dólares produjo, sin duda un nuevo actor en la dinámica social que de manera abrupta se enfrentó a un nuevo “modo” de vida, ideologizado de manera constante y sistemática por los ejes culturales del capitalismo (en franca coexistencia caníbal con los logros del socialismo en el plano económico).

El “gusto” (desde el sociólgo alemán Weber, hasta Marx describían al “gusto estético” como una fuerza social, condicionada por los valores hegemónicos de la cultura, contexto socio-económico, y más) se refina, ciertamente en contraposición a la interacción social anterior por diversos motivos y bajo diversas perspectivas; sin embargo, la que mencionaremos aquí es la incidencia de una apertura de mercado en el sector importaciones, lo cual posibilita la presencia variada y abundante de artículos nuevos y más costosos de uso, de primera necesidad y perdurables en las vitrinas. El poder adquisitivo real del venezolano se incrementó a uno de los mejores de América Latina, y los viajes al exterior y el consecuente “roce” internacional establecen el lobby emotivo, el encuadre conceptual y por tanto la pasividad pública ante el delito del cambio de dólares ilegal.

La consecuente “dolarización” de la economía venezolana en el mercado virtual es una consecuencia directa de la influencia de la guerra psicológica, al menos en el aspecto de su aceptación tácita por este sector de la población. Productos específicos de la ideología neoliberal (la receta de Washington para las economías de colonia) los anti-conceptos, o antítesis de “propiedad” “estado” “frontera” “solidaridad” “colectivo” son explotados, reverenciados y esgrimidos en discusiones estériles, ya que el imperialismo fagocita el valor hasta colocarle límites. Lo mesura, y al hacerlo lo hace ponderable y “sujeto de análisis” desde obviamente, la perspectiva que favorezca la acumulación de dinero y como objetivo base, el ascenso social.

La idea de un sujeto de escasos recursos económicos militando en el mismo partido de un burgués parece irrisoria, increíble. La adversión natural de la burguesía ante la pobreza proviene, en primer lugar y como profetizaba algún libro de Herrera Luque en el descubrimiento de su origen, en la identificación del ancestro. En segundo lugar, las clases hegemónicas de Venezuela se reúnen con los lazos financieros, con el poder económico como eje central porque es naturaleza del capitalismo la standarización de las clases, la eliminación de las “castas” tradicionales (y con ello un desprecio absoluto por las leyes y el sistema social del Estado Bolivariano en general) y el “ser gregario” en base al dinero que se acumula. Y eso no le gusta a la burguesía.

 

4

Consecuentemente, el centro filosofal del alienado es la búsqueda del dinero. Y en cuanto fluyera en los bolsillos, todo bien. Los métodos de apropiación del capital no lícitos a la orden del día en las plataformas generadoras de matrices de opinión, el ataque cultural, la imitación de modelos extranjeros, la banalización del mal, la contracultura del bachaqueo. Pantallas para hacer dinero fácil, en pos de lo citado anteriormente en las láminas.

Los resortes emocionales son la ira, la frustación, la decepción, la incredulidad, el odio. El desastre en la psiquis de la guerra económica es fundamental en la clase media y sus alienados. Los argumentos que aluden a la desesperanza y al pesimismo son espueleados por la insatisfacción de estas “necesidades implantadas”, autoconstruídas por la interacción social. No hay dinero en las calles, consecuencia de la caída del precio del barril petrolero y lógicamente, los esfuerzos monumentales del estado a veces resultan insuficientes. La idea de un estado negligente, corrupto, atrasado, aislado se proyecta en cada tweet de articuladores de información y opinión. Los mensajes de solidaridad y unidad se encuentran bajo ataque, de miles de maneras. Unas simbólicas, unas homicidas.

Algunos hablan de la necesidad del cambio, elemento común en los metamensajes (la única manera de interpretar el mensaje de la oposición venezolana es precisamente, no interpretar nada linguístico ni semántico. Es interpretar los hechos.) que se emiten en vivo y directo. La opinión entonces es un cambio radical, sin dilaciones. La irracionalidad caracteriza repito, las acciones y en poco espacio que prestan los medios comerciales a las declaraciones de los manifestantes, un peligroso tufo a xenofobia política.

Se encontraron con un pueblo alegre, millones en una Avenida. Tropezaron con la realidad de un pueblo culto, crítico. La intentona de revolución naranja, por ahora fracasa en Venezuela y prospecta ser el inicio de campaña de los nuevos representantes de la burguesía, y de los intereses imperiales. Seguimos.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. perezmirianwordl permalink
    07/05/2017 7:33 pm

    Gracias camarada. Excelente reflexiones. Las guardaré X SIEMPRE! Y por supuesto las comparto con mis camaradas. Te cuento algo personal, pero CREO, que much@s lo vivimos. Mi hermana, Doctora, no es una terrorista, pero en el sector donde se mueve, el ODIO es alarmante. AYER, me sorprendió que ELLA, ya está ganada hacia la derecha. Y no me refiero que vaya a salir a quemar nada, me refiero a que TOD@S nosotr@s l@s revolucionari@s vivimos esa TRAGEDIA en la familia. No se puede entender hasta que se viva. Así que tenemos que ser ABSOLUTAMENTE FIRMES, con voluntad INQUEBRANTABLE, para seguir luchando y avanzar+revolución. L@s que se queden…allá se quedarán. Debemos entender que esos sectores están SIN REMEDIO. Debemos avanzar con sectore populares. !Ni Un Paso Atras! !HLVS!

  2. Elias Heller permalink
    05/05/2017 5:06 pm

    Este artÍculo trata de describir los rasgos principales de un cierto tipo de opositor (de Caracas). Pero usa demasiados lugares comunes que no explica (por ejemplo:alienación, valores,etc) y el resultado no es por eso tan bueno. Yo he observado: el opositor agresivo en las redes sociales es un sujeto enormemente inculto. Por pereza y desprecio hacia los productos del intelecto nunca puede reunir la disciplina necesaria para analizar y apropiarse el pensamiento sistemático de otros. Esa incultura lo hace ser suceptible (desconfiado y suceptible como un jorobado o enano, diria Dostoyewski) y propenso a estallidos emocionales. Esas deficiencias intelecuales explican la predilección de los opositores por los memes, los insultos indecentes, la burla sádica, el uso innecesario de la violencia. El opositor de la capital es un individuo sin verdaderas raices en la cultura europea, es una persona que se ocupa obsesivamente con series de tv y películas, automóviles y heavy metal. En las redes se puede ver a supuestos académicos de la oposición como del Bufalo o G. Aveledo que provienen de esa misma patria (anti)espiritual pero con un barniz de pseudocultura. En ninguno de ellos se puede encontrar un análisis de la esencia del chavismo, de su organización, de sus variantes, etc.

    • Orlando Romero Harrington permalink*
      14/05/2017 5:56 pm

      Saludos, Elías. No es el único artículo que he escrito sobre Guerra de IV Generación, y espero tampoco sea el último. Este aborda el fenómeno de clase, más que el aspecto psicológico, semántico o antropológico de la caracterización del alienado, que he tratado en artículos anteriores. Te invito a revisar entradas anteriores para más información, Saludos>!

  3. Angel Lara permalink
    04/05/2017 10:38 pm

    Saludos camarada bueno el articulo gracias por informar al colectivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

KA

Agencia de creativos especializados en comunicación contemporánea

Ewan Robertson

Analysis from Venezuela and elsewhere

Josué Ferrer.

“Prefiero molestar con la verdad a adular con la mentira”. Lucio Anneo Séneca.

Libertaliadehatali's Blog

Enigmas, Puertas al Futuro, Otros Universos, Conspiraciones, Aventuras, Viajes al Pasado, Seres Extraordinarios....

Despertando a la Realidad

Tratamos de encontrar la VERDAD que tanto nos ocultan ELLOS.

A %d blogueros les gusta esto: